jueves, julio 26, 2018

Ciudadanos, de concierto: Manuel Valls e Inés Arrimadas con Serrat


Ciudadanos, de concierto: Manuel Valls e Inés Arrimadas con Serrat

Marc Villanueva 
Foto: @xaviercima
Barcelona. Jueves, 26 de julio de 2018

Actuación indispensable para los fans de Joan Manuel Serrat este verano en el Festival Castillo de Peralada. Una relación íntima entre el festival ampurdanés y el Noi del Poble-Sec que no podía faltar el primer año sin su alma, la mecenas Carme Mateu, fundadora y presidenta del Festival de Peralada. Serrat se ha significado mucho contra el procés, llegando a calificarlo de "esquizofrenia", una psicosis caracterizada por la indiferencia enfrente al mundo exterior. Serrat no tuvo un recuerdo para los presos políticos.


Joan Manuel Serrat omple l'Auditori Parc del Castell en la presentació del seu #Mediterraneodacappo. Serrat va dedicar tot el concert a Carme Mateu, fundadora i presidenta del Festival de Peralada. @punttv @theprojectbcn @CostaBravaFesti @JoanM_Serrat

¿Si la actuación fue el 6 de julio, por qué es noticia tres semanas después? Sabíamos que al concierto fueron políticos como Jaume Collboni o Manuel Valls y todos hicieron cola para hacerse fotos con el músico. Ahora se ha publicado la de su mejor fan: Inés Arrimadas. Sorprende que la pareja haya tardado tanto en publicar un momento de dos catalanes conocidos unidos por la música y por algunas ideas políticas. Arrimadas nunca ha ocultado que sus preferencias musicales son Serrat, Sabina y Loquillo. De los que sólo cantan en catalán prefiere los desaparecidos: Boig per tu de Sau.

Serrat siempre se ha proclamado de izquierdas pero Ciudadanos es el partido que se apropia de todo porque sólo ve españoles: una foto con una trans, un vídeo con un gay o con Marta Sánchez. Serrat también es cantautor, aunque no ha puesto letra al himno español. Muchos consideran que el mejor himno de España sería Mediterráneo. Serrat próximo al PSC, Arrimadas de Cs y quien cuelga la foto es su pareja, exdiputado de Convergència i Unió que aparece también con el flamante nuevo secretario general del PP: el murciano Teodoro García Egea.


https://www.elnacional.cat/enblau/es/television/ines-arrimadas-joan-m-serrat_291777_102.html

sábado, julio 14, 2018

Serrat navega por el mar de nuestras historias

Serrat navega por el mar de nuestras historias

En el Teatro de la Axerquía atraca 'Mediterráneo da capo', la gira del “Noi del Poble Sec” que recuerda, 47 años después de su publicación, que el disco más emblemático de la canción de autor en español es insumergible

-14/07/2018 07:13

Abre Serrat su concierto da capo (desde el principio) interpretando las diez canciones de Mediterráneo aunque no en el orden del Lp que tantos de nosotros atesora en casa en cualquier formato, regalado, comprado, heredado, en la lista de Spoty para la banda sonora de una cena entre amigos o quién sabe si robado en Simago.

Lo tenemos. Da igual el cómo.

Desde el emblema, tras una introducción musical de la banda, aparece, guitarra en mano, el jefe de todo esto. Suenan, una tras otra, Qué va a ser de ti, Vagabundear, Barquito de papel, Pueblo blanco, Tío Alberto, La mujer que yo quiero, Lucía, Vencidos, Aquellas pequeñas cosas… Y Mediterráneo, otra vez.

El maestro no se esconde: su voz está en primer plano, tal vez en excesiva o arriesgada decisión, y en tres o cuatro coplas busca la afinación atento a su pianista. Y lo consigue.


Si el Mare Nostrum es el vertebrador de nuestra Historia, de Algeciras a Estambul o de la Grecia clásica al Tratado de Schengen, pasando por Bizancio, la expansión del Islam, Venecia, el Cristianismo, las Cruzadas…, el Mediterráneo de Serrat es el de las pequeñas historias de todos y cada uno de los que abarrotábamos anoche el Teatro de la Axerquía (los 3.000) con nuestras pequeñas victorias y fracasos, con los anhelos, las ilusiones, las esperanzas.

Esperanzas también de otros congéneres que, lamentablemente, vemos hoy cómo se quedan en el fondo de nuestro mar convertido muchas veces, insoportablemente demasiadas, en un sarcófago.

Lo dejó claro Serrat cuando cantó Plany al mar, toda una oración, un planto, que años después de componer Mediterráneo está más presente que nunca, o una versión de La mer, de Charles Trenet, interpretando en francés “sus reflejos de plata”. Ah, el Mediterráneo con sus “cientos de lenguas” y “sus islas cientas, desde la magnífica Sicilia a la mínima Ítaca”, nos recordó el cantor.

El capitán se hace acompañar por su tripulación de confianza: los oficiales de puente Ricard Miralles al piano y la dirección musical y Josep María Mas Kitflus a los teclados, encargado de revisar aquellos arreglos que elaboraran en 1971 Juan Carlos Calderón, Gian Piero Reberberi y Antoni Ros-Marbá. En la sala de máquinas, Vicente Climent (batería) y Tomás Merlo (contrabajo y bajo eléctrico) y la suma de la competente marinería formada por David Palau a la guitarra y Uxía Amargós con la viola.

A las canciones de Mediterráneo se sumaron éxitos como una divertida versión en modo charleston de Algo personal, siempre a tener en cuenta, o la manera de levantar al personal con imparables himnos como Para la libertad (un grito del poeta pastor, Miguel Hernández) o Cantares –Machado, nacido tierra adentro y enterrado en Colliure, al borde del último mar, ya saben-.

Muy emocionante fue también que volviésemos a rescatar una espectacular versión de Menos tu vientre, con la guitarra al pecho de Joan Manuel sentado en su taburete del Bocaccio y Uxía con su viola al borde del escenario para recordarnos “que el mundo no está bien, y no digo yo que vaya a estar mejor, pero sin tener en cuenta a las mujeres, mucho peor”.

Petición popular

No estaba previsto, pero una voz popular, desde un rincón de la plaza pública de La Axerquía, gritaba entre canción y canción del repertorio de la orquesta: “¡Curro el Palmo! ¡Curro el Palmo!”. Y tuvo recompensa: el cantor tuvo a bien interpretar, graciosamente, el Romance de Curro el Palmo.

Y, después, en el pueblo, se acabó la fiesta.

Ulises, el curioso, vuelve a partir.

Gràcies, nano. Hasta la próxima.
https://cordopolis.es/2018/07/14/serrat-navega-por-el-mar-de-nuestras-historias/

martes, julio 10, 2018

Joan Manuel Serrat - Fiesta

Antonio Machado y Cataluña


Antonio Machado y Cataluña

Machado, nadie lo dude, hubiera tirado al racista al interior de la fuentecita. Y de cabeza además.

2018-07-10

La cuestión catalana, sobre todo, es muy desagradable. En esto no me doy por sorprendido, porque el mismo día que supe del golpe de mano de los catalanes lo dije: "Los catalanes no nos han ayudado a traer la República, pero ellos serán los que se la lleven". Y en efecto, contra esta República, donde no faltan hombres de buena fe, milita Cataluña. Creo con don Miguel de Unamuno que el Estatuto es, en lo referente a Hacienda, un verdadero atraco, y en lo tocante a enseñanza, algo verdaderamente intolerable. Creo, sin embargo, que todavía cabe una reacción a favor de España, que no conceda a Cataluña sino lo justo: una moderada autonomía, y nada más.

Son palabras de Antonio Machado, el poeta. El mismo Antonio Machado poeta del que nunca nada han leído, es evidente, ni el presidente Sánchez ni ese asesor suyo tan cacareado, el Iván Redondo que le hizo comparecer en la fuentecita junto al racista. Ese mismo que también le manda posar con gafas tintadas en los asientos de los aviones, pues es sabido que ahí dentro fai un sol de carallo, que dirían Os Resentidos. Por primera vez en la historia de España está llegando al poder una generación joven que no ha leído nada serio en toda su vida. Una generación que es toda ella carne de series de televisión, manuales de autoayuda y frases efectistas que nunca desborden los estrictos límites del formato twitter. Una generación, la de la nueva élite que viene, que aprendió inglés e informática en el colegio, pero que nunca ha abierto un libro de alguien como Antonio Machado.

