jueves, abril 30, 2009

Babies go Serrat



El cd “Babies go Serrat“, una compilación de los temas más clásicos del cantautor español pero en versión instrumental muy tranquilita, como su nombre lo indica, como para bebés.


Resulta ser precioso. Las melodías de por sí son bellísimas y así versionadas muy relajantes.

De estos discos compactos hay de casi todas las grandes bandas o artistas, acá las tapas de algunos:



Babies go Abba



Babies go Calamaro



Babies go Sabina



Babies go Queen



Babies go Elvis



Informacion de:http://ainti.wordpress.com/

martes, abril 28, 2009

"Tocar me mantiene vivo; a mi salud no le conviene dejar el escenario



"Tocar me mantiene vivo; a mi salud no le conviene dejar el escenario"

El artista acaba de visitar Andalucía con su gira 'Serrat 100x100', un concierto intimista acompañado al piano por Ricard Miralles · El repertorio, un buen puñado de canciones que ya forman parte del patrimonio español

G. Cappa Actualizado 27.04.2009 - 05:00

Joan Manuel Serrat acaba de hacer parada en Córdoba con la gira Serrat 100 x 100, para presentar una selección de ese repertorio envidiable de canciones que forma parte del patrimonio musical español. Canciones muchas de ellas antiguas pero inolvidables. "Hay una imagen que permanece en nuestra memoria y que seguimos viendo continuamente", explica el cantante de la permanente mirada socarrona, de la permanente media melena. Y de la sensibilidad inalterable.

-¿No se permite siquiera un Serrat al 99,9%?

-No, no. Después de una experiencia de mucha complicación instrumental, espectáculos de mucho impacto visual y de sonido, siempre me gusta regresar a un formato lo más instrumental posible, que es lo que buscamos en este 100 x 100. Es volver a la esencia de las canciones, pero no como un regreso a la fuente; simplemente para hacer otra cosa que como espectáculo y como experiencia es distinta. De alguna manera es incluso chocante. Lo comencé después del Serrat sinfónico y lo reinicio ahora, justo después de la gira con Sabina. El espectáculo que traigo ahora es diferente al Serrat 100 x 100 que traje hace unos años. Las canciones son distintas porque, afortunadamente, tengo un repertorio que me permite manejarme muy bien en este sentido. También el escenario es distinto, la línea argumental... Lo que sí tiene siempre un concierto que se hace a partir del piano, la guitarra y la voz es una intimidad, una comunión muy grande con la gente. Y las canciones las transmites en su esencia, sin olvidar nada de lo que haya podido enriquecerlas. Pero siempre hay un trabajo muy grande detrás de esta sencillez. Hay mucha elaboración.

-Parece que en la gira con Sabina le robó el verso "que el escenario me tiña las canas". No se toma usted ni un pequeño respiro.

-No, yo no dejo nunca de tocar, me mantiene muy vivo y tengo la posibilidad de seguir escribiendo y preparando historias independientemente de que siga en el escenario. No le conviene a mi salud dejar el escenario.

-No es su caso, pero ¿con la crisis tiene cierto miedo a un patio de butacas no tan lleno como acostumbra?

-Las cosas son como son, y como decía el torero, lo que no puede ser no puede ser, y además es imposible. Las cosas hay que aceptarlas como te puedan venir. Yo no he tenido nunca queja en este sentido y espero que sigan así. Pero, sobre todo, espero que esta situación de angustia que se vive sea por un lado lo más corta posible, pero por otra parte que nos enseñe todo lo que nos tiene que enseñar. No son buenas estas circunstancias pero sí aprender de ellas. Esta crisis tiene mucho que enseñarnos. Yo creo que esto no es sólo un accidente económico, sino que se ha producido una crisis muy profunda del modelo de sociedad y no podemos mirar para otro lado; tenemos que ver por qué hemos llegado a esta situación y saber en qué medida todos y cada uno podemos reconducir esto, no al lugar que nos llevó a esto, sino a un modelo de sociedad más sostenible, más equilibrado y sobre todo más humano.

-Lo bueno para artistas como usted es que parece que el corazón nunca entrará en recesión.

-Pero no es para los cantantes, los artistas o los poetas, es para toda la humanidad. Qué malamente iríamos si el control del corazón estuviera en manos de unos pocos. Lamentablemente ya están en manos de unos pocos algunas cosas que deberían estar en manos de unos muchos, y si no, en la decisión de unos muchos. El corazón, joder, ¡no lo limitemos a unos pocos! Afortunadamente, como dice el viejo proverbio, todos tenemos nuestro corazoncito.

-Nunca ha eludido temas mundanos y políticos pero sigue cayendo bien. ¿Hay una estrategia previa?

-No creo que haya un manual de instrucciones porque, si no, lo utilizarían los políticos. Porque aunque lo intentan, la ley de Murphy siempre es implacable con ellos.

-Como si habláramos de sus vinos del Priorato, ¿qué canción ha envejecido mejor?

-Hay canciones a las que el tiempo puede llegar a deteriorar mucho, y a algunas otras las empuja brutalmente fuera de circulación. Pero otras aguantan con el tiempo, seguramente las más sólidas.

-Un caso peculiar es Nada personal, una canción cuyo rostro protagonista parece que se renueva con el tiempo. ¿El último fue George Bush?

-Empezó con la cara de Reagan y Brézhnev, fue escrita directamente para ellos. Estos personajes aparecen sin parar, forman parte del panorama habitual. Seguirá valiendo esta canción mientras no se modifiquen los valores de la sociedad. No se trata tanto de personajes, de que uno sea más simpático o más guapo, sino de que se sustituya la forma de entender la vida, la problemática de las necesidades básicas, y de fomentar los valores, no fomentar sólo el consumo.

-Las caras que no cambian son las de nuestras Penélopes y Lucías personales.

-Bueno, en mi corazón tampoco cambian, como no cambian las caras de las personas que quiero. Se modifica lo que modifica el tiempo, pero hay una imagen que permanece en nuestra memoria y que seguimos viendo continuamente. No sólo en la memoria, la que vemos físicamente se corresponde con la de la memoria. ¿Pero sabe por qué? Suele ocurrir con las caras que no dejamos de ver nunca; sólo las caras que dejamos de ver en nuestra memoria son la que, cuando volvemos a verlas, cambiaron. Pero las que tenemos presentes, esas no cambian nunca.

-En la gira con Sabina, cantaba usted: "Y las mujeres me han dejado a mí". Y el público femenino, al unísono, protestaba, totalmente en desacuerdo.

-Es un juego entre ellas y uno. Pero es cierto que las mujeres suelen tener buen gusto. Aunque siempre hay algunas más fieles.

-¿Qué repertorio ha seleccionado en esta ocasión?

-Bueno, no son unos grandes éxitos, aunque hay grandes éxitos. Tampoco es una antología aunque hay algunas canciones antológicas. Es una veintena de canciones que se llevan bien entre ellas y conforman un concierto que tiene la pretensión, por encima de todo, de conmover, distraer, divertir, compartir, sonreír, llorar... Y que se le haga corto a la gente. Y a mí. Sí, porque si sólo va la emoción en un lado, mal rollo. Sólo si uno se conmueve puede conmover, sólo si uno se ríe puede hacer reír. Cuando la mecánica se impone al sentimiento, al cabo de un par de días huele.

-¿Qué significa entonces la palabra oficio, sobre todo en un artista como usted con casi 50 años en los escenarios?

-Antes de conmover tienes que estar tú conmovido. Ése es mi oficio.

-Dicen que el bautismo cultural de una persona es pegarse de corazón a un gran personaje. ¿Cuál fue su caso?

-Cuando salió mi primer disco me dijeron que era el Aznavour catalán. Pero uno va haciendo su camino.

-Siempre se dijo de usted que era el yerno perfecto. ¿Es ahora también el suegro perfecto?

-Bueno, soy un suegro muy respetuoso con las decisiones de mis hijos. Pienso que en su libertad está mi éxito. Si ellos no deciden de una manera sincera, el fracaso es mío porque no les he ayudado en su formación. Hasta la fecha estoy contento de los hijos y yernos y nueras que me han tocado en suerte.

