miércoles, septiembre 30, 2015

Joan Manuel Serrat y el nudo en la garganta








Joan Manuel Serrat y el nudo en la garganta

30/09/2015
Por Joaquín Octavio

“Es una satisfacción extraordinaria estar aquí en esta Universidad, un lugar entrañable donde desde que llego los recuerdos se agolpan en mis pensamientos y me devuelven a tiempos y a gentes que el calendario me había arrebatado. Les agradezco que hayan dedicado esta noche de sus vidas a compartirla con nosotros y con nuestra música. Espero no se arrepientan”, declaró Joan Manuel Serrat, con caballerosa suavidad al concluir su primera canción, “El Carrusel del Furo”. Con este tema, invita al público a subir a la máquina del tiempo circular que sería su concierto.

El Teatro de la Universidad de Puerto Rico (UPR) estaba lleno a capacidad. Minutos antes de comenzar, el ambiente se cargaba de murmullos, anécdotas, alegría, y ansias de ver al ídolo catalán subir al escenario. Las expectativas se trepaban por las nubes.

Serrat se abre camino hacia el micrófono, acompañado por una elegante progresión del piano de su amigo y director musical, el maestro Ricard Miralles. Canta con un tono más grave, pero igual de dulce y honesto que en el de sus grabaciones originales. El público lucha con las ganas de cantar con él; prefiere el deleite de escuchar solo su voz privilegiada.

Durante el tema “Tu nombre me sabe a hierba”, Serrat se despega súbitamente del micrófono para toser. Su brazo en alto ordena un alto a los músicos. La tos continúa, mientras se acerca un vaso de agua a los labios. El público aguarda, atento, cautivo; como queriendo ayudar. Se oye una voz que lo anima: “¡Vamos Joan Ma!”, otro bromea “¡un güisquisito!”. Joan Manuel sonríe cándidamente, coloca el vaso de agua sobre su taburete, y se dirige a sus músicos con seriedad: “¡Otra vez, desde arriba!”. La canción arranca con más fuerza que antes. La voz vuelve a brotar de su garganta, aparentemente intacta.

Siempre familiar, Serrat encuentra el tiempo para compartir sus pensamientos. El concierto no sólo es un viaje de tiempo por varias épocas de carrera y de vida, también es un espacio para compartir reflexiones.

“Este me parece un lugar estupendo para venir a celebrar con ustedes. Cuando ocurren estas cosas que uno puede dedicarse a aquello que le gusta, y hacerlo durante tantos años, nunca es cosa de uno, es cosa de mucha gente. Quiero decir que son muchos los que han intervenido a que esto ocurriera. Y por tanto, les quiero hacer saber que están en mi pensamiento, están en mi recuerdo, están en mi memoria y en mi gratitud. (…) Ustedes algo tienen que ver. Seguro que alguno habrá por aquí que estuvo (se escapa un suspiro) en aquel concierto del 70, aquí, en esta Universidad”.

La sala se llenó de aullidos y aplausos. El momento en que de todas esas voces celebraban en la oscuridad un pasado compartido, los 60s en la UPR, fue uno de los momentos más entrañables de la noche.

No estaba dentro de sus planes, pero al caminar por los costados del Teatro Universitario, Joan Manuel decidió incluir en su repertorio “En la vida todo es ir” de Juan Antonio Corretjer. El poeta cialeño fue uno de esos amigos que el calendario le arrebató, hace treinta años. El gesto de incluir sus versos puso en manifiesto los inquebrantables lazos entre Serrat, Puerto Rico y la Universidad.

Cerca del final, justo al recitar su emblemático estribillo “Hoy puede ser un gran día”, se vuelve a apretar el implacable nudo, y la voz vuelve a sucumbir a la tos. Esta vez, una taza de té caliente aliviaría la incomodidad. La primera interrupción había sido olvidada, pero la segunda nos llenó de incertidumbre. ¿Estaría lastimado? ¿Podría terminar?

Nunca escuchamos un quiebre en su voz. Serrat se interrumpió al sentir la incomodidad en la garganta. Luchaba delante de nosotros por dar lo mejor de sí. De esto es de lo que está hecha la magia del teatro: de fragilidad humana, de la posibilidad del error, o incluso el fracaso. Es el riesgo más grande, y aterrador, al que se enfrenta cualquiera que pisa las tablas. Requiere una entrega total. ¿Cada cuánto tiempo tenemos el privilegio de que se nos ofrezca este tipo de entrega?

Joan Manuel bromeó diciendo: “Hoy puede que no sea un gran día”. Para mí que lo fue. La sala se sentía más viva; el público más atento y comprometido. La incertidumbre aumentaba la intensidad de la experiencia.