Ni lo ha abierto ni lo abrirá. Entre otras razones, porque es alérgica a la alta cultura. Lo suyo, como mucho, llega a Paolo Coelho y Ken Follett. Como mucho, digo. Por eso el ridículo de la muy estudiada estampa televisiva de Sánchez y el racista ante la fuentecita machadiana. El racista, que tiene una edad, la de los que crecieron todavía en la era de Gutenberg, yo creo que sí sabe quién fue Machado, y la repugnancia intelectual y moral que le suscitaron siempre los nacionalistas catalanes. Por algo en el principal periódico de la Prensa del Movimiento, el diario Ara, se publican con alguna frecuencias artículos denostando con saña la figura del creador de Juan de Mairena. Seguro que el racista era el único que sabía de qué iba el asunto cuando les hicieron la foto. Los otros, Iván, Pedro y el resto, me temo que de Machado solo conocen las letras que convirtió en canciones Joan Manuel Serrat. Decía Sartori que el Homo videns, que no es otro que el votante medio, deviene incapaz ya de soportar un razonamiento que dure más de cinco minutos si no está ilustrado por un video con imágenes coloristas. Pandemia contemporánea que en la política se ha traducido en el abandono del raciocinio argumentativo en favor de la sentimentalización pueril de los mensajes.

Terreno ese, el del kitsch escénico, que es donde se materializa a diario el trabajo de los Iván Redondo de todos los partidos. Ignorantes que diseñan imágenes para influir a través de ellas en ignorantes que solo interpretan el mundo a través de imágenes.


En su último artículo de prensa, publicado precisamente en La Vanguardia solo tres meses antes de morir, en noviembre de 1938, escribe Machado, por entonces aún refugiado en Barcelona:


España no es una invención de la diplomacia extranjera o la resultante de tratados de paz más o menos ineptos. Lleva siglos de vida propia, perfectamente definida por su raza, por su lengua, por su geografía, por su historia y por su aportación a la geografía universal. No dudéis un momento que traiciona a su patria quien se niegue a defenderla contra la invasión extranjera.

De estar vivo, Machado, nadie lo dude, hubiera tirado al racista al interior de la fuentecita. Y de cabeza además.

(Busto de Antonio Machado | David Alonso Rin)

https://www.libertaddigital.com/opinion/jose-garcia-dominguez/antonio-machado-y-cataluna-85560/

Serrat, Hombres G, Rozalén o Pablo López actuaran en los Conciertos de la Muralla de Alcalá


Serrat, Hombres G, Rozalén o Pablo López actuaran en los Conciertos de la Muralla de Alcalá

La concejal de Festejos de Alcalá de Henares, María Aranguren, ha presentado esta mañana junto al representante de la empresa Emotional Events, José Torrano, los Conciertos de la Muralla 2018, en los que estarán presentes artistas de la talla de Sara Baras, Rozalén, Hombres G y Sidecars, Joan Manuel Serrat, Pablo López o Diego el […]

Autor: admin
2018/07/10 2:37 PM

La concejal de Festejos de Alcalá de Henares, María Aranguren, ha presentado esta mañana junto al representante de la empresa Emotional Events, José Torrano, los Conciertos de la Muralla 2018, en los que estarán presentes artistas de la talla de Sara Baras, Rozalén, Hombres G y Sidecars, Joan Manuel Serrat, Pablo López o Diego el Cigala, entre otros.

Este año, como novedad, el Recinto Amurallado del Palacio Arzobispal, lugar donde tendrán lugar los conciertos, dispondrá de un renovado auditorio al aire libre con gradas, diferenciándose dos aforos en el auditorio: uno numerado, con capacidad para 2.500 personas, y otro de pie, donde podrán reunirse hasta 4000 personas.

El ciclo de conciertos lo abrirá Sara Baras el 25 agosto con su espectáculo “Sombras”. El día 26 de agosto tendrá lugar el espectáculo infantil “Jurásico, la isla perdida”; el 28 de agosto será el turno de “Ke buena summer Festival”, con entrada gratuita; el 29 de agosto actuarán durante 4 horas Hombres G y Sidecars; el 30 de agosto será el turno del Tributo a Fito y El Barrio, el 31 de agosto de Diego el Cigala y el 1 de septiembre actuará el Dúo Dinámico.

Fuera de la semana de Ferias, Rozalén ofrecerá su actuación el 15 de septiembre, Joan Manuel Serrat lo hará el 21 de septiembre, The Urban Wall Festival el 22 de septiembre, Niña Pastori el día 28 de septiembre y, para finalizar, Pablo López actuará el 29 de septiembre.

Los precios de las entradas oscilan entre los 15 y los 50€. A lo largo de esta semana se pondrá en marcha una nueva plataforma de venta online, a través de www.alcalaentradas.com. Además, habrá puntos de venta físicos en Alcalá de Henares: restaurante Pepe Pasión, tienda Sol Luz Alcalá, viajes Doncel, viajes Mondiel, Zafiro Tours, Alcalá Dino papelería y librería y Don Buscón.

El 30% del aforo de los conciertos estará dedicado sobre todo a los alcalaínos y alcalaínas, que podrán adquirir sus entradas en los puntos de venta físicos a 15€ + el 10% de IVA (16,50€). De igual manera , los peñistas de la ciudad podrán acceder de forma gratuita al concierto Tributo a Fito y El Barrio del día 30 de agosto, que mantendrá un precio simbólico de 2€ para el resto del público.

La concejal de Festejos, María Aranguren, ha destacado que se trata de “un ciclo excepcional de conciertos, con un espacio también excepcional que se verá embellecido en agosto con la iluminación de la muralla”. Aranguren también se ha mostrado muy satisfecha con que “Alcalá sea el único sitio de la Comunidad de Madrid donde podrán verse muchos de estos espectáculos, mejorados con respecto a otros años gracias a la buena marcha económica del Ayuntamiento”.

Próximamente el Ayuntamiento de Alcalá de Henares presentará los conciertos gratuitos de Ferias, así como los Conciertos de la Paloma.

http://www.actualidad21.net/serrat-hombres-g-rozalen-o-pablo-lopez-actuaran-en-los-conciertos-de-la-muralla-de-alcala/


lunes, julio 09, 2018

Aires de mar en el auditorio

Aires de mar en el auditorio

Joan Manuel Serrat repasa en Murcia los temas de ´Mediterráneo´ en un emocionante concierto en que recordó muchas otras ´joyas´

L. O. 09.07.2018 | 04:00

No faltaron sus incondicionales, los que le han seguido desde siempre ni los que han ido descubriendo a lo largo de estas décadas su música y sus versos. El Auditorio Víctor Villegas se llenó ayer para recibir a Joan Manuel Serrat, que hacía escala en Murcia para celebrar los 47 años desde que publicara una de sus joyas, Mediterráneo. Y con ese himno y el público en pie comenzó un concierto en el que repasó los grandes temas de ese álbum, regalando además algunas de sus otras inolvidables canciones.

El cantautor catalán explicó entre bromas que lo normal hubiera sido celebrar el cincuenta aniversario del disco, pero «no estoy para esperar». Y su público tampoco quería esperar más para recordar con el ´Nano´ temas como Qué va a ser de ti, Vagabundear, Barquito de papel, Lucía o Aquellas pequeñas cosas, todas del álbum que protagoniza la gira. Serrat también navegó por otros temas que hacen alusión al mar, a un mar que adora y le vio nacer pero que hoy, denunció, está empañado por el drama de la inmigración y las personas que mueren en él. Pero un mar que sigue sonando tan bello como siempre en temas como La Mer, que interpretó en francés.

Serrat también rememoró sus grandes versiones de los poemas de Machado con Cantares, y de Miguel Hernández, con Para la libertad, entre otras. Penélope y Hoy puede ser un gran día, tampoco faltaron en un repertorio que se fue sucediendo con algunos problemas técnicos, por lo que se disculpó al final con los espectadores, a los que agradeció acompañarle en este viaje «tan accidentado». Que no lo fue tanto para el público, agradecido por la entrega de este cantautor durante las más de dos horas que duró este viaje por el Mediterráneo.


https://www.laopiniondemurcia.es/descubre-fds/2018/07/09/aires-mar-auditorio/936930.html

Serrat, en toda su plenitud

Serrat, en toda su plenitud

El cantante hace las delicias de un abarrotado Auditorio regional

J. M. A. MURCIA.
Lunes, 9 julio 2018, 08:18

Joan Manuel Serrat es y será eterno. Anoche lo demostró en un abarrotado Auditorio Víctor Villegas, al que llegó con su gira 'Mediterráneo da capo', con la que conmemora el 47 aniversario de su gran éxito, «porque a los cincuenta no sé si llegaremos», dijo el cantautor al respetable.

El público se rindió sin condiciones desde la primera estrofa de esa misma canción: «Quizás porque mi niñez sigue jugando en tu playa...», que fue con la que inició la actuación y que se ha convertido ya en un himno imperecedero de la cultura musical hispana. Una canción, según él mismo relató en otro momento del concierto, que bien podría servir como antídoto contra la irresponsable contaminación del mar y el olvido de las cientos de pateras con inmigrantes que surcan sus olas en busca de un mundo mejor.