-Pero, por ejemplo, seguir cantando Señora, la canción de un yerno golfete a su suegra, es casi una coquetería...

-Es un vacile. Pero un vacile muy divertido. Durante años me negué a cantarla, pero eran los años de la tontería, los años en que pensaba que era una coquetería. Me río mucho cantándola y a veces se la paso a otro simplemente cambiando un pronombre por otro. En vez de decir el famoso "ese amor soy yo, señora", lo cambio y canto "ese amor es él, señora".

-¿En qué quedó la carta de Noa sobre el conflicto palestino que le adjudicaron a usted?

-Fue una carta que tradujo un periodista uruguayo y alguien la retomó, poniendo mi firma. Internet tiene cosas maravillosas en cuanto a la libertad de expresión, pero una cosa jodida es que da una posibilidad de fraude y de anonimato. Es algo que se rectificó.


Imágenes e Información de: http://www.malagahoy.es/

jueves, abril 23, 2009

Serrat y el Nuevo Ballet Español soplarán las velas del aniversario del Juan Bravo


Serrat y el Nuevo Ballet Español soplarán las velas del aniversario del Juan Bravo
Una exposición de siete grandes nombres de la moda, un estreno nacional, el recuerdo a Chejov y una gala completan los actos

23.04.09 - CÉSAR BLANCO SEGOVIA


El teatro Juan Bravo está de celebración. Cumple veinte años desde su última gran rehabilitación. Toca enfocar el retrovisor de la memoria hasta el 23 de mayo de 1989. En esta fecha el recinto escénico de la Plaza Mayor de Segovia volvió a abrir sus puertas a la cultura y el arte después de una remodelación que comenzó siete años antes. Pero los orígenes de la institución hay que buscarlos en los albores del siglo XX.


(Vista del patio de butacas y de los palcos del teatro Juan Bravo en la Plaza Mayor de Segovia. / ANTONIO TANARRO)

En el frontispicio del Juan Bravo hay escrito un año, 1917, que no se corresponde con el de la inauguración, sino con el de su construcción. El telón de la institución se levantó por vez primera el 26 de octubre de 1918, abriendo así un largo capítulo de la historia del mundo del espectáculo en Segovia y cerrando el de la ordenación urbanística de la Plaza Mayor de Segovia, cuya fachada este ocupa.

Ese 23 de mayo de 1989, el teatro retomó el pulso artístico y cultural después de su remodelación. La ocasión merecía un acto fastuoso y fue la Reina Doña Sofía quien selló y amadrinó el regreso de la renovada bombonera segoviana a la primera línea de la escena nacional, como fue denominada durante décadas.

El Juan Bravo celebra ahora los veinte años de su resurgir. La Diputación, corporación que gestiona su actividad, ha cocinado un suculento menú para deleite de los paladares culturales. En un reflejo de su evolución hacia su conversión en un espacio multidisciplinar, el teatro ha diseñado un programa en el que conviven música, teatro, danza, moda y hasta la convocatoria de los primeros Premios Juan Bravo que reconocen los mejores espectáculos artísticos que han pasado en los últimos tiempos por el escenario de la Plaza Mayor. La entrega de estos galardones tendrá lugar durante la celebración de una gala que tendrá lugar el día 19 de mayo.

Uno los nombres que pasarán por las tablas de la bombonera para soplar esas veinte velas es el del cantautor Joan Manuel Serrat, quien recalará en el teatro, el 5 de junio, con '100 x 100 Serrat'. Alrededor de 600.000 espectadores han disfrutado de este repertorio en los más de 300 conciertos ofrecidos en España y Latinoamérica. Después de la macrogira con Joaquín Sabina, el catalán se reencuentra con el público en un recital más íntimo y cercano, donde complementa su voz con su guitarra y el piano de Ricard Miralles.


Flamenco
Dos días más tarde, el duende de la danza se adueñará de las tablas del Juan Bravo con 'Sangre', de la mano del Nuevo Ballet Español. El espectáculo está pensado como una sucesión de palos flamencos -bulerías, tangos, zapateado, jaleos, martinetes...- que van fundiéndose entre sí, impregnando al montaje del estilo de la compañía, en el que la tradición y la modernidad en el arte de la danza y el baile se unen hasta alcanzar un equilibrio que no deja indiferente al respetable.

La obra se articula sobre dos pilares fundamentales, que son los solos interpretados por los bailarines Ángel Rojas y Carlos Rodríguez, a la sazón directores artísticos y coreógrafos del espectáculo. La partitura está compuesta por los guitarristas flamencos Gaspar Rodríguez, Daniel Jurado y Antonio. En esta composición se han querido rescatar los toques flamencos tradicionales para mezclarlos con las armonías de flauta, violonchelo y violín con el fin de lograr ese aire moderno y fresco.


Estreno
Al vigésimo aniversario no podía faltar el teatro de primera fila. Enrique y Alain Cornejo y la compañía Morfeo han elegido el Juan Bravo para el estreno nacional de 'El médico a palos', comedia en estado puro que revisiona la obra original de Moliere bajo la dirección de Francisco Negro. Para ello, el montaje utiliza unos vestuarios diseñados por Mayte Bona en la más clásica convención del teatro barroco francés. Además, la puesta en escena cuenta con decorado formidable ideado por Ana Garay basado en los cánones estéticos del siglo XVII, pero con la versatilidad actual.

Para completar el cartel teatral, en octubre se subirá a las tablas del Juan Bravo la compañía Puro Teatro, con un libreto de Paco Plaza titulado 'El viaje del actor', inspirado en textos de Anton Chejov.


La moda y el teatro
También para octubre está previsto otra de los fastos conmemorativos :
Elio Berhanyer, Ágata Ruiz de la Prada, Francis Montesinos, Miguel Palacio, Ana Locking, Devota & Lomba expondrán 35 modelos con los que quieren rendir tributo al arte escénico y, en concreto, al vestuario teatral, sin dejar de lado el inconfundible estilo de cada uno de ellos. Los organizadores de esta iniciativa matizan que no se trata de un vestuario para ninguna obra de teatro, sino de un homenaje al teatro mismo.


Información de: http://www.nortecastilla.es/

El otro Festival y el otro Serrat




El otro Festival y el otro Serrat

La perdida de una hija recién nacida, el dolor inconsolable de su madre, y una familia que hace lo imposible por encontrarla, incluso, llegar a Joan Manuel Serrat en Viña... Por Omar Villanueva Olmedon

Última Actualización : 2009-02-27
Escrito por Corresponsales El Morrocotudo

Comienzos de los años 90, tiempos de fax no existían celulares ni blackberry´s solo unos gigantescos teléfonos portátiles como presagio de la nueva tecnología por venir.

Como familia grande a la antigua de larga historia en Chile, recibimos la grata noticia del nacimiento de las hijas mellizas de unos primos mitad de Febrero. Todo el mundo de vacaciones. Tiempo de Festival a falta de carnaval en un cálido verano.

De pronto todo cambió con el nervioso despertar la parturienta en la maternidad a mitad de la noche. Su instinto materno le dice que algo extraño pasa. Descubre con espanto que una de sus hijas ha desaparecido de la cuna. Llama, pide información le dicen: "Que se tranquilice que van ver lo que pasa". Mas ella no acepta la respuesta y baja al primer piso a duras penas, consigue unas monedas -no era tiempo de celulares- y llorando llama a casa pidiendo ayuda. Su hija de un par de días ha desaparecido misteriosamente desde el lado de su cama.

Desesperación, nervios, rabia, gritos, impotencia en la familia. ¿Cómo encontrarla? Preguntas y más preguntas. Nadie sabe nada. Nadie vió nada a mitad de la noche en el viejo hospital. La abuela -Alicia- llora desesperada por su nieta perdida y parte el alma ver su cara angustiada. Comprobamos una vez más que las mujeres sienten de modo distinto a los hombres. Frente al drama inesperado, le digo para calmarla que se quede tranquila, que no llore que le vamos a encontrar a su nieta, que tenga fe, que la vamos hacer aparecer.