Encarando la incomodidad física, Serrat baja la taza, encara a su audiencia, y vuelve a cantar. Su voz, reanimada por el calor de un público amoroso, se alzó victoriosa. A “Hoy puede ser un gran día” le siguió la enérgica “Fiesta”, y con “Cantares” todos en el teatro unieron sus voces a la de Joan Manuel para celebrar golpes y versos.

Luego de más de dos horas de concierto, el cantante descansa su voz, y agradece con una reverencia muda. Esa noche en Río Piedras, Serrat dejó de ser una estrella, una portada de disco, una voz impecable para volver a ser una persona. Finalmente, es el público quien queda con un nudo en la garganta.

http://www.uprrp.edu/?p=5850

martes, septiembre 29, 2015

Joan Manuel Serrat 50 años de canciones, 45 de ellos visitando RD




Joan Manuel Serrat 50 años de canciones, 45 de ellos visitando RD

29 de septiembre del 2015

Santo Domingo RD 29 septiembre.- La presencia de Joan Manuel Serrat (Barcelona, 1943) en República Dominicana no es algo extraña. Lleva unos 45 años, de los 50 que tiene en el arte, viniendo a esta media isla.

Aquí, a lo largo de ese tiempo, ha cultivado una legión de seguidores que lo trata muy bien. "Me tratan muy bien, y sobre todo siento que la gente tiene conmigo, y con mi música, un gran nivel de complicidad", comentó el autor de "Mediterráneo", "Lucía" y "Esos locos bajitos".

El artista conversó al mediodía de ayer con este diario, en la suite presidencial del hotel Sheraton de esta ciudad, entre otras cosas de su primer concierto en Santo Domingo celebrado en el Palacio de Bellas Artes. "Tengo un recuerdo fantástico de ese viaje y de aquel lugar", rememoró el cantautor que se reencontrará mañana con el público dominicano en un show con el que celebra sus 50 años de vida artística.

Serrat, exponente de la banda sonora de una generación marcada por los cambios y las luchas sociales a nivel mundial, ha querido festejar este medio siglo de canciones con un trabajo que incluye cuatro discos y un libro llamado "Antología desordenada", que contiene 50 de sus más importantes temas, acompañado de artistas de distintos géneros, entre ellos, Rubén Blades, Lolita, Alejandro Sanz, Dani Martin, Pablo Milanés, Joaquín Sabina, Silvio Rodríguez, María Bethánia, Luis Eduardo Aute, Miguel Ríos, Ana Belén, Tania Libertad, Estopa, Pablo Alborán, Les Luthiers y Calle 13.

El cantautor catalán Joan Manuel Serrat celebrará sus 50 años sobre los escenarios con su concierto "Antología desordenada", el cual está pautado para mañana miércoles 30 en el anfiteatro Nuryn Sanlley a las 8:30 de la noche. La contraparte dominicana será el cantautor Bobby Delgado.


Serrat no está a favor de la independencia

Defensor de la igualdad de todos los seres humanos desde sus canciones, Joan Manuel Serrat ha acompañado con su arte muchas de las luchas por mejoras sociales que se han vivido en las últimas cinco décadas, tanto en España como en Latinoamérica.

La canción comprometida que ha hecho a lo largo de esta carrera, él la define como un tránsito por un oficio que ama y que le ha otorgado la posibilidad de expresarse. "Me ha permitido viajar, conocer el mundo de cerca, no por referencias; entender cómo es que las personas somos todas muy parecidas, por mucho que traten de vendernos diferentes", ha dicho.

"Antología desordenada", su más reciente disco con el que celebra sus 50 años de carrera, es la excusa para su nueva presentación en suelo dominicano, que tendrá lugar mañana miércoles en el anfiteatro Nuryn Sanlley a las 8:30 de la noche.

El arte que ha cultivado le causó problemas en sus inicios con la dictadura franquista. En uno de esos episodios, quizás el más sonado, cuando se negó a cantar en castellano "La, la la", en la edición del festival de Eurovisión de 1968, y unos años también le tocaría sufrir el exilio en México.

El autor de "Penélope", "Disculpe el señor" y "Plany al mar", no ve mucha diferencia entre el momento en el que con sus canciones se volvieron himnos que se movían junto a los que decidían enfrentar el sistema y luchar contra las desigualdades sociales. "La necesidad de los ciudadanos de tener que irse a otro país, para encontrar un lugar donde meter la vida, sean los haitianos a los dominicanos, sean los dominicanos a los Estados Unidos, sigue existiendo", valora.