Uno de los momentos más electrizantes se produjo cuando el auditorio al completo cantó a coro «golpe a golpe, verso a verso...», de la inolvidable 'Cantares'. 'Penélope', 'Aquellas pequeñas cosas' y 'Hoy puede ser un gran día' fueron otros de los temas que pusieron la carne de gallina a más de uno.

Campechano y espontáneo, a Serrat no le costó lo más mínimo conectar con un público que le adora desde hace décadas y que es capaz de perdonárselo todo.

Otro momento entrañable de las más de dos horas de concierto que Serrat regaló a sus seguidores, fue cuando tuvo unas palabras de recuerdo para el cantautor murciano José María Galiana y su esposa, a los que dedicó 'Mis abarcas desiertas'.


http://www.laverdad.es/culturas/musica/serrat-plenitud-20180709002635-ntvo.html

sábado, julio 07, 2018

El Mediterráneo de Serrat inundó Peralada

El Mediterráneo de Serrat inundó Peralada

El cantautor triunfó por todo lo alto ante las gradas abarrotadas del festival

MIQUEL JURADO
Barcelona 7 JUL 2018 

En su primer amarre en tierras catalanas el nuevo espectáculo de Serrat triunfó por todo lo alto ante las gradas abarrotadas de Peralada. Un triunfo apoteósico conseguido a base de una sutil y lúcida manipulación de la nostalgia que transformó un puñado de canciones con cuarenta y siete años a sus espaldas en un poderoso misil de total actualidad.


Especialistas y aficionados coinciden al escoger Mediterráneo como el mejor disco de la historia del pop hispano. Puede que alguien lo discuta pero tras el concierto del viernes nadie se atreverá a negar que no ha pasado el tiempo sobre aquel plástico que nos sorprendió en 1971. Sus diez canciones, es decir todas, suenan frescas, rotundas y siguen emocionando como la primera vez que las escuchamos. ¿Qué otro disco soporta ser interpretado al completo medio siglo después sin arrancar ni un solo bostezo?

Serrat ha regresado al mar de su juventud, y de la nuestra, cantando todas y cada una de las canciones del mítico disco, solo ha cambiado el orden. Nuevos arreglos que desafían al tiempo y que calan hondo sobre los que se mostró pletórico de voz y de poderío escénico.

El escenario también desafiaba al tiempo recuperando la gran vela blanca que Fabià Puigserver diseñara en 1984 para la gira que se plasmó en el doble disco En directo. Claro que las diapositivas que entonces se proyectaban sobre ella se han transformado en vídeos impactantes de gran belleza plástica que llenan de sugerencias cada canción.

Rodeado de un grupo de músicos tan fieles como efectivos y un sonido de lujo, Serrat, traje oscuro sin corbata, guitarra en mano, inició la velada, no podía ser de otra manera, con Mediterráneo e inmediatamente quiso dedicar el concierto a la recientemente desparecida Carme Mateu, alma del certamen: “He actuado dieciocho veces en el festival y es la primera que no está ella”, comentó con un emoción.

En las gradas expectantes y entregadas se había congregado un público de lo más variado, desde el lujo colorista de la nocturnidad ampurdanesa hasta atuendos recién llegados de la playa (más, eso sí, de los primeros que de los segundos) y un puñado de políticos de todos los colores, desde Manuel Valls hasta Jaume Collboni, dejándose ver y, sobre todo, haciendo cola al acabar el concierto para hacerse la foto de rigor con el cantante.

Y Mediterráneo discurrió entero entre la euforia de los asistentes no ya por reencontrarse con viejas canciones sino por reencontrarse con ellos mismos. Repitió Mediterráneo para cerrar esa primera mitad y siguió vagando por ese mismo mar. Habló de Ítaca, de los cadáveres de tantos migrantes o de las montañas de plástico que llenan su fondo. Recordó que el Atlántico y el resto de océanos no son más que afluentes del Mediterráneo y se balanceó entre la alegría de La mer de Charles Trenet (cantada en francés) y la descarnada realidad de Plany al mar o el marinero hermoso y rubio con un corazón tatuado en el pecho por el que lloraba doña Concha Piquer en Tatuaje.

Cantó a León Felipe, Manuel Machado y Miguel Hernández, fue hasta su orígenes musicales con M’en vaig a peu y personales con Cançó de bressol. En ese punto recordó su ascendencia charnega: “Me reconozco en la cultura de mi padre y en la de mi madre. Me siento muy agradecido con la vida que me ha hecho mestizo”. Y muchos aplaudieron. Incendió el auditorio con Cantares, Para la libertad, Pare, Temps era temps y remató la jugada exaltando los ánimos ya exaltados con Hoy puede ser un gran día y Fiesta.

El concierto había concluido, dos horas y cuarto intensas y emotivas, pero faltaba Paraules d’amor y el público no paró hasta conseguirla y la cantó en coro con el del Poble Sec.


https://elpais.com/ccaa/2018/07/07/catalunya/1530963436_827264.html

VIVA LA RADIO. Joan Manuel Serrat, el Noi del Poble Sec, canción a canción


VIVA LA RADIO. Joan Manuel Serrat, el Noi del Poble Sec, canción a canción

07/07/2018

Analizamos la trayectoria del artista con Luis García, autor polifacético en cuya obra se funden literatura, cine y canción de autor, territorios a los que se encamina su trayectoria como poeta, narrador y ensayista.


Serrat repasa sus éxitos

Serrat repasa sus éxitos

Auditorio Víctor Villegas. Murcia. Domingo, a las 21.00 horas. Entrada: 50 y 75 euros.

LA VERDADMurcia
Sábado, 7 julio 2018


Ya pasaron más de cuatro décadas desde que Joan Manuel Serrat diera voz, por primera vez, a 'Mediterráneo'. Este y otros temas del cantautor barcelonés tan populares como 'Cantares', 'Lucía' u 'Hoy puede ser un gran día', con los que llegó al corazón de varias generaciones, se podrán disfrutar este domingo por la noche en un concierto enmarcado en la gira 'Mediterráneo Da Capo', un término italiano que significa «volver al principio».

Serrat navega a toda vela en Peralada

Serrat navega a toda vela en Peralada

El cantante arrasa con 'Mediterráneo da capo', un trabajo que gira en torno a su mítica canción

César López Rosell
Peralada - Sábado, 07/07/2018

Era una buena oportunidad para recuperar el camino andado y volver al principio. O, si lo prefieren, para navegar por el mar del que parten las raíces de su carrera. Joan Manuel Serrat puso de pie la noche del viernes al Auditori de Peralada con ‘Mediterráneo da capo’, un espectáculo urdido en torno al himno que ha mantenido la vigencia de su mensaje desde que naciera hace 47 años. El ‘noi del Poble Sec’ se embarcó entonces en un frágil barquito de papel para, como Ulises en ‘La odisea’, descubrir nuevos horizontes, cruzar fronteras, sobrevivir a peligrosas aventuras y regresar a casa a toda vela y más reforzado en sus convicciones.

El cantante explicó las razones para que esta celebración no haya esperado a que se cumpliera su medio siglo de existencia. “Algunos así me lo aconsejaban, pero ¡para esperar estoy yo!”, dijo como haciendo una confidencia a un entregado público que no cesó a aplaudirlo durante toda la noche. “Pero si se da la oportunidad, igual repetimos”, exclamó después de rendir homenaje a la figura de Carmen Mateu: “Llevo 18 años viniendo a Peralada y será la primera vez que ella no esté. Era una persona generosa y rebosante de amor al arte y a los artistas”. Después de haber arrancado en abril en Roquetas de Mar esta gira que le llevará hasta América, la del festival ampurdanés era la primera cita en Catalunya, antes de la próxima de Sant Feliu de Guíxols y de que recale, en diciembre, en el Palau Sant Jordi.

Banda sonora fundamental 
Con Serrat sucede que el público acude deseoso de que le agiten la memoria de una banda sonora fundamental para reconocerse en ella por su hondo sentido existencial y poético. Pero las citas se acaban convirtiendo siempre en una experiencia diferente e irrepetible. Al cantante le basta con bucear en su impresionante cancionero para construir un argumento global, en este caso con el eje del mar. Y eso hizo, aportando su multiplicadora expresividad y emoción y la de una cómplice tripulación encabezada por Ricard Miralles (piano), Josep Mas ‘Kitflus’ (teclados), David Palau (guitarras), la virtuosa Uixi Amargós (viola), Vicente Climent (batería) y Tomás Merlo (eléctrico y contrabajo).