Uno dice esas cosas en el momento, sin pensar mucho ni saber cómo lo va a resolver. Es una situación nunca vivida, no se tiene experiencia sobre el tema y de poco sirven los conocimientos convencionales y otras cuestiones útiles para tiempos normales. Más sentíamos una corazonada, una suerte de señal divina que nos hacía mantener la confianza que la guagua estaba viva y que aparecería. Pero pasan las horas y tomamos Conciencia de la difícil promesa hecha a nuestra tía para encontrar a la beba con vida. ¿Qué podemos hacer para hallarla, a quién recurrir?

La familia completa se concentra en la frenética búsqueda. Las horas cuentan nos dice la policía. Cualquier pista ayuda y sirve. Somos una familia a la antigua y una par de cientos dispuestos a ayudar pero... ¿Dónde donde y como buscar? Lo primero que se viene a la cabeza llamar a los medios de comunicación, tomar contacto, ezar, preguntar incluso aleatoriamente a cualquier extraño uno nunca sabe donde puede aparecer una señal. Al final llamábamos a cualquier teléfono informándoles lo que nos pasaba y pidiendo su ayuda y que nos dieran cualquier pista o dato que supieran. Se llamó por teléfono durante toda la noche y el día siguiente. Los faxs salían "urbi et orbi" con un comunicado ad hoc, pero pasaba absolutamente nada. Era la búsqueda de una aguja de un pajar del tamaño de Santiago.

Las radios, diarios y televisión informaban y pedían colaboración. Lo mismo otras instituciones Carabineros e Investigaciones, Ministerio del Interior y de Salud hacían su mejor esfuerzo pero ningún dato, ninguna señal de la niña. Ni una huella de la pequeña melliza perdida ¿Estaría todavía en Santiago o quizás ya la habían sacado fuera del país? Cien hipótesis y conjeturas desesperadas: rapto, trasplante de órganos, comercio de niños, un accidente. Todos buscando un culpable, un responsable, ofreciendo recompensas, pero pasaban las horas y la niña no aparecía. Se pegaron afiches y carteles -no había fotos de la pequeña- además son casi todas iguales recién nacidas, solo se tenía como referencia a la hermana de la gemela. Pero no hay resultados, ni una sola llamada de respuesta con algún indicio.

Segundo día de búsqueda. No aparece. Incluso una visita desesperada a la casa del Presidente de la República, más casi todas las autoridades, nuestros amigos y relaciones están casi todos de vacaciones. Los reemplazantes y los pocos amigos que permanecen en Santiago tratan de hacer algo pero imposible, no hay señal alguna de vida de la recién nacida. Simplemente se había esfumado. En paralelo, ajenos al drama todo el mundo aprovechando los últimos días de vacaciones y entretenidos con el Festival de la Canción de Viña.

Entonces viene la ocurrencia, quizás por desesperación, quizás por inspiración divina, quizás por la energía de todos los que la buscaban y rezaban junto a nosotros una idea: ¡Tenemos que lograr un llamado en el Festival de Viña! Ese llamado sí que lo van a oír todos. Era casi la única y última alternativa que nos quedaba o se perdería la niña -como ocurre con muchos niños en el mundo perdidos de por vida- o quizás incluso podríamos evitar su muerte.

Se intenta tomar contacto con la organización del Festival, pero es imposible están comprensiblemente ocupados en sus menesteres: la seguridad, el cuidado de los invitados, el rating. El control de imágenes y micrófonos es estricto. No se pueden prestar para algo tan ambiguo que puede ser una broma o cualquier otra cosa nos decían. Es una decisión imposible, nunca hemos hecho ese tipo de llamados. Desesperados, decidimos llamar al hotel y pedir conversar directamente con el Sr. Joan Manuel Serrat. “Imposible Uds. están locos él no conversa sin una petición previa. Está descansando antes de su presentación de esta noche. Disculpen pero imposible comunicarlo con él...”. Tampoco alcanzábamos a llegar a su presentación de medianoche. Incluso llegando a Viña, lo más probable es que no pudiésemos sortear las barreras de seguridad del evento.

Tampoco sabíamos si él estuviese dispuesto a realizar un llamado por una niña desconocida y sin contar con mayores antecedentes. Por sus canciones suponíamos que si pero... Una y otra nueva llamada al hotel y de pronto nos responde una señora amable, una simple trabajadora. Una de las miles de empleadas anónimas que ahí laboran. Le explico nerviosamente lo que nos pasa y le pido su ayuda y si ella pudiera conversar con Joan Manul Serrat y entregarle un mensaje nuestro. Me dice que por la seguridad es casi imposible hacerlo. Entonces le imploro si ella nos puede recibo una carta por fax y hacerla llegar a Joan Manuel por debajo de la puerta. Nunca supimos como lo hizo. Nunca le vimos su cara, pero ella si nos creyó y de algún modo se las ingenió para hacer llegar la nota de una petición desesperada al cantor poeta en tiempos que no había mail.

En la nota -bien recuerdo- le pedíamos al trovador que hiciera realidad una canción de su último disco titulado: "La Utopía". Rogábamos que hiciera real su canción, pero ahora en Chile para ayudarnos a encontrar a la niña perdida.

Media noche y el catalán -veinte años menor que ahora- sale a actuar con toda su hidalguía y garbo. Se le notaba muy ensimismado. Pensamos que diría algo al comenzar su actuación pero calla. Canta su primera canción y nosotros apretadas las manos esperando, pero nada ni una palabra. Pausa e inicia su segundo tema y nuevamente no se refiere a la petición esperanzadora. No dice nada sobre la niña. Sentimos una congoja inmensa, un candado en la garganta, pensamos en la mamá de las mellizas, en la abuela Alicia y el abuelo Julio, y en nuestro primo.

¿Que más podíamos hacer? Habíamos fallado o ilusionando en un imposible. Se nos cruzaron muchas ideas negras y mucha rabia: que no recibió el mensaje, que no se atrevió a leerlo, que le dijeron que era mentira, que le amenazaron con tirar comerciales o bien que a lo mejor este Serrat no era el Serrat que imaginábamos y que erróneamente le habíamos idealizado. Más de pronto... Serrat a mitad de su canción detiene su interpretación abruptamente y dice con voz pausada, con mucha emoción y un auténtico sentimiento: "me ha llegado una petición, una carta en la que se me piden ayuda para encontrar y liberar a una niña recién nacida que le ha sido arrebatada a sus padres", "yo les pido de corazón a quienes tengan a esa niña que la entreguen a sus padres" e insistió categórico en su español acentuado "a quienes tengan información, les pido que la hagan llegar a sus padres y quienes tienen a la niña la que devuelvan”, más otras palabras maravillosas.

Nos dolió la garganta, se nos apretó el corazón, se apretó y aceleró el pulso. Nos subió un torrente de sangre que nubló nuestro cerebro y un salió un grito en la voz: ¡Gracias Joan Manuel! ¡Gracias Joan Manuel! Me impactó mucho el tono profundo y poético de su súplica, al mismo tiempo que de una forma muy directa, con mucha autoridad y firmeza. Era totalmente consciente de que cada palabra marcaba la diferencia de encontrarla viva o perderla para siempre. Era una petición, una suerte de orden pero con cariño, un verdadero poema de amor y con muchísima fuerza. Un poquito imagino debió ser como el tono de Cristo hablando a su gente en Palestina. Y luego con la humildad y simpleza que caracteriza a este artista mira hacia lo alto y entona un sentido: "Esos Locos Bajitos que se nos parecen".

Posiblemente, pasado los años y con más calma, creo que artísticamente esa ha sido la mejor interpretación de dicha canción dedicada a la infancia en toda su carrera de la quizás ni él ni la crítica es consciente.

Un par de horas después de terminar su canción alrededor de las 4 de la madrugada se produce el milagro de la música. Se recibe una llamada anónima de una mujer diciendo: "yo la he escuchado llorar y creo saber donde está la niña". El resto de la historia está en la prensa de la época y en manos de la policía que la rescató.

Al iniciarse el Festival de Viña mi hija a al ver a Serrat me pregunta para confirmar: “El que salvó a la prima ¿No?”. Esa pregunta me motivó a escribir esta nota.