Es por esto que considera que la gente que escribe, que pinta, que hace cine, no es ajena a estos problemas cotidianos, a esta realidad social, y tendrá la necesidad de denunciarlo en sus obras.

Por esto, y porque cuando inició había artistas como Atahualpa Yupanqui y Violeta Parra, mayores que él haciendo canción popular, no se arriesga a nombrar algún cantante que sea el equivalente a los de su generación,

Pese a que entiende que después de tanto hacer frente a los problemas sociales en su juventud siguen hoy presentes, es importante pelear. "Siempre vale la pena la lucha, lo que no vale la pena es pasar por esta vida mirándola sin tomar partido y sin ser protagonista", apunta.


Elecciones en Cataluña

Ahora, cuando grupos políticos de Cataluña buscan la independencia de España, Serrat entiende que no conviene la separación. "Estaríamos mejor todos juntos que separados. Pero no tengo dudas tampoco de que en estos momentos, tal y como han ido las cosas, Cataluña no se siente a gusto dentro de esta España, con este gobierno que ha sido nefasto en este sentido", sostiene.

Ante las elecciones de Cataluña, celebradas el pasado domingo, y que dieron a los independentistas una victoria en escaños del Congreso, el artista espera que el Gobierno central de Madrid reaccione ante este resultado y actúe en consecuencia.


TECNOLOGÍA Y ARTE

El cantautor catalán Joan Manuel Serrat considera importantes los avances de la tecnología en todos los aspectos de la vida de las sociedades, sobre todo en la música. Eso sí, no está de acuerdo con la facilidad con que gracias a la misma tecnología se pueda robar música gracias al auge de la piratería.

"Existen muchas líneas de acceso que lo que hacen es robarle el trabajo a los autores. A veces quedan confundidas, parecería que estoy en contra de la tecnología, estoy en contra de los ladrones" sostiene.

Es por esto que sí defiende plataformas de acceso legal como iTunes. "Afortunadamente la tecnología, por ella misma, no ha pintado un Picasso, no ha creado una obra de Beethoven, no ha hecho una película de Buñuel", comenta Serrat.


http://www.diariodominicano.com/gente/2015/09/29/208127/joan-manuel-serrat-50-anos-de-canciones-45-de-ellos-visitando-rd

viernes, septiembre 25, 2015

Serrat llena con su voz el Teatro de la Universidad de Puerto Rico





Serrat llena con su voz el Teatro de la Universidad de Puerto Rico

El cantautor catalán regresó para celebrar en Puerto Rico sus 50 años de carrera


viernes, 25 de septiembre de 2015 - 11:51 PM

Primero como un suspiro, luego como una brisa de lluvia que se fortalece en un remolino hasta ocuparlo todo, la voz de Joan Manuel Serrat llenó esta noche el Teatro de la Universidad de Puerto Rico.

Esa voz singular, profunda y aterciopelada que invita a querer uno envolverse y acurrucarse en ella se paseó por los rincones del recinto que lo que acogió en su primera presentación en la Isla en 1969. 

Las notas que salieron de su garganta fueron butaca por butaca evocando los recuerdos de sus contemporáneos que junto con él imaginaron un mundo más justo, más sensible y mejor para aquellas décadas del 60 y del 70; inspirando también a los más jóvenes, los que lo conocimos a través del componente de la sala de nuestros padres después de un “nena, escucha esta canción; es Serrat”.

Esta noche, el cantautor catalán, a sus 71 años, regresó al Teatro, a la Universidad, a celebrar en Puerto Rico sus 50 años de carrera, y no solo lo llenó con su voz. El público copó la sala. Muchos, incluso, lo vieron de pie. Unos 1,725 boletos se vendieron para la velada.

El concierto que es también parte de la gira Antología desordenada inició con El carrusel del furo, De vez en cuando la vida y De cartón piedra.

“Es una satisfacción extraordinaria estar aquí en esta universidad por tercera vez, un lugar entrañable donde desde que llego, los recuerdos agolpan mis pensamientos y los devuelven a tiempos y a gentes que el calendario me había arrebatado”, dijo como saludo, seguido de un agradecimiento a los presentes por haber decidido “dedicar esta noche de sus vidas para compartirla con nosotros y la música. Espero que no se arrepientan”.

Sus palabras marcaron el ambiente para una travesía de su obra musical intercalado con chistes y recuerdos.

A propósito del aniversario, el artista comenzó a mencionar efemérides que al final descartó por el desconocimiento general. “No encontré nada mejor en Wikipedia que ofrecer, pero a mí tampoco me interesa”, contó para recibir una de las muchas ovaciones de la noche.