En la primera de las dos horas y media de recorrido (con un total de 27 temas), Serrat, despachó, empezando y acabando con ‘Mediterráneo’, las 10 canciones de la grabación, con títulos como ‘Que va a ser de ti’, ‘Pueblo blanco’, ‘Tío Alberto’, ‘La mujer que yo quiero’, ‘Lucía’ o ese ‘Vencidos’ alusivo al Quijote, “el personaje por excelencia la Mancha, por encima de Iniesta, Sara Montiel, Bahamontes o Almódovar”. La continuación fue una ascendente explosión de ‘hits’ populares, con alusiones marítimas como ‘La mer’ o ‘Plany de mar’. También interpretó, entre otras, ‘M’en vaig a peu’, ‘Cantares’, ‘Temps era temps’, la copla ‘Tatuaje’, ‘Para la libertad’, ‘Pare’ y la optimista ‘Hoy puede ser un gran día’.

Sentida oda
El artista ofreció una sentida oda al Mediterráneo histórico y al de la problemática actual, convertido en “sarcófago para la gente que huye de la pobreza”, además de haberse transformado de la mano del hombre en un vertedero de plástico. Aludió a la situación de desigualdad de la mujer, “capaz de hacer el mismo trabajo que el hombre, pero cobrando menos”, y deploró la violencia de género. Cuando interpretó ‘Cançó de bressol’, afirmó que era la su pieza más emotiva. Hijo de padre catalán y madre aragonesa, reivindicó ser “un charnego, expresión que no siempre se usa de forma bienintencionada”. Dijo que esta situación le permitía “ver el río desde las dos orillas y sentirse identificado con la cultura de sus progenitores”. Tras recibir una gran ovación, interpretó ‘Fiesta’ y acabó la noche triunfal con unas coreadas ‘Paraules d’amor’. 


(Serrat, durante el recital que ofreció este viernes en Peralada. / ACN / GEMMA TUBERT)


https://www.elperiodico.com/es/ocio-y-cultura/20180707/concierto-serrat-mediterraneo-da-capo-peralada-6930821

Con alma de marinero

Con alma de marinero

Joan Manuel Serrat regresa a ´Mediterráneo´ cuarenta años después de la publicación del disco

Ángel H. Sopena 08.07.2018 | 20:26

El cantautor repasará los temas de este álbum y otros de sus grandes éxitos este domingo en el Auditorio Victor Villegas de Murcia.

El album Mediterráneo es el más reconocido de Joan Manuel Serrat, uno de nuestros mejores y más queridos cantautores. El disco, imprescindible en la música hecha en español, editado en 1971 por la compañía discográfica Zafiro/Novola, contiene algunas de sus canciones más populares. Con arreglos de Juan Carlos Calderón, Gian Piero Reverberi y Antoni Ros-Marbà y con dirección musical de los dos primeros. Todos los temas -letra y música- fueron compuestos por Joan Manuel Serrat excepto la letra de Vencidos, basada en un poema de León Felipe.

La melodía que dio nombre al disco fue elegida en 2006 mejor canción popular española en un programa-encuesta de TVE, y mejor canción de la historia del pop-rock español en otra encuesta de 2006 de la revista Rolling Stone. Su letra refleja la idea del Mediterráneo como lugar común, de intercambio cultural, de puentes que han hecho que las civilizaciones se integraran y se complementaran. Coincidió con acontecimientos de calado, tanto sociales (Praga, Mayo del 68, revueltas en Latinoamérica...) como musicales (consagración de los Beatles y el pop británico).

Serrat no se planteó Mediterráneo de forma unitaria, sino que surgió como consecuencia de haber escrito las canciones que lo acabaron integrando que fueron Tío Alberto, Vagabundear, Lucía... Fue resultado del tiempo que nos había tocado vivir. Las canciones son de finales de los 60 y principios de los 70, se había producido el Mayo del 68, y en América muchos artistas ligaban la canción protesta y la social. «Influyeron en el proceso de liberación de la mujer, la libertad sexual, los hippies... Era un tiempo en que pasaban muchas cosas, y sobre todo en relación a un mundo joven que se extendía» dijo Serrat, que lleva más de cincuenta años escribiendo canciones y es uno de los embajadores más importantes de la historia de la canción de autor, ya no española o catalana, sino universal: sus canciones son prodigios en muchos casos insuperables, y muchos de sus álbumes son clásicos que no sólo sobreviven al paso del tiempo, sino que se resignifican, y resignifican la vocación de cantor.

Además de las diez canciones de aquel disco básico, también otras ilustres de su repertorio suenan en una gira con la que mañana llegará al Auditorio Víctor Villegas de Murcia en un concierto para el que apenas quedan entradas. A sus 74 años, El Noi Del Poble Sec no tiene ninguna intención de dejar los escenarios.

A ciertas alturas de la vida, todo son aniversarios y echar cuentas de los veinte años transcurridos. Ya quisiéramos que de todo hiciera 20 años, como dijo -hace mucho- Gil de Biedma. Hace más de 20 años que hizo otros tantos de que Serrat cantara Ara que tinc vint anys. Como en una incesante balada de otoño, ahí sigue Serrat -fatalmente crepuscular, como algunas buenas películas, pero no decadente-, desde Paraules d'amor, Cançó de matinada y La tieta. Tampoco mueren nunca los viejos cantautores. En su espectáculo Mediterraneo Da Capo Serrat canta, por primera vez, en delicado desorden con respecto al del disco, las 10 canciones de aquel LP fundamental donde joyas como Lucía, Aquellas pequeñas cosas, Pueblo blanco, Barquito de papel y la mítica Mediterráneo, escrito en 1971 en un hotel de la Costa Brava, junto a lo mejor de su amplísimo repertorio y alguna sorpresa musical de nuevo cuño.

El 47º aniversario de Mediterráneo, es una cifra que, según bromeó el autor durante la presentación hace unos meses, «no es muy redonda», pero no ha querido esperar a los 50 años de la publicación para llevar a cabo la gira. Serrat regresa al Mediterráneo que nunca abandonó. En tiempos de visados, fronteras y alambradas, el artista ha tenido la feliz ocurrencia de considerar que, además de ciudadano del mundo, de catalán, español y europeo, lo es sobre todo de su mar de cada día, de esa patria líquida que une, más que separa, continentes, tradiciones, creencias, colores de piel e incluso hombres y mujeres que nadan en sus playas, navegan en sus yates y naufragan en sus pateras. El joven Aristóteles lo dejó muy claro que hace veinticuatro siglos cuando dijo: «Existen tres clases de personas: los muertos, los vivos y los que van por mar» Serrat pertenece a esta última estirpe.

Hay canciones, momentos, imágenes que se nos quedan clavadas en el alma por más tiempo que transcurra, por más que nuestra vida haya cambiado tanto que apenas si nos reconocemos en el blanco y negro de viejas fotografías. Con independencia de los caprichos del azar, Serrat sigue jugando en la playa. Se presenta en esta ocasión, con un sexteto liderado por Ricard Miralles (piano) -su alma gemela- y Josep Mas Kitflus (teclados). Lo completan David Palau (guitarra), Vicente Climent (batería), Tomás Merlo (bajo) y Uxia Amargós (viola). Cerca del mar.


https://www.laopiniondemurcia.es/descubre-fds/2018/07/07/alma-marinero/936520.html#

FESTIVAL PERALADA Serrat revive su "Mediterráneo" ante el público que lo ha visto crecer

FESTIVAL PERALADA
Serrat revive su "Mediterráneo" ante el público que lo ha visto crecer 

Joan Manuel Serrat ha actuado esta noche en el Festival de Peralada (Girona), donde el artista ya ha actuado en dieciocho ocasiones, para revivir su ya reconocido "Mediterráneo" frente al público que lo ha visto crecer.

Agencia EFE
07 DE JULIO DE 2018

Joan Manuel Serrat ha actuado esta noche en el Festival de Peralada (Girona), donde el artista ya ha actuado en dieciocho ocasiones, para revivir su ya reconocido "Mediterráneo" frente al público que lo ha visto crecer.

El cantautor catalán es el artista que más veces se ha subido al escenario ampurdanés, donde esta noche ha iniciado su gira que tiene como eje vertebrador el disco "Mediterráneo" de 1971 y que le hará viajar por toda Cataluña

Tras empezar el concierto con "Mediterráneo", el himno "serratiano" por excelencia, Serrat se ha dirigido al público de Peralada para indicar que ya lleva dieciocho años asistiendo a la cita ampurdanesa pero que esta vez "es la primera sin Carmen Marteu".

"Fue una mujer generosa, con una enorme capacidad de trabajo y que conectaba perfectamente con los artistas" ha augurado el artista, que ha indicado que "año tras año la seguiremos recordando como se merece".