Quiero por medio de esta nota pública agradecer y rendir homenaje a Joan Manuel Serrat en la hermandad de la poesía. Expresarle a través de este medio nuestros eternos sentimientos y acción de gracias, por haber leído nuestra carta en esos años y por captar el sentimiento de una simple familia chilena. Su noble gesto para con una niña de la patria a recién nacida habla por si solo y le autoriza a tomarse licencias para decir lo que piensa aunque incomode a algunos.

También agradecer a esa mujer -una funcionaria anónima de un hotel de Viña- que nunca recibió una antorcha pero supo entender, sentir y creer que todo era verdad y que arriesgó su cargo para a entregar la carta a Serrat. Ella es el símbolo y representa a todas las madres, instituciones, medios de comunicación y personas anónimas que nos ayudaron a encontrar a la pequeña. Junto a todos ellos enfrentáramos uno de los momentos más duros que ha vivido nuestra familia tratando de encontrar a la pequeña melliza perdida.

Todos los años hacemos un gran encuentro de la familia y la amistad. Joan Manuel Serrat es por cierto nuestro invitado de gala siempre presente. Le homenajeamos interpretando su himno "Cantares: todo pasa y todo queda pero lo nuestro es pasar" como reconocimiento a su nobleza desinteresada y crédula que fue capaz de escuchar una petición imprudente, a diferencias de otros nacionales que no se atrevieron.

Joan Manuel Serrat un hombre y artista íntegro y coherente quedará para siempre en nuestros corazones y el de nuestros descendientes, incluso cuando los animadores anuncien el final de del Festival de Viña como dice su canción: "Gloria a Dios en las alturas".

¡Gaviota de cariño para Joan Manuel!

Vídeo Esos Locos Bajitos




Video de: http://www.youtube.com/user/latieta

Información de: http://www.elmorrocotudo.cl/admin/render/noticia/19855

miércoles, abril 22, 2009

Serrat de tú a tú


Serrat de tú a tú

El músico catalán desvistió las piezas clásicas de su repertorio durante dos horas en una actuación marcada por la cercanía y el humor ante un auditorio lleno.

EDUARDO TÉBAR No desnudo al cien por cien, pero sí en paños menores. Así se presentó Serrat anoche en el Palacio de Congresos de Granada. Una guitarra acústica y la íntima compañía del pianista Ricard Miralles bastaron al cantautor barcelonés para presentar sus composiciones de toda la vida sometidas a un ´lifting´. El pionero de la Nova Cançó, tanguero advenedizo, voz de poetas y hermanastro de los trovadores latinos ha cambiado los atavíos de sus temas en innumerables ocasiones a lo largo de sus 45 años de singladura.

Dos años después de volar con Sabina -en la gira ´Dos pájaros de un tiro´-, el ´Noi del Poble-sec´ volvió bajo la máxima del menos es más. Ya no tan ´noi´ y en formato reducido, su voz sonó como la recordaban los allí presentes en los vetustos vinilos. Rugosa unas veces. Aflautada otras. Pero con la sinuosidad mediterránea intacta.

Con menos pelo que en los setenta, Serrat afronta la tercera edad con amiguismo hacia un público al que tutea. Sí, porque muchos de sus seguidores antiguos ya son abuelos. Algunos por cierto, acudieron al recital con los nietos. "A ver al tito Joan Manuel". Un acto de transmisión generacional insólito en España. Porque Serrat gana por goleada en la competición de autores domésticos. Esos con los que uno se cría. Los que se escuchan en el útero materno y después protagonizan la educación sentimental de padres e hijos.

Guiño a Machado. Ante un auditorio rebosante, arrancó ´caminando´ a la manera de Machado. Sencillo: vaqueros, camisa gris y sobrado de gratitud. "Resulta inevitable volver a los lugares donde hubo algo que compartir", reveló el catalán en un tono de sinceridad latente durante las dos horas en las que extendió concierto con una ingeniosa locuacidad. En serio, ´El Club de la Comedia´ tendría en él un filón.

"El hombre que no sabe sonreir, no debería abrir una tienda. Por eso, el maestro Miralles podría abrir un Corte Inglés", bromeó para introducir al virtuoso y versátil pianista. Capaz de enverdecer piezas poco lucidas del último decenio, como ´Me gusta todo de ti, pero tú no´, a la que imprimió una cadencia blusera. O la ´swingueante´ lectura de ´Fantasmas del Roxy´.

Como los grandes de otras latitudes, Serrat se ciñó sólo lo justo a las gemas obligadas de su repertorio. Quiso dignificar su obra siglo XXI. Recuperó momentos de los ochenta y los noventa (´De vez en cuando la vida´, ´Esos locos bajitos´, ´Y el amor´). Y dejó para la traca final el período ´Mediterráneo´, cumbre de su carrera. La creación total. Las reflexiones supremas que la canción autoral hispana ha dedicado a la vida, la muerte, la amistad, los montes y el mar. Melodías imperecederas y de una briosidad suprema.

´Aquellas pequeñas cosas´ -ariete del álbum, también popular en la adaptación de Ketama- y ´Romance de Curro El Palmo´ pusieron broche a una velada en familia.



Información de: http://www.laopiniondegranada.es/

Serrat actúa hoy en el Palacio de Congresos, donde repasará los éxitos de su carrera


Serrat actúa hoy en el Palacio de Congresos, donde repasará los éxitos de su carrera

GRANADA, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

El cantautor Joan Manuel Serrat ofrecerá hoy un concierto en el Palacio de Congresos de Granada en el marco de su gira 'Serrat 100 x 100', en la que hará un repaso por los temas más exitosos de su carrera, como 'Penélope', 'Señora' o 'Esos locos bajitos', en un formato más íntimo y sencillo.

Fuentes de la organización informaron a Europa Press de que apenas quedan 200 entradas a la venta para este concierto, que comenzará a las 21,00 horas. Los interesados podrán adquirirlas en la taquilla del Teatro Isabel la Católica por precios que van desde los 29 a los 43 euros aproximadamente.

Se trata de la segunda vez que el músico llega a Granada con esta gira, ya que en octubre de 2006 también la trajo al mismo escenario que en esta ocasión. El gran éxito cosechado en la misma ha animado al artista a retomarla.

'Serrat 100 x 100' mostrará al espectador un Joan Manuel más cercano que nunca y arropado en un espacio escénico que ha creado para él Fabià Puigserver, el cual envuelve la intimidad de un espectáculo en el que Serrat complementa su voz sólo con su guitarra y el piano de Ricard Miralles.


Información de: http://www.europapress.es/andalucia/
Imagen de: Terra

domingo, abril 19, 2009

UNA GUITARRA...




Dos Baladas - Una Guitarra - Aquellas Pequeñas Cosas - Joan Manuel Serrat




Letra de Una Guitarra en Catalán
Una guitarra
(Joan Manuel Serrat)


Me la van regalar quan em voltaven
somnis dels meus setze anys, encara adolescent,
entre les meves mans que tremolaven
jo vaig prendre ben fort aquell juguet.

Vàrem créixer plegats, jo em vaig fer un home;
ella es va anar espatllant al meu costat.
Ara que jo la veig bruta i trencada,
m'adono del molt que l'he estimat.

Primer els amics arriben.
Quan els amics se'n van,
sols queda una guitarra
per fer d'acompanyant.

Ara l'amor arriba.
Després l'amor se'n va.
Sols queda una guitarra
i el seu cant que plora.

Ara sé d'un company que mai no enganya,
que quan m'ompli de goig cantarà amb mi;
ja tinc un amic fidel, pobra guitarra:
canta quan canto jo i plora sempre amb mi.


Letra de Una Guitarra en Español
Una guitarra
(Joan Manuel Serrat


Me la regalaron cuando me rondaban
sueños de mis dieciséis años, todavía adolescente,
entre mis manos temblorosas
agarré con fuerza aquel juguete.

Juntos crecimos, yo me hice un hombre;
ella se fue estropeando a mi lado.
Ahora que la veo sucia y rota
me doy cuenta de lo mucho que la he querido.

Primero los amigos llegan.
Cuando los amigos se van,
sólo queda una guitarra
para hacerte compañía.

Ahora el amor llega.
Después el amor se va.
Sólo queda una guitarra
y el llanto de su canto.