Lo que sí interesaba, dijo, era su debut en los escenarios hace 50 años.

“Hace 50 años que me dedico a divertirme, a llenar mi espíritu y mi vida con este maravilloso oficio de escribir canciones y de cantar”, celebró.

Entonó entonces Mi niñez, Hoy por ti, mañana por mí, y Tu nombre me sabe a hierba.

Serrat también se tomó un momento para hablar de la crisis migratoria en Europa por el desplazamiento de los sirios. Se refirió específicamente a los niños, a los sirios y a los otros que viven en la calle y que mueren cada día por enfermedades fácilmente tratables y prevenibles.

“Estas son las cosas que ocurren con los niños, esos a los que a veces orgullosamente llamamos el futuro. Los niños, el mundo y nosotros, un mundo donde la mayor parte de los niños son pobres y donde la mayor parte de los pobres son niños”, lamentó para agarrar la guitarra y entonar Niño silvestre.

Su identidad catalana lució sobre el escenario con Cancon de bressol y Ara que tinc vint anys.

Aprovechó, además, para recordar a Juan Antonio Corretjer, a quien dijo conoció en el porche del mismo teatro donde hoy lo evocaba entonando el poema que Roy Brown hizo canción En la vida todo es ir.

“Me vino el impulso de no renunciar a ella (a esta canción) cuando caminaba por este remozado porche de al lado y recordé clarísimamente la figura del maestro, nuestras charlas, porque fue aquí donde nos conocimos e iniciamos, el tiempo que nos dejó la vida, una amistad magnífica”.

La voz y la energía de Serrat no es la misma de antes. Después de todo, son 50 años los que lleva cantando. En dos ocasiones tuvo que detener sus interpretaciones ahogado por la tos y luego regresar al micrófono avivado por los vítores del público. Pero la admiración por el cantautor es inmensa. Más de una vez, los espectadores lo aplaudieron de pie. Y cuando hizo el primer aguaje de despedida, luego de cantar la que es probablemente su canción más famosa, Mediterráneo, seguida de Romance de curro el palmo y Hoy puede ser un gran día, lo reclamaron insistentemente.

Cantó entonces Lucía y Esas pequeñas cosas para decir adiós de nuevo, y de nuevo le pidieron que volviera. Esta vez, el artista les recordó que todo tiene un final, que es bueno que así sea para que se valoren las cosas. “Es comoquiera un buen momento para dar las gracias y decirles que ha sido un placer. Gracias y hasta siempre”, se despidió en verdad, y regaló unas últimas dos canciones, el poema de Antonio Machado Caminante no hay camino y Fiesta.

Serrat estuvo acompañado por sus músicos David Palau, Ray Ferré, Vicente Climent, Josep Mas y Ricard Miralles.

Este concierto se realizó en beneficio de Radio Universidad de Puerto Rico, en la celebración de sus 35 años, para el proceso de adquirir un nuevo transmisor para WRUO, la emisora en el área oeste, que permitirá fortalecer su señal y área de cobertura.

http://www.elnuevodia.com/entretenimiento/musica/nota/serratllenaconsuvozelteatrodelauniversidaddepuertorico-2104336/

Elogio de Serrat






Elogio de Serrat

Ha demostrado una tremenda inteligencia al saber nutrirse de las diferentes culturas en las que se ha desenvuelto

Lo cierto es que hasta que no me he puesto a escribir este artículo no he sido realmente consciente de la constante presencia de Serrat en mi vida. En la lápida de mi padre figura un verso de Machado cantado por Serrat, la primera canción que entonó mi hija pequeña es de Serrat (El drapaire), mi hija mayor me acompañó hace unos días al concierto del pabellón José Luis Abós, en mi memoria, el comedor de casa de mis padres se envuelve en música de Serrat. Serrat es, en mi familia, una presencia constante, que incluso tiene que ver, en parte, con mi propio nombre. E imagino, a tenor de la gente que acude a sus conciertos y canta sus canciones, que no soy una excepción.

Serrat es una de esas personas imprescindibles, en el sentido que le da Brecht a la expresión, en la vida de mucha gente de este país. Le debemos la familiaridad con algunas de las páginas más maravillosas de la poesía española del siglo XX. Sus homenajes a Machado o a Miguel Hernández alcanzan una altura que no desmerece de la de los poetas cantados. Pero, además de elevarnos a las cimas de nuestra cultura, Serrat ha cantado a lo más cotidiano, a situaciones, sentimientos, realidades, en las que podemos reconocernos con una sonrisa cómplice: niños que nos joden con la pelota, amores y desamores, nostalgias e ilusiones.