Serrat, que ha agotado las entradas para la cita de esta noche, ha dedicado el concierto a Mateu, que falleció el pasado 24 de enero a los 81 años.

Durante el concierto, el del Poble Sec ha repasado las diez canciones que formaron parte de aquel disco que le convirtió en el Serrat que es hoy en día, un hombre posiblemente más sabio y con una trayectoria de casi 50 años de letras y melodías.

Tras dar la vuelta al mundo durante estas cinco décadas como artista, Serrat ha iniciado esta noche la que será una etapa para recordar los principios y sobre todo para expresar su amor por el mar Mediterráneo.

Mañana será el turno para el vocalista, compositor y letrista Rufus Wainwright, que pisará por primera vez en sus veinte años de carrera el escenario de Peralada para ofrecer los grandes éxitos de su dilatado repertorio.

Su obra es un repaso del barroco más cargado y ornamentado al pop más fácil y comercial, con canciones únicas como "California", "Dinner At Eight" o "Gay Messiah Cigarettes And Chocolate Milk".

El artista presentará, además, un ciclo de diálogos en la Biblioteca del Castillo de Peralada, acompañado del director y guionista de cine Roger Gual, con quien hablará de cine y de ópera. 


http://www.cope.es/noticias/cultura/serrat-revive-mediterraneo-ante-publico-que-visto-crecer_236355

Serrat y su Mediterráneo sin fronteras

Serrat y su Mediterráneo sin fronteras

La gira de su medio siglo de carrera recala en el Festival de Peralada

MAGÍ CAMPS, PERALADA
07/07/2018 03:10

Con sólo 28 años, Joan Manuel Serrat publicó el disco que ha acabado siendo el más emblemático de su carrera, ya que más de la mitad de sus diez canciones han sonado repetidamente en todos sus conciertos desde entonces. Corría el año 1971.

Mediterráneo , la que da título al álbum y a su gira de este 2018, Mediterráneo da capo , fue escogida por votación popular de TVE la mejor canción del siglo XX. Nada más y nada menos. Es una composición sin estribillo, con dos secuencias de 24 versos rematadas con la coda “Nací en el Mediterráneo”. Pero contienen todo lo que significa este mar, que ha sido cuna de nuestra civilización y hoy es el peor símbolo de la lucha entre el Norte y el Sur.

Incluso el joven Serrat se permitió dedicar algunos de aquellos versos a redactar su testamento vital, para que su cuerpo sea camino y dé verde a los pinos y amarillo a la genista. Pero el Noi del Poble Sec también denunciaba, 47 años atrás, todo el sufrimiento del que este mar ha sido testimonio, unos versos que parecen escritos hoy: “A fuerza de desventuras, tu alma es profunda y oscura”.

Por ello ayer, en el Festival Castell de Peralada, el cantautor recordó el drama que se vive hoy mismo en sus aguas y homenajeó a los que arriesgan su vida para salvar la de otros.

Serrat revisitó aquel álbum mítico coincidiendo con su medio siglo de carrera y los 47 años de su publicación. “¿Por qué no he esperado a los 50?”, y él mismo se respondió: “Para esperar estoy yo, ¿me entienden? Esto de esperar, lo justo”. Empezando por Mediterráneo y siguiendo con canciones también míticas, como Qué va a ser de ti , Vagabundear , la entrañable Barquito de papel , la inmensa Pueblo blanco, pasando por el singular Tío Alberto (Alberto Puig Palau, un personaje que vivió a contracorriente y que ayudó a Serrat en sus inicios). No faltó la sencillez de La mujer que yo quiero , tampoco Lucía –la más bella historia de amor–, la mínima pero enorme Aquellas pequeñas cosas , y el demoledor poema Vencidos , el único tema del disco cuya letra no es del cantautor, sino que la toma prestada de León Felipe: “Por la manchega llanura, / se vuelve a ver la figura / de don Quijote pasar...”.

Una vez desgranados uno a uno los diez temas de Mediterráneo desde el principio (da capo), Serrat navegó por las aguas de nuestro mar, ora procelosas, ora calmas, al timón de ese barco en que convirtió su concierto, con un pasaje entregado, atento a todas las indicaciones del capitán. El cantautor estuvo acompañado por su banda habitual, impecable en la ejecución de los arreglos del siempre eficiente Ricard Miralles, al piano; con Josep Mas Kitflus, tecla­dos; Úrsula Amargós, viola; David Palau, guitarra –marcando el ritmo con su gorra–; Tomás Merlo, bajo, y Vicente Climent, batería.

A continuación Serrat sorprendió con La mer , la canción con que triunfó Charles Trenet en 1946, y añadió más canciones con el mar de fondo, como Plany al mar . También cantó Tatuaje , otra sorpresa de la noche ampurdanesa, y no faltó Cantares , Me’n vaig a peu , Algo personal, Seria fantàstic, Temps era temps , hasta la traca final: Para la libertad, Pare y su siempre positiva Hoy puede ser un gran día .

La segunda noche del festival, el castillo de Peralada lució magnífico. La 32.ª edición ha arrancado con brío y con su fundadora, Carmen Mateu, en la memoria. Serrat la recordó como “una mujer buena, generosa, llena de amor para los artistas –que sentía como ­propios, porque así lo acababan siendo– y con una capacidad de trabajo extraordinaria”. Pero el cantautor, emocionado, cerró pragmático su recuerdo: “Más vale que sigamos haciendo música los que quedamos”.

Allí estaban la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas; el presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls; el jurista Eugeni Gay; el concejal de Barcelona Jaume Collboni y el escritor Albert Espinosa, entre otros.


http://www.lavanguardia.com/cultura/20180707/45726134386/joan-manuel-serrat-concierto-festival-peralada-mediterraneo.html

viernes, julio 06, 2018

Pendiente de ti (Joan Manuel Serrat)

Pendiente de ti
(Joan Manuel Serrat)

¡Eres tan egoísta...! Sólo piensas en ti.
Vienes en mi busca cuando necesitas cuartelillo,
y en cuanto lo consigues me dejas y te vas
sin fumarte, siquiera, un cigarro conmigo.

Siempre la misma jugada.
Me utilizas y a otra cosa.
No hablamos nunca de nada.
Ni te esfuerzas en mentir.
Ni me sacas a cenar.
Ni te quedas a dormir.

No sé quién eres tú
ni lo que soy para ti.
Si hay algo entre tú y yo
te importa un pito.

No sabes que vivo
pendiente de ti
y tengo también
mi corazoncito.

Así le habló la rama al pajarillo...
Vienes en mi busca cuando necesitas cuartelillo.
Y así lo repetían, desencantados,
una musa a un poeta y un voto a un diputado.

Y el cordel a la peonza,
y un rayo de sol a un viejo,
y las montañas al eco,
y el soldado al comandante;
y la guitarra a la canción
y la canción al cantante.

Pero te prevengo que no voy a permitir
que sigas jugando con mis sentimientos.
Vendrás a buscarme cualquier día de estos
y tal vez entonces ya no estaré aquí...

No sabes que vivo
pendiente de ti.

Joan Manuel Serrat - Pendiente de ti

jueves, julio 05, 2018

La Odisea musical de Serrat


La Odisea musical de Serrat.

El cantautor catalán evoca la epopeya de los migrantes al cruzar el Mediterráneo buscando una vida mejor y reivindica la igualdad con la denuncia de temas como la violencia machista o la discriminación salarial

Marc Llorente 05.07.2018 | 02:01

El Auditorio de la Diputación de Alicante vistió sus mejores galas anoche para dar la bienvenida al cantautor catalán, español y europeo Joan Manuel Serrat.

Completamente inundado de espectadores que, aunque le conocen de sobra, nunca se cansan de escucharle, a Serrat le conmueve siempre poder pisar los escenarios y le gusta pensar en cada miembro del público.

La odisea del cantautor recorre ciudades y países en el 47º aniversario de Mediterráneo, uno de los álbumes de su amplia carrera y el más reconocido. El artista barcelonés circula por la carretera y navega desde hace 50 años con anticiclones y borrascas en su trayectoria vital. Despliega las velas musicales, vuelve a mirar al mar, y la entusiasta afición sueña de nuevo, recuerda y saltan las emociones en estas dos horas de concierto con su emblemático catálogo de temas como Lucía, Aquellas pequeñas cosas, Pueblo blanco, Barquito de papel o La mujer que yo quiero.