Ahora sé de un compañero que nunca engaña,
que cuando me llene de gozo, cantará conmigo;
ya tengo un amigo fiel, pobre guitarra:
canta cuando yo canto y llora siempre conmigo.


(A los 17 años le regala su padre, su primera guitarra, la imagen es a los 21 años)


Video de allnewj2008
http://www.youtube.com/user/allnewj2008




Verena

sábado, abril 18, 2009

Un serrat extremo


Un serrat extremo

sábado, 18 de abril de 2009

Del hardcore a la canción de amor: esa ruta escarpada transitó Gabo Ferro desde que cerró su ciclo como vocalista de Porco y encontró otro sendero, el del trovador. Su cambio de piel se hizo evidente en el 2005, cuando lanzó a la escena “Canciones que un hombre no debería cantar” (primera entrega de una trilogía de amor que cerraría con “Amar, temer, partir” (08)).

Más que sacar las canciones del ático, el proyecto de Gabo Ferro implicaba, en sí, una secuencia de pequeñas revoluciones. Con la tradición mediterránea a cuestas, ideó una transgresión tan sutil como elocuente.

Suerte de dramático Serrat, perforó las fronteras entre los géneros, exploró una voz intimista y sembró un imaginario personal. Algo que le valió, más allá de las giras por Estados Unidos y España, la fascinación del indie, el deslumbre de la crítica y el premio Revelación. Eso no es todo: en él también conviven el historiador y el poeta.


Imagen de: su actuación en Mendoza

Informaciön de: http://www.losandes.com.ar/

Serrat redescubre al público salmantino con su ‘100 x 100’


Serrat redescubre al público salmantino con su ‘100 x 100’

Última actualización 17/04/2009@23:10:28 GMT+1

Lo que diferencia a un auténtico mito de la música es que cuando ya tiene excesivas canas puede permitirse el lujo de subirse como le dé la gana al escenario, elegir las canciones y saber que si para y apunta con el micrófono hacia la platea el público le terminará la canción. A Serrat le pasa lo mismo que a Aute, a Sabina y a más de un “saurio” (cariñosamente) de este oficio de bardo: su público le espera y es capaz de seguir de memoria cualquier cosa, incluso un recopilatorio en vivo como es esta gira Serrat 100 x 100.
José Ángel Sanz / Luis Cadenas


El concierto arrancó con un solo de piano de uno de los músicos que le acompañaban, las primeras notas de Sinceramente tuyo. Él entró con Caminante no hay camino y la imagen de Machado superpuesta. Después, de cara al público, con la calidez levantina de este culé impenitente. Cayeron De vez en cuando la vida, Los fantasmas del Roxy..., un repertorio clásico, el mismo que le hizo grande.

Por eso la platea del CAEM estaba llena de gente (hacia arriba, mucho menos), quizás un millar de personas, la mayoría de su quinta, que se había llevado a sus hijos para que escuchara la música con la que quizás fue concebido más de uno...

Más adelante algo más reciente, como Me gusta todo de ti, pero tú no, y El metro y la bella, dos de lamás recientes.. pero también un monólogo sobre su madre, que quería una niña y salió él, o sobre Gila, la sonrisa torcida de la posguerra. Lo dicho, todo un símbolo.


Imagen de: Momentos del concierto: Joan Manuel Serrat, en su estilo y el público entregado al ídolo de varias generaciones / FOTOS: CARLOS perelétegui

jueves, abril 16, 2009

ENTREVISTA: ALMUERZO CON... JOAN MANUEL SERRAT


ENTREVISTA: ALMUERZO CON... JOAN MANUEL SERRAT

"Es el modelo de sociedad el que está en crisis"
CATALINA SERRA 15/04/2009


Es verlo y desplegarse en la cabeza el cancionero de una vida. Sentado debajo de las estilizadas siluetas de Karin Leiz que decoran el restaurante, Joan Manuel Serrat se está tomando una caña mientras charla animadamente con el fotógrafo. Ha elegido la mítica tortillería Flash Flash, este templo del snack que abrió en 1970 Leopoldo Pomés y que durante años fue centro de las reuniones de aquella gauche divine barcelonesa de la que guarda "muy agradables recuerdos". "Me queda muy cerca del estudio y suelo venir a comer cuando estoy por aquí", comenta. Recomienda una tortilla de alcachofas con jamón, que no está en la surtida carta, y la conversación deriva hacia las extraordinarias alcachofas moradas de Menorca, una especie también mallorquina que se come cruda y que, convenimos, no tiene parangón...

Está, de hecho, a punto de salir hacia su casa en la isla, "a ver cómo está el campo después de tanta lluvia", pero entusiasmado con la posibilidad que se le ha abierto en Madrid de actuar en un circo, concretamente en el teatro Price del 13 al 16 de mayo, un espacio, dice, que tiene el aforo perfecto para el espectáculo cercano e intimista de su larga e intermitente gira 100 - 100 Serrat. "Es la primera vez, hasta ahora he actuado en casas de mala vida, palacios, estadios, auditorios y plazas de toros, pero nunca había actuado en un circo", afirma sonriente. "Además, coincidirá con San Isidro y es un poco como ir de feria... En lugar de al ruedo, me tiraré a la pista, y sin red". Y podrá permitirse, reconoce, alguna que otra payasada. "El artista tiene siempre una parte de payaso. Lo que le salva es que mira el mundo cara a cara, sin dramatismos. Desconfío de la gente que va por la vida convencida de su gravedad e importancia".

El cantautor actúa por primera vez en un circo: "Me tiraré a la pista y sin red"

Él parece que se la toma con tanta calma como pasión. Llegan las tortillas, y el camarero chileno que las sirve habla un mallorquín de pueblo que tira de espaldas. Bromean un rato sobre el acento y, cómo no, al final acaban hablando de fútbol, de la liga chilena, por cierto, que Serrat conoce bien. De su equipo, el Barça, ¿qué va a decir? Que no para de darle alegrías.

Ahora está enfrascado en la preparación de un nuevo trabajo sobre Miguel Hernández, al que ya le había dedicado un histórico disco en 1972 con el que consiguió, como antes hizo con Machado, que un público amplísimo conociera al poeta de Para la libertad. "El año que viene es el centenario de su nacimiento, y pienso que es una buena manera de celebrar la obra de uno de los mejores poetas que ha tenido España en el siglo XX", explica. "Ahora he vuelto a releerlo todo, y lo curioso es que refleja los tiempos duros que le tocó vivir, pero tanto el lenguaje como la temática son intemporales y mantienen la vigencia".

Bebe un poco de vino y volvemos sobre el recital de Madrid, una ciudad que compara con Nueva York porque "allí nadie te echa en cara que seas forastero, algo que no pasa en todos los lugares". ¿Y de la crisis qué piensa? "Pues que va más allá de lo económico, es una crisis de un modelo de sociedad. En todo caso, vale la pena recordar ahora a las personas que hace tiempo que anunciaban lo que ha pasado y cómo se las descalificaba acusándolas de mal agüero. Si se las hubiera hecho caso, a lo mejor no estaríamos así".


Tortillería Flash Flash. Barcelona
- Calamares a la romana: 13,50 euros.

- Dos tortillas de alcachofas con jamón: 15.

- Media botella de vino: 7,50.

- Agua mineral: 2.

- Pan: 3,90.

- Un café: 1,80.

Total con IVA: 46,76 euros.


Información e imagen de: http://www.elpais.com/

Homenajeará Serrat a poeta Miguel Hernández en su centenario


Homenajeará Serrat a poeta Miguel Hernández en su centenario

Serrat ya le dedicó un histórico disco en 1972
Joan Manuel Serrat prepara un nuevo trabajo acerca de versos de Miguel Hernández


MADRID.- El cantautor español Joan Manuel Serrat prepara un nuevo trabajo acerca de versos de Miguel Hernández, para homenajear al poeta en el centenario de su nacimiento el próximo año, anunció en una entrevista con el diario El País.

Serrat ya le dedicó un histórico disco en 1972, gracias al cual consiguió dar a conocer al poeta a un público muy numeroso, sobre todo a partir del poema 'Para la libertad', canción que se convirtió en un himno para muchos de sus seguidores.

'Pienso que es una buena manera de celebrar la obra de uno de los mejores poetas que ha tenido España en el siglo XX', dijo Serrat.

'Ahora volví a releerlo todo y lo curioso es que refleja los tiempos duros que le tocó vivir, pero tanto el lenguaje como la temática son intemporales y mantienen su vigencia', añadió.

El cantautor ofrecerá en Madrid, en mayo, un espectáculo intimista y cercano en el teatro Circo Price dentro de su gira 100-100 Serrat.

'Me tiraré a la pista y sin red', bromeó el cantautor, quien dijo haber actuado hasta ahora 'en casas de mala vida, palacios, estadios, auditorios y plazas de toros, pero nunca en un circo'.

Serrat comparó Madrid con Nueva York, y argumentó que 'allí nadie te echa en cara que seas forastero, algo que no ocurre en todos los lugares'.

Interrogado acerca de la crisis económica, Serrat afirmó que 'va más allá de lo económico, es la crisis de un modelo de sociedad', explicó, y opinó que se debería haber escuchado a quienes ya lo advirtieron y se les tachó de hacer anuncios de mal aguero.


Información e imagen de: http://www.informador.com.mx/

martes, abril 14, 2009

Joan Manuel Serrat y 44 compañías durante 22 días en el Festival de El Ejido


Joan Manuel Serrat y 44 compañías durante 22 días en el Festival de El Ejido

La cita con el teatro reduce a la mitad el presupuesto con respecto a la edición del año anterior

Jorge Bezares / Madrid Actualizado 14.04.2009 - 01:00


El delegado municipal de Cultura del Ayuntamiento de El Ejido, Gerardo Palmero, presentó ayer en el madrileño Teatro Amaya el XXXII Festival de Teatro -se celebrará en el municipio almeriense del 22 de mayo al 13 de junio- como una muestra teatral "ecléctica" capaz de programar incluso actuaciones dirigidas a los bebés, experiencia ésta que entusiasmó a la actriz Lola Herrera, que acompañó al edil junto a Elías Vivancos, del grupo Los Vivancos, en la presentación en la capital de España.

Palmero, que apuntó que actuarán 44 compañías teatrales -34 nacionales (con 15 andaluzas) y diez internacionales- y que hay programadas más de 80 funciones a lo largo de los 22 días , defendió el carácter ecléctico del Festival por entender que ese término define la apuesta por "la calidad y la variedad" para "sumar público" que han hecho los organizadores. "Ecléctico también por los espacios: no sólo en el teatro sino también en la plaza de Abastos, en el Parque Municipal… para que se respire el ambiente teatral en nuestro municipio", agregó el edil de Cultura.

El representante municipal de El Ejido, cifró en 35.000 el número de espectadores potenciales, en 17.000 las entradas que se pondrán a la venta -18 espectáculos son gratuitos- y en más de 450 los artistas y técnicos que acudirán al festival, informó que el presupuesto para la muestra de 2009 se situará en 300.000 euros, la mitad de lo invertido en 2008.

A pesar de la importante reducción marcada por la crisis, Palmero señaló que "la inventiva y la imaginación" han suplido esta merma presupuestaria para lograr una programación que "no desmerece" a otros festivales de España del mismo rango.

El edil recordó que este Festival nació en 1973, antes incluso de que El Ejido fuera municipio, por iniciativa ciudadana, y que sólo en la década de los ochenta se hizo cargo de él la Administración Local. Asimismo, subrayó que la muestra "no es oficial" porque no cuenta con el patrocinio ni del Ministerio de Cultura ni de la Junta de Andalucía.

A su juicio, el carácter ciudadano del Festival ha permitido que El Ejido cuente con una treintena de grupos de teatro aficionados y con "espectadores críticos" que saben apreciar la programación. "Estamos hablando de lo que denominamos la democratización de la cultura", espetó Palmero.

Lola Herrera, que admitió no conocer en profundidad el festival, se mostró sorprendida tras la presentación de Palmero, y dijo que esta muestra teatral "es un ejemplo para el resto del país". "Si esto se hiciera en todas las esquinitas...", agregó.

Herrera defendió también que "El Ejido salta en el telediario por estas cosas" y no sólo porque "hubo unos problemas con alguien". "Me apuntaba a vivir allí", agregó entusiasmada de que el teatro tenga tanto arraigo en una ciudad conocida principalmente por sus invernaderos (los "plásticos", dijo).

"Aparte de cultivar tomates y pimientos, también cultivamos el teatro, y los ciudadanos son los responsables", salió al quite el delegado de Cultura.

Elías Vivancos lamentó que su grupo no pueda actuar este año por problemas de agenda, pero destacó "el trato impecable" que sus hermanos y él recibieron el año pasado en El Ejido. El espectáculo de los hermanos Vivancos fue uno de los que mayor entrada recogió en la pasada edición quu contó con intérpretes como Pilar Bardem, Santi Millán o Diana Palazón, y con grandes compañías como La Fura Del Baus o Els Joglars.

No acudieron a la presentación los actores Emilio Gutiérrez Caba, Luisa Martín y Paco Tous, entre otros. Verónica Forqué se acercó a la presentación y la vio desde las butacas.

El delegado municipal de Cultura del Ejido informó que el festival lo inaugurará en la Plaza Mayor de la localidad el 22 de mayo el grupo australiano This Side Up, que pondrá en escena Controlled falling project. Un día más tarde, en Auditorio Municipal, actuará el cantautor catalán Joan Manuel Serrat, con con 100 x 100 Serrat.

El 26 de mayo Cirque Eloize (Canadá) interpretará Rain, en el Auditorio Municipal. El 27 y el 28 de mayo, Lola Herrera y Juanjo Arterio pondrán en escena 6 clases de bailes en 6 semanas. La semana antes de clausurar el Festival de Teatro de El Ejido Trasgo Producciones trae Un dios salvaje con la interpretación de Maribel Verdú, Aitana Sánchez-Gijón y Antonio Molero, entre otros.

El cierre lo pondrán el 13 de junio tres grupos: Happy Stars (Francia), con Flying Brotehrs; Lazona, con ¿Estás ahí?, y Borom Tamba (Senegal-España), con Tuki thi Afriq. Uno de los protagonistas de la sería Aída de Telecinco, Paco León, será la cabeza de cartel de una de las obras que clausuran ¿Estás ahí?

La difusión publicitaria constará con 15.000 trípticos, 10.000 programas de 40 páginas aproximadamente, 7.000 envíos mailing nacional, 400 carteles con la imagen del Festival, 25.000 octavillas con diversas actividades, 100 banderolas urbanas, ocho vallas metálicas urbanas...

Así, la calle y el teatro protagonizarán una vez más la simbiosis de un Festival que hace historia cada año que se celebra. Su variada oferta y la participación de su gente son dos ingredientes fundamentales para esta cita con el arte de la interpretación. Este año, como en pasadas ediciones, llegarán grandes artistas que colaborarán con su internacionalidad.

Información de : http://www.elalmeria.es/

Collado Villalba - Joan Manuel Serrat abrirá Viajazz 2009 el 18 de junio


Collado Villalba
Joan Manuel Serrat abrirá Viajazz 2009 el 18 de junio
Por Francisco Árias

Última actualización 13/04/2009@21:29:20

Cuando todavía faltan dos meses para que comience la edición de este año del Festival de Jazz de Collado Villalba, Viajazz 2009, los organizadores del evento ya han cerrado el concierto inaugural. Joan Manuel Serrat será el encargado de abrir esta edición del festival, con una actuación intimista que forma parte de su gira en solitario “100 x 100 Serrat”.

Más de 300 conciertos y más de 600.000 espectadores en España y Latinoamérica avalan esta gira que llegará a Collado Villalba para mostrar a un Serrat más cercano que nunca. Es, por lo tanto, una oportunidad única de acercarse a la esencia de este artista, que en esta nueva propuesta mantiene el espacio escénico creado en 1984 por el escenógrafo Fabià Puigserver, el cual arropa la intimidad del espectáculo en el que Serrat complementa su voz sólo con su guitarra y el piano de Ricard Miralles.

Desde enero por toda España

México, Estados Unidos, Puerto Rico, República Dominicana, Colombia, Chile, Argentina y Uruguay ya han disfrutado de la gira “100 x 100 Serrat”, durante los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2008. Desde finales de enero de este año el artista universal está recorriendo escenarios por toda España y uno de los elegidos para presentar esta gira está en Collado Villalba. Será el 18 de junio, a partir de las 21.00 horas, en el Pabellón Polideportivo Quique Blas


Información e imagen de: http://www.eltelegrafo.org/

viernes, abril 03, 2009

Joan Manuel Serrat: ''Canto para echar fuera lo que me aprieta las vísceras''


Joan Manuel Serrat: ''Canto para echar fuera lo que me aprieta las vísceras''

Lugo, Joan Manuel Serrat, entrevista

02/04/2009 - María L. Viñas / El Progreso (Lugo)


Es una institución de la música española y aun así, al otro lado del teléfono —en una furgoneta que le lleva a Vigo—, Joan Manuel Serrat (Barcelona, 1943) resulta igual de accesible y cachondo que sobre los escenarios. Sus vínculos con Galicia le han sido proporcionados por más de 40 años de ir y venir, paisajes, amigos, conciertos en salas de fiestas y en las propias fiestas de aldea, "donde teníamos que subir el equipo a hombros", recuerda. "Venir a Galicia, para unos trashumantes como nosotros, con aquellas infraestructuras, era una auténtica aventura". Este jueves 2 de abril actúa en Lugo, una etapa de su gira 100x100 Serrat.

¿Alguna de sus canciones se ha inspirado en estas tierras?
Uno escribe de acuerdo a lo que los sentidos le informan. Uno escribe porque ve, escucha, porque tiene tacto y gusto. Todo esto te da una información que se une al mundo interior que todos tenemos, o deberíamos tener. Uno pasea por estas tierras o se enamora...

¿Se ha enamorado alguna vez en Galicia?
Es que soy una persona muy enamoradiza.

Eso es un sí.
Con el amor he tenido muy buena relación, no siempre triunfante, pero siempre buena. Me conmueven más las gentes que los paisajes, aunque disfruto ambas cosas. Pero, sobre todo, me gusta complementarme con el prójimo.

Mediterráneo, ese paisaje musical que escribió a los 28 años, ¿pensó que llegaría a convertirse en la obra maestra que es hoy?
No lo pensaba, claro, pero eso no lo piensa nadie. Cuando uno escribe no sabe hasta qué punto una canción va a ser compartida. Yo me alegro mucho de que esté tan extendida y consolidada, pero mi trabajo lo valoro en su conjunto, con todo lo que he escrito en cuarenta años. Afortunadamente, no soy un artista de una obra puntual.

¿Qué hace a las canciones inmortales?
La gente que las escucha.

Muchas generaciones han conocido su música en la Universidad, ¿le agrada esa relación?
Me alegra ser conocido en la casa de la cultura. Amo y creo en la Universidad y en el derecho a la educación como desarrollo de las personas.

100x100 Serrat parece una declaración de intenciones. ¿Con qué se encontrará el público respecto a otros conciertos que ya ha dado en Lugo?
Es una declaración clarísima de intenciones. Es un concierto que busca la médula de las canciones con una puesta en escena muy sencilla, de piano, una guitarra y voz. Es un repertorio de canciones que, aunque cambia constantemente, nunca pretende ser una antología ni un grandes éxitos. Es un manojo de canciones que van contando historias y que creo que se llevan muy bien entre ellas, lo que hace que el concierto se pase rápido.

Pues qué pena para los fans.
Pero eso es bueno. Lo malo es cuando pasa lento, entonces es que aburre. Pasa rápido porque es ágil. Lo que trato, por encima de cualquier cosa, es divertirme. Yo me subo al escenario para pasármelo bien. Solamente así los demás se lo pasan bien.

¿El espectáculo surge de la necesidad de recuperar un espacio propio tras la gira con Sabina?
Surge por la necesidad de hacer un concierto distinto a los sinfónicos. Por buscar, de alguna manera, un contraste radical con lo que estaba haciendo, sometiendo las canciones a la prueba de la sencillez, donde quedan más en cueros. Fue como desnudarlas, no diría dejarlas en pelotas, pero sí en ropa interior.

¿Y cómo fue ese vuelo de Dos pájaros a tiro?
Si no hubiese habido una historia muy cómplice entre los dos, si no hubiera aumentado nuestro mutuo conocimiento, hubiera sido imposible. Sin cariño, respeto y compañerismo eso no se aguanta. Hacíamos del escenario una fiesta a la que la gente se sumaba.

¿Qué admira de Sabina?
Es un autor de una gran solidez y uno de los cantautores contemporáneos más importanes en lengua castellana. Gran parte de su trabajo quedará sobriamente afincado en la memoria de la gente. Pero lo que más me interesa es él, es un tío cojonudo, es generoso, cariñoso y mi amigo.

¿Qué es a lo que más le gusta cantar? ¿Quizás al amor, por lo de enamoradizo?
Le confesaré que respecto al amor, sin querer y sin que me quieran, no entendería el resto de la vida. Prefiero cantarle a aquello que me aprieta la tripa, cantar para echar fuera lo que aprieta las vísceras.

¿De verdad no le molesta que le pidan las mismas canciones de siempre en los conciertos?
Llevo 45 años escribiendo canciones, algunas de ellas forman parte de la memoria sentimental de la gente y, evidentemente, les gusta que las cante y yo no les hago ascos. Yo hago mi concierto y siempre nos queda tiempo para recordar alguna canción.

¿Con la que está cayendo ve posible un resurgir de la canción protesta tal como se la etiquetó en un momento dado en España?
La canción protesta es una etiqueta americana, de las canciones que se hicieron para repudiar la guerra de Vietnam. Eso se amplió a la canción denuncia. Yo siempre pensé que lo que para algunos era canción protesta para otros era canción consuelo. Una de las mejores cosas de la canción, sino la más importante, es acompañar a la gente. Pero el que tiene algo que escribir no necesita situaciones concretas.

¿Por qué el término cantautor está tan denostado, incluso dentro de la profesión?
Creo que la gente confunde el género con el estereotipo de un hombre melenudo, con barba y guitarra más o menos afinada. El cantautor es el que canta lo que escribe y escribe lo que canta, y esto sucede en el rock, en el pop o en el folk. Bruce Springsteen o Bono son cantautores. Yo creo que hay una confusión y lo que está desprestigiado es el arquetipo.

A usted ya le han colgado un buen número de sucesores y eso que sigue en activo.
Y pienso seguir. No tengo ninguna intención de jubilarme. No hay palabra más terrible que jubilarse para alguien que ama su oficio. Y eso que el júbilo es algo hermoso. Para alguien que nunca ha amado su oficio y lo ha vivido como un castigo, pues es una liberación.

¿Cómo va otra de sus pasiones, el negocio del vino?
Sigo con el vino. Lo del negocio pues... (risas)

¿También nota la crisis?.
Todo está sujeto a la crisis, todo lo que es la producción. El consumidor está mas cauto, mira más dónde debe gastar. De cualquier manera, yo tengo una bodega pequeña.

¿En esta gira ha probado los caldos gallegos?
Sí, bebo según la zona.

Como buen viajero.
En el norte, tomo los ribeiros, en la zona de las Rías Baixas, el albariño, y en Lugo probaré los godellos.

(En la foto de J. Vázquez, Joan Manuel Serrat, en una actuación en Lugo.)

jueves, abril 02, 2009

Proverbios chinos


Proverbios chinos

La gira "100 x 100 Serrat" ha traído al músico catalán al Teatro Caixanova.

JUAN LUIS GARCÍA CARLÍN - VIGO

Tras su gira con Joaquín Sabina, la gira “100 x 100 Serrat” trajo al músico catalán al Teatro Caixanova. El formato de esta gira, el “más íntimo de todos cuantos ha representado” recrea sobre el escenario el ambiente de un piano bar, sin más elementos sobre el escenario que los instrumentos y una mesa de cafetería. En este clima de cercanía y confidencia Serrat se siente como pez en el agua y demuestra sus tablas a golpe de verborrea. Interpretar canciones clásicas como “Caminante”, “Lucía” o “Penélope” ya hubiera sido suficiente para convencer al público, por ser ellas parte del vocabulario sentimental de los muchos fans que anoche se dieron cita (muchos de ellos demostraron saberse de memoria gran parte de los temas). Pero los extensos monólogos “alla” Miguel Gila en los que explicaba sus traumas fruto de la expectación de su madre porque él naciera niña, la instrucción moral de su perro o su extenso repertorio de proverbios chinos, sirvieron para acabar de meterse al público en el bolsillo.

Uno de estos “proverbios” (”todo empeora antes de mejorar”) es aplicable al concierto de anoche. Si había empezado a lo grande con “Cantares”, tras el pequeño bajón en “De vez en cuando” acabó encarrilándose con el rag-time de “los fantasmas de Roxy”. Y es que en “De vez en cuando” se comprendía aquello de “nos hacen llorar cuando nadie nos ve”: en canciones cuya melodía y letra son ya de una honda carga emocional, Ricardo Miralles pulsa las teclas como si picase cebolla (esto se consigue tomando de Debussy o Ravel no más que su fototipo, lo cual es habitual en este género; “culpa” de ello la tiene también el gran Jacques Brel). El matrimonio entre Serrat y Miralles (supuesto matrimonio del que también hizo gracias el cantante) llega a su paroxismo en una versión fresca de “Mediterráneo” y en los temas de corte más cabaretístico como “La bella y el metro” (con el piano a ritmo de Talgo), “Si hubiera nacido mujer” o “La mala racha”.

Tras casi dos horas cantando, el público no quería dejar marcharse a Serrat. Éste, a petición del público, les regaló “Lucía” y “La diligencia”. Se vivió un gran espectáculo, fruto de la confabulación en Serrat entre el drama y un agudo sentido del humor.
Información de: http://www.farodevigo.es/

La memoria 'divina' de Colita



La memoria 'divina' de Colita

Una antológica reúne al mundillo cultural captado por la gran fotógrafa catalana

ÁNGELES GARCÍA - Madrid - 02/04/2009

Se define como una todoterreno de la fotografía, pero pasará a la historia por sus primeros planos y paisajes con personas. El nombre de Colita (Barcelona, 1944) está asociado a la llamada gauche divine catalana (junto a los también fotógrafos Oriol Maspons, Julio Ubiña y Xavier Miserachs), a la Escuela de Cine de Barcelona, a las azoteas del Ensanche en la década de los sesenta y, sobre todo, a los inolvidables retratos de Antonio Gades, Carmen Amaya, Joan Manuel Serrat o Rafael Alberti.

En 44 años cargando cámaras ("mi favorita era la que menos pesara", explica) ha publicado en prensa semanal y especializada; ha protagonizado más de 40 exposiciones y publicado 30 libros. La Escuela de Fotografía y Centro de Imagen de Madrid presenta hoy una retrospectiva con un centenar de fotografías. "Es un cajón de sastre. Hay un poco de todo, como en botica. Son fotos que pertenecen a mi memoria. En ellas se ve que siempre he hecho lo que me ha dado la gana y que soy la que más se ha divertido".

Cuenta Colita (fue registrada como Isabel Steva i Hernández, pero a ella le contaron que nació en una col y se lo creyó para siempre) que, en realidad, para esta exposición no ha seleccionado las fotos. "Trabajaba con dos galerías que han cerrado y he escogido copias de fotos que a mí me gustaban, material que lo mismo no gusta a los expertos. Lo que a mí me agrada es la fotografía guapa, grande y bien tirada. Pero resulta que los fundamentalistas del mercado quieren lo que ellos llaman vintage. O sea, roña: fotos mal tiradas y mal reveladas. Si tienen pompas, mejor. Un desastre".

Colita asegura que es una fotógrafa "de las de antes". "Yo lo hago todo. Domino el oficio por delante y por detrás. Hay algunos que saben del oficio menos que de Franco". Gran parte de su trabajo está ligada al mundo del cine. Las espectaculares fotografías de Antonio Gades que se exponen pertenecen al rodaje de Los Tarantos, película en la que Colita hacía la foto fija. "Trabajé mucho con la Escuela de Cine de Barcelona, especialistas en imitar a pelmazos como Godard o Antonioni en lugar de fijarse en las buenas películas americanas. Pero me lo pasaba muy bien y me hice muy amiga de ellos". Ya no hace fotografías. "Me dedico a cuidar de mis animales (tres gatos, dos perros, una tortuga y un pez) y a recopilar las biografías de las pioneras de la fotografía. Acabo de descubrir a una fotógrafa fascinante. Se llama Nicolini y durante toda su vida retrató a tíos en pelotas".

Además de Gades ("Sólo Serrat se le aproxima en el tirón de auténtico macho") se exponen retratos de Carmen Amaya, Joan Manuel Serrat, Vargas Llosa, Terenci Moix, Gil de Biedma, Joan Brossa, Rafael Alberti o La Chunga, todo un mundo de personajes de los que conserva el mejor recuerdo. Y junto a estos rostros, un despliegue de lo que fue su barrio del Ensanche, con fotografías tomadas a pie de calle o desde su terraza. Pero siempre habitadas. Un albañil, una monja, un perrillo durmiendo la siesta. Algo con vida porque la soledad no es para ella.

¿Hay algún tema por el que volvería a coger la cámara? "Sólo por fotografiar a los banqueros culpables de la crisis entrando en la cárcel. Por nada más".
Información de: http://www.elpais.com/


Serrat provoca júbilo nostálgico


(El mismo escenario diseñado en 1984, en el que la mesilla da al cantautor la oportunidad de hacer pausas dramáticas. foto: j.v.landin.)


Serrat provoca júbilo nostálgico

SYLVIA G. SABORIDO - Vigo - 01-04-2009

Un Caixanova lleno se rindió ante el dominio escénico y las canciones de siempre del cantautor

Entre las historias que cuenta Joan Manuel Serrat sobre el escenario, que presume de cuentista, está la de que prefiere el júbilo a la jubilación. Y ayer arrancó júbilos nostálgicos al público que abarrotó Caixanova con canciones que ya hace 30 años pertenecían al cancionero sentimental español. Con menos voz que antaño y capaz de trampear un fallo con su conocido ’temblor’, Serrat demostró ayer que como showman del music hall (la veteranísima gira comenzada en 2005 ’Serrat 100x100’ tiene mucho de clásico) está a años luz de los jóvenes cantautores. Y precisamente su humor sorprendió al público menos ’serratista’, no instruído en el humor mediterráneo, a veces golfo, del catalán. Con el mismo y elegante escenario que diseñó para él Fabiá Puigserver en 1984, en negro y con gran estrella blanca que refleja las luces, a veces rojas, otras violeta, el viejo ’noi del Poble Sec’ sacó ayer el mejor partido de una mesa, con jarrita de agua, una silla y un taburete. Introducido por su pianista Ricardo Miralles, ’somos como un matrimonio sin sexo, o sea, como un matrimonio’, comenzó, toda una declaración de intenciones, con la machadiana ’Cantares’ (’todo pasa y todo queda’), mientras el rostro del escritor se proyectaba en la estrella. Pronto el ritmo de ’Los fantasmas del Roxy’ provocó la primera ovación, al igual que la recuperada y no muy conocida ’La bella y el metro’, con esfuerzo teatral del cantautor, ’Tu nombre me sabe a hierba’ (desde el principio), o ’Esos locos bajitos’.

Sabio uso de un repertorio que es memoria

Cuentan que detrás de la garra de Sabina en su aún recordada gira con Serrat, estaba el ’cerebro’ del catalán, que lo controlaba todo. Ayer controló hasta el final los tempos de su repertorio, mil veces interpretado, para intercalar sentimiento o sentimentalismo con humor y ritmo y que nadie estuviese esperando por ’Mediterráneo’, esa canción que parece identificar también a cántabricos y atlánticos y que tiene su versión mala en el ’Soy un truhán, soy un señor’ de Julio Iglesias vino casi al final, reservado a ’Para la libertad’. Y dos bises también muy bien estudiados, ’Lucía’ y ’Hoy puede ser un gran día’.


Información de: http://www.atlantico.net/