Todo ello desde un compromiso social que impregna el conjunto de su obra. Sin estridencias, sin gestos grandilocuentes, las canciones de Serrat construyen un universo de solidaridad, de empatía con la humanidad, de denuncia de la injusticia. Con bellísimas imágenes, como la de la casa del rico que se va llenando de pobres que piden cuentas al señor, Serrat consigue dar la impresión de estar abordando, en todo momento, la actualidad del mundo, aunque sean canciones escritas hace décadas. ¿Cómo no pensar en los refugiados que llegan a Europa al escuchar que millones de pobres se dirigen a la casa del señor rico? Unos pobres que, apostilla Serrat, "no se han enterado de que Marx está muerto y enterrado".

Por si fuera poco, Serrat ha conseguido derribar fronteras interiores, cantar en catalán en el conjunto de España y hacer de la poesía en castellano una de sus mejores fuentes de inspiración. Ha demostrado una tremenda inteligencia al saber nutrirse de las diferentes culturas en las que se ha desenvuelto, incluso sus raíces aragonesas son reconocibles en una de sus más entrañables canciones en catalán, su canción de cuna. Amalgamar culturas, no enfrentarlas, buscar puentes entre los pueblos, utilizar las lenguas como instrumento de comunicación y unión, no como motivo de conflicto, todo ello se halla en el haber de Joan Manuel Serrat.

Estas breves palabras son de agradecimiento por los buenos ratos, por las lágrimas, por las sonrisas, por tantas y tantas canciones que nos han acompañado día tras día, año tras año. Serrat conoce al público de sus conciertos, pero no puede, obviamente, conocer cómo son vividas sus canciones en la vida cotidiana de quienes le admiramos. Seguramente no alcanza a imaginar la fuerza de su presencia. Cuando el otro día le vi en el concierto me sorprendió tener por primera vez tan cerca a alguien que siempre ha estado tan cerca. En muchos momentos de ese concierto sentí la necesidad de darle las gracias por todo lo que nos ha regalado, por lo que hemos vivido juntos, aunque él no lo sepa. Así que, muchas gracias, moltesgràcies, Serrat.

jueves, septiembre 24, 2015

Llegó Serrat con su maleta de canciones


Llegó Serrat con su maleta de canciones


Por Primerahora.com

09/24/2015 |07:27 p.m.

Joan Manuel Serrat arribó a Puerto Rico hoy en la víspera del primero de sus dos conciertos en la Isla. El cantante español presentará su concierto, titulado "Antología Desordenada", mañana en el Teatro de la Universidad de Puerto Rico, a beneficio de Radio Universidad, y el sábado hará lo propio en el Centro de Bellas Artes de San Juan.

Con estos espectáculos, Serrat celebra sus 50 años de trayectoria artística en los que ha deleitado a su público como poemas hechos canciones como "Penélope", "Tu nombre me sabe a hierba", "Mediterráneo", "Lucía", "Aquellas pequeñas cosas" y "Cantares".

http://www.primerahora.com/entretenimiento/musica/nota/llegoserratconsumaletadecanciones-1110487/

lunes, septiembre 21, 2015

Serrat cumple su palabra y brinda a Madrid una "noche inolvidable"


Serrat cumple su palabra y brinda a Madrid una "noche inolvidable"

El cantautor catalán actúa en la capital y levanta pasiones rodeado de amigos como Joaquín Sabina, Ana Belén, Dani Martín, Pasión Vega y Abel Pintos.

21-09-2015

CARMEN NARANJO (EFE)

MADRID.— Cuatro meses han tenido que esperar los madrileños para escuchar a Joan Manuel Serrat, después de que la cita prevista para mayo tuviera que aplazarse hasta hoy,una noche "inolvidable" en la que el cantautor estuvo acompañado por Joaquín Sabina, Ana Belén, Dani Martín, Pasión Vega y Abel Pintos.

Ante un auditorio que se puso en pie en varias ocasiones, Serrat pidió disculpas al público por el retraso y agradeció que le hubieran esperado.

"Ya veo que no me guardan rencor", bromeó Serrat para recordar que el aplazamiento, por una traqueo laringitis aguda que padeció, le puso "muy malito y muy afectado". Y durante su enfermedad, recordó, se dijo que haría de su cita en Madrid una "noche inolvidable".

Con un lleno del Barclaycard Center de Madrid, Serrat hizo vibrar al maduro público con suAntología desordenada con la que celebra los 50 años de su primera actuación en público, haciendo un recorrido por toda su obra.