Otra travesía de ida y vuelta con la que Serrat sigue llenando de experiencias el equipaje. Teniendo en consideración que los sentimientos son el motor de la vida, «Mediterráneo da capo», la nueva gira del cantante, transmite y despierta calurosas ovaciones. Airea las canciones del mítico disco Mediterráneo, con la principal canción que no puede dejar en la cuneta, y otras con su inconfundible timbre de voz. El mismo de siempre, más o menos, a sus 74 años de edad. La música de Joan Manuel Serrat rompe fronteras, une culturas y tradiciones distintas. Entre pateras y yates -recordó que el Mediterráneo de su niñez es hoy «un inmenso sarcófago»-, Serrat pertenece a la estirpe de quienes surcan las aguas y cruzan el charco.

Este joven maduro continúa con la guitarra a cuestas y un puñado de historias que contar en su gira mediterránea. Retratista de paisajes y emotividades con esa sensibilidad creadora y su tono intimista o rítmico, interpreta Tío Alberto, Qué va a ser de ti, Cantares o el himno Para la libertad, de Machado y Miguel Hernández, respetivamente. Deleita a la gente que le ha venido siguiendo, y puede atraer a las nuevas generaciones. Cercano, irónico, comprometido con los derechos y con veteranía para enganchar.

Reivindica la igualdad femenina y las diferentes formas de amor, a la vez que señala: «Mujeres que mueren de amores malos», refiriéndose a la violencia machista.

No faltan el toque burlesco de Algo personal, la canción francesa La mer o Menos tu vientre. Evoca la canción española con Tatuaje, y la nostalgia, no exenta de contemporaneidad, está bien servida por la banda que arropa al líder. Todos pudieron lucirse. También cantó Hoy puede ser un gran día. O una gran noche. De Serrat.


https://www.diarioinformacion.com/cultura/2018/07/05/odisea-musical-serrat/2039930.html

martes, julio 03, 2018

Serrat vuelve al Mediterráneo en el ADDA

Serrat vuelve al Mediterráneo en el ADDA

El cantautor catalán abre esta noche la programación de verano del Auditorio Provincial

Rogelio Fenoll 03.07.2018 | 22:25

El cantautor catalán Joan Manuel Serrat regresa hoy a Alicante con la gira Mediterráneo da capo, con la que vuelve a revivir su icónico disco Mediterráneo 47 años después. El concierto, a las 22 horas, abre la programación de verano del Auditorio de la Diputación de Alicante (ADDA), escenario por el que pasarán también esta semana el cantaor Miguel Poveda (jueves) y el armonicista Antonio Serrano (sábado) considerado uno de los mejores especialistas del mundo en su instrumento. Las entradas anticipadas se han agotado, aunque siempre se ponen a la venta en taquilla el día del concierto unas pocas.

El título del espectáculo (da capo es un término italiano que significa volver al principio) se debe a que el eje principal de los conciertos será su disco Mediterráneo (1971). En ese viaje repasará, entre otras, las 10 canciones de aquel LP, entre las que se encuentran Lucía, Aquellas pequeñas cosas, Pueblo blanco, La mujer que yo quiero y la mítica Mediterráneo. ·»Recorrer caminos, cruzar fronteras, conocer otros mundos y finalmente regresar a casa con lo aprendido en la travesía de ida y vuelta, como las olas», explica el catalán en la comunicación del concierto.

Serrat llevará este espectáculo a varias ciudades españolas, europeas y latinoamericanas en el 47º aniversario de Mediterráneo, una fecha que según bromeó el autor durante la presentación hace unos meses «no es muy redonda», pero no ha querido esperar a los 50 años de la publicación para llevar a cabo la gira. «Lo que hace 50 años parecía infinito, la vida me ha demostrado que es finito y delicado y quién sabe si luego no tengo aire para soplar las velas, yo me anticipo», decía, tras confirmar no obstante que está en un buen estado de salud.

Para los que no puedan escucharle esta noche, Serrat volverá a la provincia de Alicante para un concierto el 2 de agosto en Eras de la Sal de Torrevieja. Su último concierto en Alicante fue en julio de 2015 en la plaza de toros en el marco de la gira de presentación del doble álbum Antología Desordenada que reunía sus mejores 50 canciones. Serrat recibió el pasado 9 de octubre la Alta Distinción de la Generalitat Valenciana por «su defensa de valores, lucha democrática y defensa de las libertades durante el franquismo» y «por su contribución a rescatar del olvido y difundir la obra de poetas valencianos, como Miguel Hernández».


https://www.diarioinformacion.com/cultura/2018/07/04/serrat-vuelve-mediterraneo-adda/2039384.html#

Un mar de olivos “mediterráneo”

Un mar de olivos “mediterráneo”

Solo 1.300 espectadores podrán ver de cerca a Serrat en una cita que aún dispone de entradas

CULTURA | EMILIO PRIETO | 03/07/2018

La brisa del Mediterráneo acariciará el mar de olivos jiennense el próximo 11 de julio, fecha en la que Joan Manuel Serrat pasará por Baeza para ofrecer el que será el concierto más íntimo de su gira Mediterráneo Da Capo. Y es que solo 1.300 espectadores podrán ser testigos de este encuentro, que comenzará a las 21:30 horas, y que tendrá como escenario la Plaza de Santa María del municipio jiennense. Allí, el artista catalán ofrecerá un repaso de su trayectoria musical que tendrá como eje central Mediterráneo, el octavo álbum de su carrera, que fue publicado en 1971. De esta manera, temas como Lucía, Aquellas pequeñas cosas, Pueblo blanco o Barquito de papel —además de la canción homónima a este disco— sonarán para deleitar a todos los jiennenses y visitantes que quieran estar más cerca que nunca del cantautor.

En la agenda cultural baezana se remarca, así, uno de sus conciertos más significativos que, además, llegará para celebrar el 15 aniversario de la declaración de Baeza como Patrimonio de la Humanidad. Y es que Serrat volverá a encontrarse con Antonio Machado y con la ciudad en la que el poeta vivió entre 1912 y 1919. Y lo hará, precisamente, con uno de sus mayores triunfos discográficos que forman parte de su trayectoria, como fue su quinto LP, titulado Dedicado a Antonio Machado, poeta con el que el artista triunfó con canciones tan reconocidas como La saeta, Retrato, Cantares, Españolito o He andado muchos caminos, entre otras. Editado en 1961, pocos apostaron por este trabajo que, posteriormente, se convirtió en uno de los más vendidos y con mejores críticas cosechadas. Serrat y Baeza se han convertido en un binomio musical de raíces profundas, un reencuentro esperado tanto por los vecinos del municipio como por el artista que, sin lugar a dudas, se traducirá a un homenaje a su carrera y su paso por esa tierra. Además, el éxito de Mediterráneo Da Capo viene avalado por sus conciertos anteriores. La gira comenzó el pasado 22 de abril en el Auditorio de Roquetas de Mar con las entradas agotadas desde semanas antes. Su regreso a los escenarios despertó una gran expectación y colgó el cartel de entradas agotadas en ciudades como Burgos, Logroño, Mérida, Madrid, Buenos Aires y Santiago de Chile.

En el caso de Baeza, las entradas siguen a la venta en páginas oficiales como jmserrat.com y ticketmaster.es. Se trata de una cita acogedora, promovida por Diario JAÉN a través de Rosetas Eventos 360º y con el patrocinio del Ayuntamiento de Baeza, mediante su Concejalía de Educación, Cultura y Fiestas. Además, esta iniciativa cuenta con la colaboración de la sede Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), en Baeza. Asimismo, la gira está organizada por Riff Producciones, Get In y The Project en acuerdo con Berry Producciones.


GRAN VIAJE MUSICAL 
AL PASADO
Puede que Mediterráneo sea uno de los discos más reconocidos de Serrat. El álbum consta de una decena de canciones cuyas letras y música son de composición propia, a excepción de un tema. Se trata de Vencidos, un poema del poeta zamorano Felipe Camino Galicia de la Rosa, más conocido como León Felipe. Con Mediterráneo da Capo el cantautor se embarca en una travesía por uno de sus trabajos más destacados y que, además, es uno de los favoritos del público.


UN JUEGO DE PALABRAS Y UN HOMENAJE
Tal y como el cantautor indicó en su web y redes sociales, “Da Capo” es un término italiano que significa “volver al principio”. Y es que Serrat recogió una frase de Aristóteles que decía: “Existen tres clases de personas: los muertos, los vivos y los que van por mar.” Según afirmó, él es de los que pertenece al último grupo. Por esa razón, y a través de ese océano musical, el cantante regresa a uno de sus discos más vendidos y conocidos, uno que tiene nombre de mar.


http://www.diariojaen.es/cultura/un-mar-de-olivos-mediterraneo-DF4337959

viernes, junio 29, 2018

JOAN MANUEL SERRAT SE SUBIRÁ DE NUEVO AL ESCENARIO DEL TEATRO DE LA AXERQUÍA.

Serrat.
El músico vuelve a ‘Mediterráneo’ en su nueva gira, con la que recalará en Córdoba.

JOAN MANUEL SERRAT SE SUBIRÁ DE NUEVO AL ESCENARIO DEL TEATRO DE LA AXERQUÍA.

José Nevado T.
29/06/2018

TEATRO DE LA AXERQUÍA
VIERNES 13
22.30 HORAS

Aunque cursó estudios de Perito Agrario, siempre supo que su vida estaría ligada a la música y a las artes en general. Músico, poeta, escritor, cantautor y actor, muchos registros se le cuentan y es difícil quedarnos con uno. Al poco tiempo de acabar sus estudios, y tras una breve experiencia en un grupo, es en 1965 cuando por primera vez canta en una radio con algunas de sus canciones. Esta experiencia le sirvió como escaparate. Lo que no sabía en aquella época era lo que daría de sí ese programa en la radio de Barcelona.

Su carrera musical no ha sido para nada tranquila. En lo personal, ha vivido de todo, hasta tuvo que exiliarse durante un año a México en 1965, ya que había una orden de detención en contra suya. Por otro lado, musicalmente hablando, ha sido un maestro, un duro trovador que ha marcado con sus letras a varias generaciones. Con más de treinta trabajos de estudio, es una figura dentro de la escena e industria nacional e internacional, fundamentalmente hispanoamericana. Aunque también ha tenido algunas anécdotas en su carrera musical, como por ejemplo Eurovisión.

En los últimos seis años ha sacado dos álbumes con su gran amigo Joaquín Sabina --En Luna Park y La Orquesta del Titanic (2012)-- una Antología Desordenada (2014) y ha vuelto a reeditar El gusto es nuestro (2016) con sus compañeros y amigos Ana Belén, Miguel Ríos y Víctor Manuel. Y para el Festival de la Guitarra llega con su nuevo trabajo Mediterráneo Da Capo, donde repasa ese disco que saco en el año 1971, que tanto éxito alcanzó con la canción Mediterráneo, entre otras muchas. Sin lugar a dudas, es uno de nuestros mejores representantes y uno de los mejores artistas que ha dado este país. Doctor Honoris Causa en más de diez universidades, tanto nacionales como extranjeras, tiene un Grammy Latino y el Premio Nacional Música Actual, entre otros reconocimientos. Incluso varias plazas y calles en España llevan su nombre. Coherencia, compromiso, sensibilidad y esa rara capacidad de hacer de lo cotidiano un motivo para soñar y sentir.


http://www.diariocordoba.com/noticias/finde/serrat_1235800.html

miércoles, junio 27, 2018

De Algeciras a Estambul, vayan por Madrid

De Algeciras a Estambul, vayan por Madrid

Ulises Fuente. 
Madrid.
27 de junio de 2018

Una jaima adornaba el habitualmente austero escenario del festival Las Noches del Botánico para recibir al máximo exponente de la mediterraneidad, Joan Manuel Serrat. El catalán traía a la capital «Mediterráneo da capo», es decir, «desde el principio» según esa expresión en italiano. Es decir, «il capo da capo», el jefe (de la canción) desde su comienzo, esa obra maestra que todavía no cumple 50 años sino 47. Pero Serrat celebra cuando le da la gana, no cuando mandan las convenciones. «Escribí estas canciones en un pequeño hotel de la Costa Brava. Y es probable que alguno de ustedes tenga la tentación de pensar que 50 habría sido una fecha más notable y más redonda. Pero miren, no estoy para esperar», dijo. «Si cuando tenga 50 estoy en condiciones, pues a tomar por saco», proclamó.

Así, esta gira es un retroceso a los orígenes, al cuarto disco de su extensísima producción. Y «Mediterráneo» sonó hasta en tres ocasiones, en diferentes versiones, la primera, tras una gran ovación de bienvenida. Serrat canta cada vez más sobrio, más justo, más ecuánime. Tras el himno, y arropado por un murmullo, desenvainó «Qué va a ser de ti», «Vagabundear» y «Barquito de papel».

Serrat, que pudo haber sido ministro esta legislatura de haberlo aceptado, no es hombre de muchos parlamentos, y a pesar de ello anoche poca falta le hizo. Letras como «no me siento extranjero en ningún lugar» o «barquito de papel, sin nombre, sin patrón y sin bandera» ya anuncian una educación sentimental y política como lo hace «Pueblo blanco». Serrat no es «crooner» porque canta en español y le decimos cantautor, pero su presencia interpretativa es cada vez más poderosa.

«El tío Alberto de la canción no era mi tío, el apelativo de lo pusieron sus amigos gitanos. Era Alberto Puig Palau, un rico industrial barcelonés que tuvo su centro de actividades en Bocaccio, un local donde se reunía la 'gauche divine' de Barcelona. De allí tomé este taburete tapizado en rojo que siempre me acompaña», señaló Serrat antes de «La mujer que yo quiero». Quién puede resistirse a «Lucía», y luego tuvo un quijotesco discurso: «huyo de la vida regalada, de la ambición y de la hipocresía y busco para mi propia gloria senda más angosta. ¿Es eso de tonto y mentecato?», se preguntó antes de «Vencidos». «Aquellas pequeñas cosas», de nuevo «Mediterraneo» y «La Mer», de Trevet solo cerraron la primera mitad del recital, consagradas al emblemático álbum. Aún quedaban «Cantares», «Tatuaje», «Para la libertad», «Penélope» y «Esos locos bajitos» y, por supuesto, «Hoy puede ser un gran día».

De política no habló anoche, a pesar de que el de Poble Sec ha aprovechado su gira para visitar al al líder de ERC, Oriol Junqueras, y al ex conseller y diputado de ERC en el Parlament, Raül Romeva, en la prisión de Estremera. Una visita que llegó después de que el catalán, que no milita en el independentismo, llegara a ser acusado por este sector ideológico de «fascista» por sus declaraciones en contra del desvarío nacionalista. «Quienes me llaman fascista no conocen el fascismo», dijo en su momento con templanza y sabiduría. Algunos de quienes le insultaron, le aplaudían el gesto el otro día.

Todo eso, por fortuna, daba igual. Qué cerca sentimos la odisea del mar anoche, qué real la España imposible, qué próximos a un nuevo comienzo. A volver «da capo» a nuestras vidas.

https://www.larazon.es/local/madrid/de-algeciras-a-estambul-vayan-por-madrid-OF18846989

El dulce viaje de Serrat a aquel hotel de la Costa Brava

El dulce viaje de Serrat a aquel hotel de la Costa Brava

El cantautor catalán dio ayer el primero de sus tres conciertos en las Noches del Botánico de Madrid, con motivo de su gira de homenaje al disco «Mediterráneo»

Israel Viana
@Isra_Viana
Madrid
27/06/2018 17:45h

No es muy habitual celebrar el 47 aniversario de un disco y, menos aún, hacerlo con casi setenta conciertos de aquí a Navidad cuando uno ya ha vivido 75 primaveras. «Es probable que alguno de vosotros haya pensado que no es un número tan redondo como 50 años, pero… ¡no estamos para esperar! Si eso cuando el álbum cumpla medio siglo, si me encuentro en condiciones, lo vuelvo a celebrar», bromeaba Joan Manuel Serrat tras inaugurar la velada con «Mediterráneo» y arrancar la primera ovación de la noche. Como si al cantautor catalán le hicieran falta muchas excusas para colgar el cartel de «No hay entradas» durante tres noches seguidas en Madrid.

Lo suyo es de otro mundo. Faltan meses antes de que aterrice en Argentina para dar nueve conciertos seguidos en el histórico Teatro Gran Rex de Buenos Aires —donde han actuado estrellas como Bob Dylan, Caetano Veloso, Lou Reed, The Beach Boys u Ornette Coleman desde 1937— y ya lo ha vendido todo en siete de ellos. El de ayer era el primero de los programados en el Real Jardín Botánico Alfonso XIII de la Universidad Complutense de Madrid. «Lo que quiero hacer en esta gira es volver a aquel pequeño hotel de la Costa Brava donde compuse el disco en 1971», anunciaba Serrat antes de comenzar a despachar, una por una —«un gustazo que nunca me había permitido»—, todas las canciones que convirtieron a aquel álbum en uno de los más exitosos e influyentes de la historia de la música en España.

Se refiere el catalán al hotel Batlle de Calella de Palafrugell, con vistas a la playa, en el que se refugió con 26 años para dar forma a aquella obra maestra que casi llama «Amo el mar». Solo llevaba un lustro en la música, pero fue capaz de componer a canciones que ayer, casi medio siglo después, sonaban nuevas a pesar de ser interpretadas con los arreglos originales. «Qué va a ser de ti», «Vagabundear», «Barquito de papel»… La gente bailaba tímidamente sentada en sus asientos, miraba como caía la noche y acompañaba al de Barcelona cantando versos tan tristes como los de «Pueblo blanco», aquella crónica más bien tétrica Serrat sobre el abandono de los pueblos en los 70 —«si te toca llorar, es mejor hacerlo frente al mar»—, pero que en Chile y Argentina sintieron como el relato de los crímenes de Videla o Pinochet: «Los muertos están en cautiverio y no los dejan salir del cementerio».

Da igual que le cante a la vida o a la muerte. Que homenajee a la canción francesa con una versión de Charles Trenet o a las coplas de Concha Piquer. Que hable con fina ironía de aquel cabo que insistía en el valor de las palabras cuando hizo la mili y provoque carcajadas a mansalva. Tampoco importa que cite a Mark Twain, a Cervantes o a su amigo Manuel Vázquez Montalbán para hablar de su Ulises favorito —el bajito, gordo y calvo Don Ulises Higueruelo de la revista «TBO»— antes de lanzarse con «Penélope» entre gritos de ¡viva! Todo da igual, incluso los fallos y los despistes, porque el carisma y el magnetismo que desprende Serrat sobre su austero escenario, vestido con un impoluto traje negro o sentado en su habitual taburete rojo de la antigua discoteca Bocaccio que tantas noches le vio beber junto a sus compañeros de la «Gauche Divine», es tan grande que es difícil abstraerse a él cuando sus canciones «salen a navegar juntas por el mar que los griegos llamaban Thalassa», comenta.

Puso al público en pie en varias ocasiones. Al cantarle a Antonio Machado: «¡Golpe a golpe, verso a verso!», gritaron todos a viva voz, quitándose unos años de encima. O a Miguel Hernández, con aquel poema que Serrat musicalizó en 1972, «Por la libertad», tres años antes de la muerte de Franco, para arropar el viaje que España iba a hacer en breve de la dictadura a la democracia. «El concierto está llegando a puerto», advirtió el cantautor a las dos horas de actuación, pero regaló «Horizonte», «Hoy puede ser un gran día», «Menos tu vientre» o la antaño censurada por el franquismo, «Fiesta», donde usaba la ironía para decir que todo estaba bien.

Tan a gusto parecía Serrat que se permitió el lujo de arrancar algún pitido entre público madrileño, sin echar esta vez mano del conflicto catalán: «Hoy estoy muy contento porque, por fin, Argentina ha ganado un partido y dejarán de meterse con el mejor jugador del mundo: Messi». Pero ni así se hizo enemigos. Tras un par de minutos de vítores y palmas, con toda la audiencia de pie sin moverse de sus asientos, el cantautor catalán tuvo que salir de nuevo a regalar, esta vez sí, su última «Palabra de amor».


https://www.abc.es/cultura/musica/abci-dulce-viaje-serrat-aquel-hotel-costa-brava-201806271229_noticia.html#ns_campaign=rrss-inducido

'Mediterráneo' de Serrat: la banda sonora de mi vida


'Mediterráneo' de Serrat: la banda sonora de mi vida

27 JUN 2018
Rosa Villacastín

Hay canciones, momentos, imágenes que se nos quedan clavadas en el alma por más tiempo que transcurra, por más que nuestra vida haya cambiado tanto que apenas si nos reconozcamos en aquellas viejas fotografías en blanco y negro, un tanto deslucidas por los años.

Tampoco nuestra sociedad tiene nada que ver con la de los años 60 y 70 y, sin embargo, cuando escucho a Joan Manuel Serrat interpretar, más que cantar, "Mediterráneo", siento que de golpe me quitan un montón de años, recobrando así la pasión, el ímpetu de mi juventud.

A Serrat le he seguido por tierra, mar y aire desde que le conocí en Madrid, cuando ambos frecuentábamos una conocida discoteca propiedad de José María Civit, un amigo común muerto en accidente de coche cuando volvía a su casa y un perro se cruzó en su camino. De aquello hace ya mucho tiempo, pero su música sigue ahí, encandilando a todo tipo de público, a gente de toda condición social, de toda ideología, de todas las edades, porque Joan Manuel ha sido y es uno de nuestros mejores y más queridos cantoautores.

Hace un par de años fui al Olimpia de París a oírle cantar, y todavía tengo grabadas en mi memoria las caras de felicidad de los muchos españoles residentes en la ciudad del Sena que le escuchaban sin pestañear, emocionados hasta las lágrimas. Unos, porque era su primera vez, otros porque después de años de no verle y oírle, le escuchaban con tanta atención que no se oía el volar de una mosca, solo los móviles intentando retener en su interior una imagen que les perdurará en la memoria.

Serrat ha vuelto, aunque nunca se haya ido, y lo hace en medio del volcán del procés, lo que de alguna manera eclipsa el verdadero motivo de esta nueva gira, con la que pretende hacer soñar a varias generaciones de españoles que hemos hecho de su Mediterráneo, la banda sonora de nuestra vida.

En Madrid lo ha conseguido, en la primera de sus actuaciones en las Noches del Botánico, como lo conseguirá allí donde cante este verano, hasta que emprenda viaje a América Latina, donde le esperan con los brazos abiertos, como se espera ese amor de ida y vuelta.

A Joan Manuel, como a Ana Belén y Victor Manuel, la gente les quiere y respeta por su coherencia, por su manera de gestionar la fama, sin que ello suponga vivir encerrados en una burbuja. Una manera de ser y estar que debían patentar para que quienes acceden al podium de la popularidad, por méritos profesionales y no por escándalos sentimentales, tengan un espejo en el que mirarse.

Serrat peina canas y surcan su rostro profundas arrugas, lo que no le quita un ápice de atractivo, y demuestra que ha vivido y ha vivido mucho y bien, pese a algunos contratiempos de salud, y no digamos ya políticos: pero eso es lo que le hace más interesante, que lleva la mochila llena de experiencias de todo tipo. A algunas de las cuales ha puesto letra y música. Música y letras inolvidables.


http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/extrarosa/2018/06/27/mediterraneo-de-serrat-la-banda-sonora.html

Golpe a golpe y verso a verso Serrat lleva el Mediterráneo a Madrid

Golpe a golpe y verso a verso Serrat lleva el Mediterráneo a Madrid

27/6/2018

Joan Manuel Serrrat ha conseguido colgar el cartel de 'no hay entradas' en sus tres conciertos consecutivos en Madrid dentro del festival 'Noches del Botánico'. Ayer dio su primer concierto en la capital; y arropado por su banda volvió a cantar sus canciones más clasicas, entre ellas, la que da nombre a su gira y se ha convertido en un himno para cualquier 'serratiano': Mediterráneo.

Este año el exitoso álbum "Mediterráneo" cumple 47 años y Joan Manuel Serrat lo ha querido celebrar con una gira por diferentes ciudades de la geografía española y parte del extranjero.

La primera prueba en Madrid la ha pasado con creces. El 'Nano' actuó ayer dentro del festival 'Noches del Botánico' y le esperan dos conciertos consecutivos en la capital dentro de su gira titulada 'Mediterráneo Da Capo'.

Esta expresión italiana significa "volver al principio"; y el catalán se lo ha tomado al pie de la letra, Serrat inició la actuación cantando "Mediterráneo", ese famoso himno que en 2006 fue elegido por la Revista Rolling Stone como la mejor canción de la lengua española del siglo XX.

Los que ayer llenaron el botánico pudieron escuchar temas tan conocidos como 'Qué va a ser de ti', 'Vagabundear', 'Barquito de papel', 'Pueblo blanco', 'Lucía' y 'Aquellas pequeñas cosas'.

"Hay quien dice que el Mediterráneo no es más que un afluente del Océano Atlántico, pero el Atlántico y el resto de océanos del mundo son afluentes del Mediterráneo", afirmó antes de cantar ' La mer' , la canción más conocida del cantante y compositor francés Charles Trenet.

Serrat cambió su tono divertido para hablar de la otra cara del mar que 'bautizó' su niñez: "Se ha convertido en un sarcófago donde miles de hombres y mujeres pagaron con su vida el intento de huir de sí mismos", ha lamentado antes de continuar con "Plany al mar".

En más de dos horas de concierto también entonó los versos de Miguel Hernández con 'Para la libertad', seguidos de 'El horizonte' y de otra joya con nombre de mujer: 'Penélope'.

Finalmente, cantó la letra de 'Fiesta', con la que Serrat se despidió del público por segunda vez, hasta que reapareció por sorpresa para cantar 'Paraules d'amor'.


http://www.antena3.com/noticias/cultura/k_201806275b3362ca0cf2dd2a8380404c.html