Y pocas fueron las canciones "de siempre" que quedaron en el tintero, ya que a las que interpretó Serrat en solitario se unieron las que cantó en compañía de los artistas invitados.

En pie recibió y despidió el público madrileño a Serrat, que tuvo que hacer varios bises y que bromeó asegurando que "todo aquello que empieza, se acaba", cosa que había que agradecer teniendo en cuenta que mañana era lunes.

En este primero de los dos conciertos que ofrecerá en el antiguo Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid, que duró dos horas y media, Serrat comenzó interpretando De vez en cuando la vida, De cartón piedra, Mi niñez, Niño silvestre.

Tras Canço de cuna, intepretó otra pieza en catalán, Ara que tinc vint anys, que fue, ha dicho, "la más amortizada de todo el repertorio".

Y es que, relató al público, en vez de retirar la canción cuando ya rebasó esa edad, debido a su éxito decidió ir adaptando su título a sus cumpleaños y de: "Hace veinte años que digo que tengo veinte años", cuando cumplió los 40, pasó a "Llevo 20 años diciendo que hace 20 años que digo que tengo 20 años".

"Es que soy catalán y un catalán no tira nada, y menos si funciona", recordó en medio de los aplausos del público: "Ahora estoy preocupado por saber cómo la voy a titular cuando cumpla 80 años".

Disculpe el señor, Para la libertad, No hago otra cosa que pensar en tí, No quiero ser labrador,Mediterráneo, Tu nombre me sabe a hierba o Algo personal han sido otras de las canciones que han hecho las delicias de los asistentes al concierto.

Más serio se puso el cantautor al introducir Niño silvestre, momento en el que ha recordado los miles de niños que mueren de hambre o son explotados y en el que ha criticado a la "vieja, miserable y avara" Europa que recorren miles de niños buscando un sitio que se convierta en su hogar, en referencia a los refugiados sirios.

Tras una primera parte en solitario, Serrat ha presentado a David Martín, con quien ha interpretado Señora, para compartir posteriormente el escenario con Pasión Vega cantandoEs caprichoso el azar y con el argentino Abel Pintos, Lucía.

Uno de los momentos más aplaudidos del concierto fue la aparición de Joaquín Sabina, recién recuperado de una lesión, que se declaró "envidioso" porque los aplausos que llevaba escuchando durante hora y media fueran para Serrat. Ambos con bombín cantaron Cuenta conmigo.

Y otro gran momento fue cuando Ana Belén salió al escenario para cantar con SerratParaules d'amor y dar paso a continuación a una alegre Noche de San Juan, cantada por todos ellos.

Los bises comenzaron con Esas pequeñas cosas para seguir con un coreado Caminante no hay camino, y finalizar con Esos locos bajitos.

http://www.publico.es/culturas/serrat-cumple-palabra-y-brinda.html

Serrat vuelve a Madrid sin prisas


Serrat vuelve a Madrid sin prisas

El cantautor hizo el primero de los conciertos suspendidos el pasado mes de mayo.

21/09/2015

Cuando Serrat venía a Madrid a principios de los años 80 se montaban un jamás de cuidado en el Whisky Jazz o donde tocara, lo mismo ocurría cuando Paco de Lucía iba a Barcelona, los músicos de uno y otro se reunían a inventar. No puedo certificar que eso siga pasando. El cronista es un "ceniciento" que recorre la ciudad para entregar su crónica antes de convertirse en calabaza. Serrat viene acompañado de su eterno arreglista Ricard Miralles y el no menos eterno Kitflus. Es decir, los de toda la vida, los de confianza, completados por Vicente Climent (percusión), David Palau (guitarras), y Rai Ferrer (bajo). La fecha parece elegida por los amantes de las conspiraciones políticas. A un semana de las elecciones catalanas, a unos minutos de la final de baloncesto. Serrat es como Gasol, universal. Pero Serrat tiene una buena excusa, ésta es la fecha que le dieron cuando suspendió los conciertos en el mes de mayo. Pidió perdón por el conflicto"con lo difícil que es lo de colocar a los hijos, a los nietos y al perro". Risas cómplices del abarrotado palacio que fue ver aparecer al cantante y ponerse en pie. Pintan canas.

Joan Manuel tampoco tiene prisa, y se toma su tiempo en ser un buen anfitrión pide perdón por los diez minutos de retraso y presenta su antología desordenada que celebra sus cincuenta años en el tajo de la canción y que le lleva ahora de vuelta por el Caribe.

Así que empezaron con unos acordes como de jazz para que luego se transformara en "el carrusel del furo". Una primeras canciones preñadas de nostalgia. Y claro en una de esas cita la noche de san Juan.

"Una noche de San Juan. Serrat volvió a su viejo barrio barcelonés. Es un barrio crecido sobre las laderas de Montjuich, en su descenso hacia las antiguas rondas que rodeaban el casco viejo de la ciudad. Hace quince, incluso diez años, el Poble Sec era para los barceloneses que no vivían en él una zona de transito entre la ciudad y el campo, entre la fachada normativa de la ciudad burguesa y la otra ciudad: la de uralita, cal y adobe. La ciudad de las barracas". Así comienza Manolo Vázquez Montalbán su librito de 1973 sobre Serrat. El retrato pretende una aproximación a la edad de la inocencia del cantante pero soslaya que el escritor nació a unos minutos de allí y que para acudir a las hogueras de San Juan del Poble Sec. Manolo debía bajar a la calle de la Botella, rodear dos hogueras separadas, una gitana, la otra no. Recorrer la calle de la Cera pasar por el bar de los gitanos del que siempre salía esa fascinante combinación de guitarra y palmas y salir a la Ronda de San Pau para llegar a una frontera cuasi moral donde se juntan la diversión y el pecado. El Paralelo. Si cruzaba aquel Misisipi el niño Manuel Vázquez se adentraría en el territorio de Serrat , tan cerca y tan lejos. Si alguna vez lo hizo, quedaría como la gran gesta de los niños de barrio que se pasan las tardes soñando en el balcón.

Cuenta Montalbán en ese librito recientemente reeditado que Serrat es un tímido que lo supera todo cuando se sube a un escenario. La primera vez que lo vi aún vestía de negro y llenaba el Alcalá Palace como llena hoy el palacio de los deportes, o como se llame, y Serrat ya era un veterano. Ahora viste de negro como sus músicos pero luce una camisa de tonos azules. También le ha cambiado el arreglo a "tu nombre me sabe a yerba" que suena como a mariachi postmoderno.

Se puso serio para hablar de los niños y de la explotación infantil y de la vieja y huraña Europa y de los refugiados y luego se puso estupendo para contar aquella canción "Ahora que tengo veinte años" que volvió a estrenar a los cuarenta cambiando el título: Fa vint anys que tinc vint anys con la que descubrió quemuchísimos cuarentones se identificaban. Cuenta que a los catalanes les cuesta mucho tirar algo que funciona bien y que aún no sabe como la va a titular cuando cumpla los 80.

Escribe Montalbán en 1973 que Serrat ha conectado con millones de españoles, lo que no se sabía era la magnitud de su influencia en Latinoamérica. De la Habana a la Tierra del fuego. Y todos los presentes se ponen de pie, de nuevo, para rendir homenaje a Para la libertad y sonó la canción aragonesa que tanto nos recuerda a Labordeta y que Joan Manuel tituló Cancó de bressol : "por la mañana, rocío; al mediodía, calor; por la tarde, los mosquitos. No quiero ser labrador".

¿Y qué? El Serrat ¿Bien? Pues sí y eso que me fui antes de la ceremonia de los bises, acaba de cantar "hoy puede ser un gran día" y aún le faltaban: Fiesta, LucÍa,Penélope o Cantares.

http://www.elmundo.es/cultura/2015/09/21/55ffce5222601d22378b4579.html


miércoles, septiembre 16, 2015

Serrat llenó de recuerdos el Auditorio



VIGO
Serrat llenó de recuerdos el Auditorio

El cantautor celebró en Vigo 50 años sobre los escenarios con el aforo completo en un concierto que sus muchos seguidores no olvidarán. Empezó con "El carrusel del Furo" y terminó con "Hoy puede ser un gran día"

16/09/2015 09:12 H.

Traje oscuro y fondo negro que sólo rompió el juego de iluminación y los aplausos del público, con gritos de "guapo" y "eres el mejor". Así salió Joan Manuel Serrat al escenario del Auditorio Mar de Vigo, que le esperaba repleto de viejos y nuevos seguidores que no quisieron perderse la celebración de 50 años sobre el escenario de uno de los cantautores más singulares y queridos del panorama musical español.
Arrancó su selección de "Antología desordenada", el disco con el que celebra sus bodas de oro en la música, con “El carrusel del Furo” para continuar con "De vez en cuando la vida", "Tu nombre me sabe a Yerba" y así varias de sus canciones hasta llegar a la que él mismo consideró como "la más entrañable" de sus composiciones "Canço de bressol", dedicada a su madre. Tampoco faltó "Palabras de amor".
Con un sonido espectacular y un público entregado, Serrat intervino por primera vez para dar la bienvenida a los asistentes: "Gracias por invertir una noche de su vida en nuestra música", dijo.
Las canciones se intercalaron con las explicaciones de Serrat, que contó como "hace 50 años actuaba por primera vez en un escenario, en este oficio que tanto me divierte y que tanto tengo que agradecer".

En el repertorio no faltaron "Pueblo blanco", "Esos locos bajitos", "Para la libertad", "No hago otra cosa que pensar en ti", “Mediterráneo” o el broche final de “Hoy puede ser un gran día”.
Serrat explicó que ha confeccionado "una antología muy personal. Cada uno tendrá la suya y yo la mía, aunque mañana la puedo cambiar", le dijo al público.
En 2015 se cumplen 50 años de la primera actuación en público de Joan Manuel Serrat, el 18 de febrero de 1965 en el estudio Toreski de Radio Barcelona, en el programa matinal cara al público "Radioescope”. Para celebrar este acontecimiento el artista catalán publicó “Antología desordenada” e inició una gira mundial con un centenar de conciertos. Ayer fue en Vigo y hoy le toca el turno a Coruña.

http://www.atlantico.net/articulo/vigo/serrat-lleno-recuerdos-auditorio/20150916091209492344.html

viernes, septiembre 11, 2015

Joan Manuel Serrat rinde homenaje a Salvador Allende en Barcelona





11/09/2015

Barcelona, 11 sept (RHC) El cantautor Joan Manuel Serrat, junto a cientos de catalanes se congregaron en la ciudad española de Barcelona, para rendir homenaje a la memoria del expresidente chileno Salvador Allende, muerto como resultado del golpe militar contra su Gobierno, encabezado por Augusto Pinochet.

En un acto organizado por partidos de izquierda y autoridades locales, la alcaldesa, Ada Colau, y Serrat, encabezaron una emotiva ceremonia para recordar los ideales de justicia social que siempre promovió el líder socialista.

Serrat, quien fue el encargado de pronunciar el discurso oficial del acto, señaló que la muerte de Allende y la caída del gobierno de la Unidad Popular representó la muerte de un sueño de justicia social, y rememoró también el traslado por barco desde Burdeos (Francia) a Valparaíso (Chile) de miles de refugiados de la República Española. 

Por su parte la alcaldesa consideró la actividad un merecido reconocimiento a la figura de Salvador Allende así como a los miles de torturados, desaparecidos y asesinados por su defensa de la libertad y los derechos de todos.

http://www.radiohc.cu/noticias/internacionales/68778-joan-manuel-serrat-rinde-homenaje-a-salvador-allende-en-barcelona

Serrat y la izquierda española recuerdan a Salvador Allende





Serrat y la izquierda española recuerdan a Salvador Allende

Publicado 11 septiembre 2015 (Hace 3 horas 24 minutos)

El cantautor, autoridades municipales y movimientos sociales de Barcelona celebraron reivindicaron la lucha social del presidente chileno.

Cientos de catalanes se congregaron en la ciudad de Barcelona, España, para homenajear la memoria del expresidente chileno Salvador Allende, a 42 años de su muerte y del golpe militar dado contra su Gobierno, que dio paso a la dictadura de Augusto Pinochet.

En un acto organizado por partidos de izquierda y autoridades locales, la alcaldesa Ada Colau y el cantautor español Joan Manuel Serrat, encabezaron una emotiva ceremonia para recordar los ideales de justicia social que siempre promovió el líder socialista. 

La primera autoridad municipal, Colau, valoró el acto como “un justo reconocimiento a la figura de Allende y a las miles de personas que fueron torturadas y asesinadas por defender la libertad y los derechos de todo el mundo".

Por su parte el cantautor ibérico Joan Manuel Serrat destacó que el fallecimiento del presidente chileno constituyó la muerte de un gran sueño, y rememoró también el traslado por barco desde Burdeos (Francia) a Valparaíso (Chile) de miles de refugiados de la República Española.

El mundo entra en una nueva dinámica; vivimos unos tiempos en que vemos imágenes espantosas, pero hacía muchos años que anunciaban su llegada, apuntó el autor de temas antológicos como “Penélope” y “Mediterráneo”.

Serrat, quien fue el encargado de pronunciar el discurso oficial del acto, expresó: "Vivimos unos tiempos en que vemos imágenes espantosas, pero hacía muchos años que anunciaban su llegada. El mundo entra en una nueva dinámica y Europa está sometida a una gran prueba de solidaridad".

En España, Salvador Allende constituye hoy un referente ideológico de la izquierda y un ejemplo de lucha para la conquista de los derechos democráticos, frente a las políticas neoliberales aplicadas por décadas en ese país.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección: