viernes, julio 31, 2015

Joan Manuel Serrat , llenó la Plaza de Toros de Alicante. Concierto de su gira “Antología Desordenada”


Joan Manuel Serrat , llenó la Plaza de Toros de Alicante. Concierto de su gira “Antología Desordenada”

7/31/2015


El artista Catalán cumple 50 años encima de los escenarios, motivo de la gira “Antología desordenada” 



Pasaban poco más de 15 minutos de las diez de la noche, cuando Serrat se subía al escenario con el tema más entrañable de su trayectoria musical, “Cánçó de Bressol”, canción dedicada a su Madre en el inicio de su trayectoria. 

Acompañado de su inseparable Ricardo Miralles (pianista) , Josep Mas (teclados), Vicente Climent (batería y percusión), David Palau ( guitaras) y Rai Ferrer (bajo y contrabajo), Serrat está celebrando sus bodas de oro en la música. “Antología desordenada” es una gira nacional e internacional, con la que repasa su dilatada carrera, sus grandes éxitos, combinando canciones en Catalán y Castellano. Su nuevo trabajo compuesto por un disco cuádruple con 50 canciones, numerosos duetos, un libro con textos personales y más de un centenar de fotografías. 

Una intimista y elegante iluminación de escenario, presidida por la firma del cantautor, crearon una complicidad entre un artista, contando anécdotas, y un público que, se puso en pie al sonar “himnos” como; “Mediterráneo”,“Ahora que tinc 20 anys”,” Tu nombre me sabe a Yerba”.., cantó “fort i junt” a Serrat “ Paraules de D´amor”, para acabar la noche con una gran ovación tras sonar “Lucia”. 

En clave de humor Serrat comentaba: “Todo se acaba aunque sea bueno porque si no es una tortura”, por nuestra parte deseamos que esta tortura dure otros 50 Años más y que podamos seguir disfrutando de este genio de la música.

Agradecemos las facilidades y el buen trato, recibido por la organización para poder realizar nuestro trabajo. 

Loles Ureña y Juan Carlos Puig para 7S7 magazine.

Galería de imágenes.

jueves, julio 30, 2015

Joan Manuel Serrat conquista Alicante



Joan Manuel Serrat conquista Alicante
30 julio 2015

El cantautor catalán, uno de los mejor considerados del panorama internacional de habla hispana, rozó el lleno ayer con su concierto en la plaza de Toros de Alicante. Inmerso en su gira 'Antología desordenada', su actuación estuvo enmarcada en el ciclo de conciertos de las 'Noches Mágicas'. El concierto, basado en el recuerdo de su medio siglo de trayectoria musical, resultó sumamente emotivo cuando el cantante de vibrante voz recordó algunos de los capítulos más destacados de su larga carrera que acompañó con muchos de sus temas clásicos como 'Mediterráneo', 'Cantares', 'Paraules d'amor' , 'Penélope' o 'Lucía', sin olvidar algunas canciones sorprendentes que grabó junto a otros cantantes.

Serrat celebra su medio siglo sobre los escenarios con una gran velada - Alicante


Serrat celebra su medio siglo sobre los escenarios con una gran velada - Alicante

El veterano cantautor catalán estuvo acompañado de cinco grandes músicos


PEDRO MANUEL MORCILLOAlicante Actualizado:30/07/2015 17:05 horas



Pasaban pocos minutos de las diez y cuarto de la noche cuando Joan Manuel Serrat aparecía sobre el escenario de la plaza de toros de Alicante para presentar su gira "Antología desordenada", título también de su último trabajo discográfico, un disco cuádruple con los que el artista conmemora su medio siglo en los escenarios.

De todos es sabido los numerosos reconocimientos, premios y distinciones que avalan la gran trayectoria profesional del cantautor catalán, pero además anoche se notó que si algo ha sabido atesorar en sus bodas de oro sobre los escenarios, es sin duda, el cariño de su público.

Acompañado de cinco grandes músicos, quiso comenzar el concierto con "Cançó de bressol" por ser la canción que dedicó a su madre y con la que más identificado se siente; la que considera más entrañable de la su repertorio. Serrat que intercaló canciones en catalán con otras en castellano, deleitó a sus seguidores con temas como "Algo personal", "No hago otra cosa" o "Para la libertad" y se mostró muy cercano con los cerca de 3000 espectadores que se acercaron hasta la plaza de toros para mostrarle su fidelidad. Un público al que se dirigió en varias ocasiones como si de un pequeño grupo se tratara, y al que contó entre risas cómo ha sabido rentabilizar la canción "Ara que tinc 20 anys", a la que en estas cinco décadas sobre los escenarios le ha cambiado dos veces el título.

Quiso agradecer públicamente a sus cinco compañeros de escenario, de viaje, para quienes pidió un fuerte aplauso y entre todos se dieron momentos emotivos con temas como "Mediterráneo" o "Romance de Curro el palmo". Después de hora y medio de concierto, todo el público se puso en pie ovacionando con un largo aplauso a toda la banda que supo agradecer los aplausos con "Paraules d'amor", "Cantares" (en la que todos corearon caminante no hay camino, se hace camino al andar) y "Lucía"

Tras el concierto de ayer, enmarcado en las Noches Mágicas que organizan los Jardines de Abril y que acabó a las doce y cuarto de la noche, Serrat hará un breve descanso y tras ya haber actuado en España, Londres, París y Sudamérica, retomará en septiembre por San Cugat, Manresa, Vigo, A Coruña, Zaragoza y Madrid, para salir de España con rumbo a Puerto Rico, República Dominicana, Miami, México, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador y Perú donde actuará hasta finales de noviembre.



domingo, julio 26, 2015

Serrat repasa la Antología Dispersa en su "casa" de Peralada




FESTIVAL PERALADA

Serrat repasa la Antología Dispersa en su "casa" de Peralada

EFEPeralada (Girona)26 jul 2015

El cantautor Joan Manuel Serrat ha repasado hoy su medio siglo de carrera en un concierto especial que ha tenido lugar en el escenario del Auditorio del Castillo de Peralada, donde ha actuado en catorce ocasiones a lo largo de los últimos 33 años y que ha descrito como su "casa".
Serrat, en plena gira de su 'Antología Desordenada', fue invitado por primera vez al Festival de Peralada en 1982 y, posteriormente, ha repetido tanto en solitario como acompañado por Ana Belén, Miguel Ríos y Víctor Manuel en 1996, por el Orfeón Donostiarra en 1997 o por Joaquín Sabina en 2007.
Con el aplomo de saberse en casa, el artista catalán ha protagonizado un concierto que ha arrancado con "Temps era temps" como declaración de intenciones.
La particularidad de 'Antología Desordenada', una gira mundial de más de noventa actuaciones, es que las canciones que se interpretan responden a una selección personal del protagonista que ha querido esta noche recordar de forma emotiva algunos de los capítulos más destacados de su larga carrera.
El segundo tema ha sido "De vez en cuando la vida" y, después de "De cartón piedra" y de "Mi niñez", Joan Manuel Serrat se ha colgado la guitarra para, entre aplausos, entonar '"Me'n vaig a peu".
Serrat ha compuesto a lo largo de estos cincuenta años de carrera más de seiscientas canciones y, de entre ellas, los asistentes al Auditorio de Peralada han podido escuchar también joyas como "Ella em deixa", la primera canción que compuso, según ha explicado desde el escenario.
En total, el artista catalán ha repasado diecinueve temas con un tramo final de deleite para el público con "Mediterráneo", "Seria fantàstic" y "Gran día".
El protagonista de la noche ha tenido sin embargo que salir otras dos veces al escenario para contentar a sus fieles seguidores, la primera vez con "Res no es mesquí" y "Cantares" y la segunda y última con "Paraules d'amor" a petición del público.
Joan Manuel Serrat ha recibido a lo largo de todo el concierto el cariño de un público entregado, que sabe de la relación del músico con el Ampurdán, después de recibir en 2011 la Medalla de Honor del Festival de Peralada.
Ahora, la próxima oportunidad de asistir a esta gira antológica de Serrat la tendrán los seguidores alicantinos de este cantautor, al que tendrán allí el próximo miércoles.
La de Peralada, en todo caso, ha sido una actuación muy especial, donde medio siglo de carrera se ha reencontrado con un público que le sigue desde los inicios y que, tantos años después, se mantiene fiel a su ídolo.

http://www.efe.com/efe/espana/cultura/serrat-repasa-la-antologia-dispersa-en-su-casa-de-peralada/10005-2673704#



¡Bravo Serrat!

26 de julio de 2015

Joan Manuel Serrat ha traído su espectáculo de conmemoración de sus 50 años de carrera musical ‘Antología desordenada’ ante un público totalmente entregado y emocionado
Joan Manuel Serrat ha empezado su espectáculo en el Festival de Peralada diciendo que ‘volvía a casa’ y interpretando la pieza ‘Temps era temps’. Des del primer momento hasta el último, el públicodel Festival ha seguido con deleite su actuación aplaudiendo y respondiendo al ate que Serrat ha desplegado sobre el escenario. El momento más emotivo y esperado ha sido cuando ha cerrado es espectáculo con ‘Paraules d’amor’, que ha recibido una de las muchas ovaciones de la noche con aplausos y el típico picar de pies. El público, además, le ha cantado el estribillo en un momento mágico y de comunión entre ambos. Serrat ha demostrado estar en perfecta forma tras un concierto de dos horas de duración sin interrupciones.

Otros momentos del concierto han sido cuando ha contado que ‘Ella mateixa’ fue la primera canción que escribió y que, con ella, se inició en el oficio de escribir e interpretar canciones. A continuación la ha cantado

Serrat ha tenido un emotivo recuerdo para Paco Fontanals, quien fue director técnico de escena del Festival de Peralada durante muchas ediciones y que nos dejó hace un par de años.
Al presentar el tema ‘Niño Silvestre’, Serrat ha comentado que en el mundo hay millones de niñas y niños que viven en la calle, que mueren de enfermedades diversas, que son explotados laboralmente y sexualmente y que se los utiliza como piezas de recambio. Nuevamente, el público ha empatizado con el artista mostrándole su admiración.

Las propinas que Serrat ha ofrecido al final del espectáculo han sido los temas ‘Res no és mesquí’, ‘Cantares’ y ‘Paraules d’amor’.

Joan Manuel Serrat, Medalla de Honor del Festival 2011, ha actuado en el Festival de Peralada los años 1982, 1983, 1986, 1988, 1992, el 1996 con el concierto El gusto es nuestro con Ana Belén, Miguel Ríos y Víctor Manuel, el 1997 Joan Manuel Serrat actuó con el Orfeón Donostiarra, el 2004 presentó el Serrat Simfònic, el 2005 el concierto 100x100 Serrat, el 2007 el Festival acogió a Serrat y Sabina con Dos pájaros de un tiro, el 2009 se vio el 100x100 Serrat, el 2010 fue el turno del espectáculo Hijo de la luz y la sombra, el 2011 Joan Manuel Serrat volvió al escenario de Peralada para ofrecer el concierto homenaje al Festival en su 25 aniversario y el 2012 llenó el auditorio con Serrat & Sabina Dos pájaros contraatacan. En este 2015 vuelve al Festival con su último trabajo, Antología desordenada.


sábado, julio 25, 2015

Serrat seduce a Tarragona




Serrat seduce a Tarragona

El cantautor catalán presentó ayer noche en Tarragona su 'Antología desordenada', que compila sus 50 años sobre los escenarios

Publicado: 09:59 - 25/07/2015

Joan Manuel Serrat es historia viva de la música y desde que debutó hace medio siglo no ha dejado de acumular éxitos y fans. Muchos de los que le han seguido a lo largo de estos 50 años –o que le han ido descubriendo– estuvieron ayer noche en el Camp de Mart para disfrutar con la presentación de su ‘Antología desordenada’, la particular compilación de 50 canciones de Serrat. Aunque Serrat actuó en solitario, en el disco incorpora duetos con Ana Belén, Miguel Ríos, Víctor Manuel, Alejandro Sanz, Joaquín Sabina... 

Ninguno de ellos le hizo falta para triunfar y seducir, una vez más, a Tarragona porque Serrat es mucho Serrat. Lleva 50 años. Y los que le quedan...

}

viernes, julio 24, 2015

Joan Manuel Serrat, mig segle a primera fila - Pineda

Joan Manuel Serrat, mig segle a primera fila

24 de jul de 2015


Joan Manuel Serrat ha presentat aquest dijous a la nit la seva ‘Antología desordenada‘ en el marc del Festival Arts d’Estiu Costa Barcelona, que se celebra a Pineda de Mar, amb una impecable organització i amb la simpatia i professionalitat de l’equip de voluntaris. El cantant català està fent una gira mundial per celebrar els seus cinquanta anys de carrera a través d’un recull de cançons de diferents èpoques.
Es difícil parlar d’un artista que porta mig segle a primera fila dalt dels escenaris. Per a ell ha estat difícil fer una selecció de entre 600 cançons pel darrer disc. I també fer una tria pels concerts, perquè totes les cançons han estat puntal de la seva carrera.


L'actuació a Pineda | Foto: Vicens Tomàs


Però, esculli el que esculli, sempre obtindrà un bon resultat. La clau és com ho viu cada persona. En Serrat té una manera de fer que el fa únic i irrepetible. Ha integrat al seu treball una visió personal dels episodis de la vida.


Ha retratat i retrata històries, pensaments i persones del nostre entorn, explicant relats de la vida de manera, senzilla i propera que ens han fet sentir protagonistes; aconseguint que aquests retalls de vida entranyable els guardessis com a tresors amb les seves cançons.


El públic entusiasmat ha escoltat i aplaudit amb emoció i energia. Hem pogut apreciar la seva cara agradable, simpàtica, bromista i la seva postura social i solidària que agraïm i compartim. Algú cridava ‘nano‘ i és cert que en té la essència, però també té l’essència de ‘senyor’ que fa anys que es passeja pels escenaris, admirat i respectat.


I per acabar, tots junts cantant “Paraules d’amor”, ‘la cirereta del pastís?’. Personalment crec que en Serrat té una pastisseria sencera plena de pastissos amb moltes cireres.
Gràcies, Joan Manuel, per acompanyar-nos en el viatge de la nostra vida.
Text: Carme Beltran Boix | Fotos: Vicens Tomàs



http://diarimaresme.com/2015/joan-manuel-serrat-mig-segle-a-primera-fila/

La nostàlgia de Serrat encandila Peralada El cantant reviu a l'escenari un repertori ple de cançons icòniques




La nostàlgia de Serrat encandila Peralada

El cantant reviu a l'escenari un repertori ple de cançons icòniques

26.07.2015 | 07:55

El "noi del Poble Sec" es va retrobar ahir amb un dels seus públics més fidels. El mateix Serrat va reconèixer que tornava a Peralada, que és casa seva. Un repàs a l'"Antologia desordenada" va deixar una nit nostàlgica però plena d'èxits.

http://www.diaridegirona.cat/estiu/2015/07/26/nostalgia-serrat-encandila-peralada/736133.html

Desde la página del Festival Arts d'Estiu


Desde la página del Festival Arts d'Estiu Una vez más gracias a todo el público. 
Pineda de Mar, ayer.

miércoles, julio 22, 2015

El ‘nano’ triunfa en Son Fusteret




El ‘nano’ triunfa en Son Fusteret

X. Solà | Palma | 22/07/201

Joan Manuel Serrat hizo escala en Son Fusteret (Palma) este martes dentro de la gira 'Antología desordenada', en la que el barcelonés universal traza un recorrido por los logros más significativos de su carrera.

El concierto no precisó del aforo completo del multiusos, acotado debido a las características especiales del evento. De este modo, Serrat regresaba a la ciudad en la que no actuaba desde su concierto con Joaquín Sabina en 2012. 'Antología desordenada' es también el título de un disco cuádruple editado el pasado 4 de noviembre, que viene acompañado de un libro y un centenar de fotografías con los que el artista conmemora su medio siglo en los escenarios.

Irrumpió el ‘nano’ ante una audiencia que le recibió con una clamorosa ovación, e inmediatamente descorchó la sudorosa velada con Cançó de Bressol, tema que abre su 'Antología desordenada'. A continuación, el poeta de las cosas pequeñas se paseó por uno de sus clásicos inmortales, Temps era temps. Hubo mucha emoción en el reencuentro con un anfiteatro que sentía nostalgia de sus canciones.

Serrat se queda a medias en Palma




Serrat se queda a medias en Palma

Presenta 'Antología incontestable' en un concierto destemplado
Joan Manuel Serrat, anoche, durante su concierto en Son Fusteret. 

ALBERTO VERA
A. VIDAL | M. TORÍOPalma Actualizado:22/07/2015

Serrat cumple medio siglo en la música y se ha regalado un disco de ésos generosos con uno mismo que sirva como repaso de toda una carrera. Se ha rodeado de Pablo Alborán o Ana Belén en el estudio, por poner sólo dos ejemplos de su interés por unir el pasado y el presente. Con ese Antología desordenada llegó ayer de gira a Palma y demostró que ni los más grandes son infalibles o ajenos al desgaste.

Son Fusteret registró algo más de media entrada para un concierto que resultó frío y empezó con problemas técnicos, ajenos, eso sí, al artista. Cançó de bressol inició el repaso a un repaso punteado por las palabras del artista, feliz de una vida dedicado a la música. «Gracias por compartir esta noche conmigo. Cada año celebro mis 50 años en esto, pero estoy orgulloso de trabajar en lo que me gusta, en lo que me ha hecho viajear y donde encima me pagan por ello», dijo antes de afrontar un bloque en directo donde tocó la guitarra.

Los éxitos que forjaron su leyenda como compositor frente a un repertorio irregular llegaron en el último tramo. Ahí sí, el público respondió a temas célebres como Lucía, Aquellas pequeñas cosas o Para la libertad. La frialdad reinante -Serrat es ya artista de teatro más que de gran recinto- se olvidó ante Mediterráneo, esa joya incontestable.


Serrat conmueve con su Antología




Serrat conmueve con su Antología

El 'noi del Poble Sec' dio un emotivo concierto en el que repasó 50 años de impecable trayectoria - 3.000 seguidores le arroparon en un Son Fusteret que se convirtió en teatro para la ocasión

22.07.2015 | 09:41

Tolo Nadal Palma

El nombre de Joan Manuel Serrat significa tanto dentro de la música de este país que, cuando da un concierto, no le ponen teloneros para no dejarlos en evidencia. Una de las mayores leyendas del Arte y la Cultura hispana congregó anoche en Son Fusteret a cerca de 3.000 entregados parroquianos dispuestos a participar de la fiesta de aniversario del artista catalán, que este año celebra medio siglo sobre los escenarios. 

La sombra de Serrat abarca tanto que no deja a nadie sin cobijar. Prueba de ello fue la presencia en el recinto del dúo musical e ídolos juveniles Gemeliers, que el sábado tocarán en el mismo escenario ante un público muy diferente. O no, porque la presencia de los gemelos no pasó desapercibida entre los asistentes. "Serrat es el más grande", aseguraron los hermanos a este diario, quizá sorprendidos de que el que va a ver a Serrat también pueda conocerlos a ellos. Pero, claro, quién no es fan de Serrat. 

Se respiraba en el aire cierto aroma de ocasión especial. Son Fusteret se convirtió por una noche en un teatro a la fresca en el que se escuchaba sentado y se bebía champán, que es con lo que se brinda cada vez que Serrat está delante.

El noi de Poble Sec apareció sobre el escenario alrededor de las 21:45 entre vítores y aplausos. La gente tenía ganas de Serrat pero éste, no se sabe si por mística o por problemas técnicos, no dejó escapar ni una sola nota de su garganta de terciopelo. El hombre hizo un amago de abandonar el decorado pero fue sólo eso, un regate, y enseguida regresó para dejar sin habla a los presentes conCançó de bressol. 

Asegurar que el público se quedó mudo no es faltar a la verdad. El catalán, escoltado por un sobrio juego de luces alumbrando su nombre y sin moverse del sitio, cantó como si se encontrara en una catedral y convirtió la primera parte del recital en una experiencia mística. Nadie osó desafiar al silencio hasta que Serrat dio a entender que se podía aplaudir.

A la tonada le siguió Temps era temps y Basora, César, Kubala y Manchón hicieron juego para que Serrat prosiguiera con un "de vez en cuando la vida nos besa en la boca", mientras el poeta seducía a los presentes con su timbre. "Nos sentimos en buenas manos", dice una estrofa de la canción De vez en cuando la vida. Los que se acercaron a Son Fusteret estuvieron en las mejores.

Cuando, durante Mi niñez, Serrat agarró la guitarra y pronunció aquello de "ayer aprendí a volar" la gente ya se encontraba levitando, dejándose engullir por la fina neblina de melancolía que salía del escenario. Al fin y al cabo, los años pasan y lo de ayer fue una mirada en el pasado. La nostalgia hizo de anfitriona en una fiesta a la que, sin embargo, no estuvo invitada la tristeza. Si por algo Serrat reunió a sus fieles fue para celebrar y agradecer el cariño de tantos años. Para cuando finalizó Mi niñez, unas llamaradas verdes inundaron con rabia el escenario y la reunión se convirtió en una fiesta. 

"Ojalá puedan disfrutar de sus carreras como yo de la mía, aunque mañana nadie las aplaudirá cuando lleguen al trabajo", bromeó el catalán, que cerró la velada con Hoy puede ser un gran día. Vaya si lo fue. De los mejores.

http://www.diariodemallorca.es/sociedad-cultura/2015/07/22/serrat-conmueve-antologia/1041400.html#WvF31uKGIZy7GyqX

Las 15 mejores fotos del concierto de Serrat en Mallorca

Las 15 mejores fotos del concierto de Serrat en Mallorca


Posted on 22 julio, 2015 en Fotografía, La Siesta News // 

Joan Manuel Serrat congregó anoche en Son Fusteret a cerca de 3.000 personas, que bien vestidos como era de merecer se entregaron a las melancólicas canciones de esta leyenda de la canción en España y Sudamérica. En formato teatro (Con sillas y acomodadores) al aire libre Serrat hizo un repaso a sus 50 años encima de un escenario.

lunes, julio 20, 2015

El alcalde da la bienvenida al cantante Joan Manuel Serrat


El alcalde da la bienvenida al cantante Joan Manuel Serrat

REDACCIÓN
20/07/2015 12:52

El alcalde de Cádiz, José María González, ha aprovechado el concierto programado para este sábado del cantautor Joan Manuel Serrat en el Castillo de San Sebastián de la capital gaditana para darle al artista la bienvenida a la ciudad e invitarle a disfrutar de la misma y de su gente.

El concierto de Serrat, Premio Iberoamericano de la Música Cortes de Cádiz 2015, se enmarca en el Ciclo de Conciertos para la Libertad que organiza el Ayuntamiento, y el encuentro con el alcalde se ha producido minutos antes del mismo, según ha señalado el Consistorio.

Además de Serrat, han estado presentes Pasión Vega, Javier Ruibal y Dani Martín en este concierto con el que el cantante catalán ha repasado los 50 años de trayectoria musical.

Serrat le ha preguntado a José María González por este primer mes de gobierno en el Ayuntamiento. "Con mucha ilusión y mucho esfuerzo, pero hay armonía y melodía", ha resumido el alcalde, que ha aprovechado para pedirle un tema al cantante, el de 'Disculpe el señor'. Antes de despedirse, Serrat le ha deseado al alcalde "buena suerte" al frente del Consistorio, según ha detallado el Ayuntamiento.

http://andaluciainformacion.es/cadiz/521267/el-alcalde-da-la-bievenida-al-cantante-joan-manuel-serrat/

domingo, julio 19, 2015

Con Serrat bajo el faro de Cádiz




Con Serrat bajo el faro de Cádiz

ESCRITO POR COMEENCASA – 19 JULIO, 2015

Noche calurosa la del sábado, suplicando ansiosamente una fusión con la brisa del mar. Concierto en el islote gaditano de San Sebastián, castillo mitad de Felipe II y mitad de Isabel II. Gran escenario con tubos luminosos con el nombre de la estrella: Serrat, con su “antología desordenada” por sus 50 años de profesión. Allí estuvimos, sin rebeca, pero sin sudar tampoco. Tras el paseo por el camino sobre arena y rocas de bajamar, asientos forrados y numerados esperándonos. Al poco, se encendió el faro. La música ambiente de Supertramp. Todos de la misma edad.

Gente conocida por allí: mi librero, el capataz de mi cofradía, mis periodistas amigos, y yo pensando que éste sería mi último encuentro real con el cantautor catalán. El faro empezó a girar y a alumbrar. Y conté sus secuencias, 10 segundos de ráfagas, iluminando también a los que llegaban tarde….

Y comenzó la función: El Carrusel del Furo, De vez en cuando la vida, De cartón piedra…. tal vez más compás que voz. Pero las canciones son suyas, propias, aunque se las hemos tomado prestadas durante años. Y el concierto transcurre con buen ritmo. Serrat es de todos. Mi niñez (de 1970), …. ¡qué bueno saber y poder cantar uno su propia vida!. Hoy por ti y mañana por mí, Tu nombre me sabe a hierba, Niño Silvestre, Algo personal… y de vez en cuando levanto la cabeza hacia el faro, y su lente no para. Cualquier barco lo divisará a 45 kilómetros desde el mar, y sabrá que es el faro de Cádiz.

Canción de cuna, Palabras de amor, Ahora que tengo 20 años, Pueblo Blanco, Disculpe el señor, No hago otra cosa que pensar en ti, Mediterráneo, Señora…. con Dani Martín, Canción para Lucía con Javier Ruibal (ay mi Ruibal!), y con Pasión Vega….. eran como las 12 y empezó a oler fuertemente a mar, a olas, a tiempo….

Fiesta, El romance de Curro El Palmo, Hoy puede ser un gran día, Aquellas pequeñas cosas, Todo pasa y todo queda…..por allí pasó todo: pueblos, ricos y pobres, amor, infancia, cultura de mar, ajuste de cuentas, romances, reproches, compromiso social, pequeñeces de la vida…..todo eso lo hemos pasado y vivido sin música, a pelo.

El Serrat de siempre con sus magníficos músicos, acompañando acordes, argumentos, ideas…. miles de personas en el islote de San Sebastián, edad media adulta, aún con capacidad de pasión, y de besarse bajo el faro.

Somos mayores, pero hay cosas que no han cambiado en 50 años.
La crónica de Tamara García en Diario de Cádiz:

http://www.comeencasa.net/2015/07/19/con-serrat-y-el-faro-de-cadiz/

Larga vida a Serrat



Larga vida a Serrat

El cantautor catalán celebró sus 50 años sobre las tablas en el segundo de los Conciertos para la Libertad, con Javier Ruibal, Dani Martín y Pasión Vega como invitados.

TAMARA GARCÍA, CÁDIZ | ACTUALIZADO 19.07.2015 - 06:41

"¡Larga vida a Serrat!". "¡Viva Serrat!". "Que vivan ustedes, que vivan ellos y que vivan las madres que os parieron a todos". Piropos de ida y vuelta. Entres los protagonistas, arriba de las tablas. Entre público y artistas. El Castillo de San Sebastián era una Fiesta. Una doble fiesta. La de los 50 años de escenarios del trovador catalán y la que tenían montada, para su gloria, Javier Ruibal, Dani Martín, Pasión Vega y el propio Joan Manuel Serrat subiendo y bajando en cuarteto la cuesta que el respetable se conocía de memoria. El segundo concierto del ciclo Conciertos para la Libertad se convirtió en celebración. Celebración de la vida, de la vida artística de Serrat y de la vida de cada uno de los presentes cuajada, pespunteada, asaetada golpe a golpe y verso a verso por las canciones de esta leyenda viviente y por los poetas que él se encargó de poner en valor en los tiempos en los que esta expresión tenía algún sentido.

Algo más de dos horas los mantuvo Serrat en la máquina del tiempo. Algo más de dos horas que comenzaron con las vueltas de El carrusel del Furo y que culminarían con un buen manojito de bises, entre ellos, la estremecedora Aquellas pequeñas cosas y su emocionante musicalización delCantares de Machado. 

Entre una y otras, una "pequeña antología", tildó, una selección "desordenada" de medio siglo de himnos de una generación, de temas inmortales, de bandas sonoras de unos y otros, que se besan junto al faro de San Sebastián, como de quedito, que se agarran las manos y que se emocionan en silencio. 

Joan Manuel cantaba y contaba y les explicaba que De vez en cuando la vida, que Hoy por ti y mañana por mí, que Tu nombre me sabe a hierba. Les relataba la historia de un Pueblo blanco y de Mi niñez (la suya, claro), y que hay mujeres peligrosas De cartón piedra y otras como Merceditas que le jodió la vida a Curro el palmo en el Romance que Serrat entona aún, con la de años que han pasado, con el mismo dolor del primer día de puñalada. 

Porque hay heridas que no se cierran o acaso se escriben para que siempre permanezcan abiertas, como advertencias, como los cuentos populares. Y duele Niño silvestre y las palabras de su autor que las antecede, recordando que "la mayor parte de los niños del mundo son pobres y que la mayor parte de los pobres del mundo son niños". 

Y de desigualdades y de clases, o como sea que ahora las quieran llamar, se acordó Serrat conDisculpe señor, una pieza con la que cumplió una petición muy especial, la del alcalde de Cádiz, José María González, que minutos antes de comenzar el concierto saludó al artista y le solicitó, si le fuera posible, el tema. Deseo concedido. 

Unas canciones antes, Algo personal recordaba al respetable, para sonrojo social, lo poquito que ha cambiado el panorama desde que su autor pariera el desafío. "...que toca apretarse el cinturón cuando en bolsa caen sus acciones..." ¿se acuerdan de la letra? Creo que entre esos tipos y yo también hay algo personal. 

Se sucedían los pedacitos de historia con un Serrat que se esforzaba por sonar a Serrat, con esa calidez y ternura tan suya. Y con simpatía. Que tuvo sus toquecitos de ánge el cantautor. Como recordando otras onomásticas que se cumplen en 2015 como la de Orson Welles, Santiago Carrillo, Pinochet, la de la invención del neón (quizás por eso sólo fue el elemento escenográfico destacable, unos tubos donde se intuía su rúbrica) y los 1.000 años de la primera Reina de Aragón, confesando que el dato lo había encontrado "en la wikipedia". 

No hago otra cosa que pensar en ti y la gloriosa Mediterráneo emocionaron a los asistentes tanto como la separata catalana, Conço de Bressol, Paraules d´amor y Ara que tinc vint anys (y la simpática historia de su título). 

Conmovidos. Y sorprendidos cuando Dani Martín, Javier Ruibal y Pasión Vega fueron pasando a escena para cantar a dúo con el protagonista Señora, Lucía y Es caprichoso el azar, respectivamente. Y aunque los dos invitados estuvieron a la altura, la mujer de la noche logró levantar de sus asientos a no pocos espectadores que quedaron extasiados con esas benignas jugarretas del destino en boca de dos aterciopeladas gargantas. 


http://www.diariodecadiz.es/article/ocio/2074166/larga/vida/serrat.html

'Mediterráneo' engulló al Atlántico




'Mediterráneo' engulló al Atlántico

LA VOZ / CÁDIZ
Día 19/07/2015 - 10.45h

Joan Manuel Serrat firmó una noche de éxito con lleno absoluto en el Castillo Festival de San Sebastián-

No hubo afonía ni indisposición que pudieran apartar anoche a Joan Manuel Serrat de su cita con Cádiz. El artista catalán volvía a la capital gaditana después de seis años cuando trajo su trabajo ‘Serrat 100x100’ al concierto que se celebró en la plaza de la Catedral. Aquella noche la convirtió en un rincón mágico para la música. Y ayer hizo lo propio en el Castillo de San Sebastián cuando en medio del Atlántico el autor de ‘Mediterráneo’ hizo callar el océano con esta ‘Antología desordenada’

Todavía con el sol en alto eran muchos los que iban enfilando por el puente canal para ver los preparativos de la que ha sido quizá la actuación más esperada del verano. El cantante se había visto obligado a suspender varias programadas esta primavera por problemas de salud, pero ayer, con una media hora de retraso, salió exultante al escenario y logró enmudecer al público con el primer acorde de la guitarra que abrió este concierto en el Castillo de San Sebastián, un lugar que enamoró al músico desde el primer momento.

No faltaron las referencias marineras y esa conversación personal y casi privada que Serrat es capaz de mantener con mil o veinte mil personas. La cercanía es la misma sea cual sea el aforo. Y tal ocasión se convirtió en cita imprescindible para otros artistas queridos en la capital como es el caso de Pasión Vega o Javier Ruibal, que compartieron con él escenario en alguna de las canciones. También lo hizo el alcalde gaditano, José María González, que no quiso perder la ocasión para saludarlo y darle la bienvenida a la ciudad justo antes de salir al escenario. Tampoco dudó para pedirle una canción: ‘Perdone el señor’, según la información que ofreció el propio Consistorio. El músico catalán quiso cumplir el deseo y la cantó durante su actuación, que estuvo acompañada de una temperatura de regalo.

Serrat en Cádiz






Serrat en Cádiz



Puede que el Castillo de San Sebastián no sea el mejor escenario posible para un concierto, aunque la noche gaditana invitara a vivir otro de esos recitales de Serrat que han de quedarse impresos en la memoria. Pero el público tampoco estuvo a la altura de la entrega del artista. Un público que apenas se puso en pie en toda la velada, como si el concierto no mereciera una mayor implicación por parte del respetable hacia quien ha escrito algunas de las mejores páginas de nuestro cancionero. Sorprende que canciones tan descomunales como “Tu nombre me sabe a yerba” o “Romance de Curro el Palmo” llegaran sin que el público se adueñara de ellas, sin que el sentimiento se desbordara como lo hace la crecida de un río. Lo mismo pasó con “Mi niñez” o con “Pueblo blanco”. Por momentos uno no sabía si estaba en Cádiz o en algún remoto rincón de la estepa rusa. Al final del concierto tuve la ocasión de departir con unos amigos venezolanos que pensaban exactamente lo mismo.

El repertorio escogido por Serrat apenas presentó variaciones destacables con otros conciertos de la gira. Sigo pensando que en este sentido Serrat es demasiado previsible. Suenan siempre las mismas canciones con muy pocas variaciones. El riesgo de mecanización es obvio. Esta gira se antojaba idónea para indagar en un repertorio menos machacado, sin tantas concesiones al público.

Me pregunto, por ejemplo, porqué no canta “A ese pájaro dorado”, oportuno rescate de una pieza casi invisible de aquel …Para piel de manzana y que está por encima de los muchos lugares comunes que pueblan su Antología desordenada. La respuesta andará en el viento. Pese a estas objeciones cabe decir que Serrat volvió a emocionar con su manera de apoderarse del escenario, de trasmitir sus canciones, de detener el tiempo a través de ellas. Y a eso añadir que atraviesa un momento dulce, que está muy bien de voz (cabe recordar que tiene 72 años). Todo esto lo digo por los enterradores que llevan diez años diciendo que Serrat ya no tiene fuelle ni cuerda y que ya no sigue siendo aquel…

En Cádiz -como en otras escalas de la gira- hubo sorpresas en forma de artistas invitados. El primero en aparecer fue Dani Martín con el que Serrat cantó una luminosa “Señora”. Después llegó Javier Ruibal y sonó la emocionante “Lucía”. La última en aparecer fue Pasión Vega a quien le tocó esa gema de Versos en la boca llamada “Es caprichoso el azar”. Todos ellos terminaron compartiendo “Fiesta”. Dani Martín trató de animar al público a levantarse de las sillas durante esta canción pero su tentativa resultó infructuosa. Tras la siempre apoteósica “Fiesta” se inició la recta final del concierto donde llegaron sin tregua “Hoy puede ser un gran día”, “Aquellas pequeñas cosas” o la machadiana “Cantares”.

Cabe volver a destacar el conjunto de músicos que acompaña a Serrat de una profesionalidad indiscutible con el maestro Miralles al frente de todo el equipo, sin olvidar la personalidad y jerarquía de Kitflus.

Uno nunca sabe si será su último recital de Serrat. Queda un poso de melancolía cuando se abandona el espacio donde uno ha sido inmensamente feliz durante dos horas. Queda la música, el fulgor, la melodía desencadenada de quien ha llenado el tiempo y la vida de canciones maravillosas. En Cádiz lo volvió a hacer y hay quien evocó al soñador de pelo largo que se presentaba en El Cortijo de los Rosales como figura recién nacida o aquel otro más maduro que cantaba en el Teatro Pemán en los años ochenta. O el que pisó el Teatro Falla y luego la Plaza de la Catedral y en fechas muy antiguas el desaparecido Teatro Andalucía. La memoria regresa cual oleaje en forma de canción o de huella sonora

Las fotos que acompañan al texto son de Fernando Fernández. Un lujo contar con este material de un fotógrafo tan experimentado que ha fotografiado a Serrat desde los años setenta hasta hoy.

http://www.luisgarciagil.com/serrat-en-cadiz/

viernes, julio 17, 2015

MÚSICA EN CÁDIZ





MÚSICA EN CÁDIZ

Serrat vuelve a la capital con una 'Antología' de grandes éxitos

BELÉN MATA / CÁDIZ
Día 17/07/2015 - 21.39h

El artista presentará en el Castillo de San Sebastián su nuevo álbum que recopila canciones de toda la vida como «Mediterráneo»

La capital gaditana se prepara para recibir a uno de los grandes artistas del panorama español. Joan Manuel Serrat volverá a pisar escenario gaditano para deleitar a los asistentes con los temas de su último trabajo 'Antología desordenada' que concentra los grandes éxitos que han marcado la carrera musical del artista.

Dentro de una gira que le llevará por más de cien escenarios, el autor de temas tan emblemáticos como «Penélope o Cantares» acude al Castillo de San Sebastián para compartir su música con gaditanos y visitantes.

La cita será este sábado a partir de las 22.30 horas y está enmarcada dentro del Ciclo Conciertos para la Libertad que organiza cada año el Ayuntamiento de Cádiz. Asimismo, el cantautor catalán rememorá los momentos más emblemáticos de su dilatada carrera en un marco incomparable. Por tanto, los amantes de la buena música, de los temas de toda la vida y de la canción de autor, tienen esta noche una convocatoria ineludible.

Serrat le dará el testigo a 'El Barrio' que volverá a cantar en la capital el próximo sábado 6 de agosto. La siguiente comparecencia tendrá lugar el 14 de agosto con el nuevo espectáculo de 'CantaJuego' para la temporada 2015, donde podrá descubrirse un viaje a través de los diez años de trayectoria ininterrumpida del grupo reviviendo los éxitos de sus canciones, historias y personajes que los han llevado a la fama ente los más pequeños.

Sólo un día después, el 15 de agosto, será el turno de la cantautora malagueña Vanesa Martín. Asidua a los escenarios gaditanos, es la segunda vez que la cantante actuará en la capital gaditana con su álbum 'Crónica de un baile' en este año 2015. Por último, el ciclo lo cerrará la cantante Pasión Vega, el próximo 22 de agosto.

Ravello Festival





lunes, julio 13, 2015

SE SUMA A LA CAMPAÑA DEL HOSPITAL REINA SOFÍA




SE SUMA A LA CAMPAÑA DEL HOSPITAL REINA SOFÍA

Serrat llama a “devolver esperanza e ilusión” a quienes esperan un órgano

Actualizado 13/07/2015 18:52:42 CET
CÓRDOBA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El cantautor Joan Manuel Serrat, a su paso por Córdoba este pasado fin de semana para interpretar 'Antología desordenada', en el marco del Festival de la Guitarra, ha hecho un firme llamamiento a la donación para que este acto generoso pueda "devolver la esperanza y la ilusión" a otras personas que merecen "una segunda oportunidad" y que esperan un nuevo órgano.

Serrat, o cómo al cabo de cincuenta años, todo queda




Serrat, o cómo al cabo de cincuenta años, todo queda

El cantautor barcelonés emociona al público con un repertorio inagotable y clásico

LUIS MIRANDA- Córdoba13/07/2015 00:00h - Actualizado: 13/07/2015 11:19h.

«Antología desordenada»

Voz y guitarra: Joan Manuel Serrat. Piano: Ricard Miralles. Guitarra: David Palau. Bajo eléctrico y contrabajo: Ray Ferrer. Percusión: Vicent Climent. Teclados: Kitflus. Artistas invitados: Noa (voz) y Gil Dor (guitarra). Lugar:Teatro de la Axerquía. Fecha: 11 de julio de 2015.

La que te perdiste. Y mira que yo iba con cierta desazón de si no me iba a encontrar a alguien en cierto crepúsculo, un gigante casi vencido por las leyes inapelables del tiempo. Se me olvidaba que cuando se pronuncia su apellido ya eufónico, Serrat, se evoca a alguien capaz de emocionar con poco, aunque ese poco aparente sea mucho: la calidez inimitable de la voz, la poesía que se cae de las palabras por pura plenitud, una melodía que llega de puntillas y eriza el alma. Eso fue Serrat.

No entiendo a quienes dirán que hizo sus canciones de siempre, porque tampoco fue previsible y porque son los mismos que se quejaron de queDylan sólo hiciese las nuevas, que se ve que para demostrar que uno sabe hay que ir con el ceño fruncido. Era el Serrat de toda la vida, el que lleva medio siglo en el escenario y el que aprendí en aquellas cintas que tú compraste y que yo machaqué en casa una y otra vez desde la curiosidad hasta la admiración sin tachas.

Arrancó con «El carrusel del furo», «De vez en cuando la vida» y la tierna«De cartón piedra». Quizá en aquel primer momento la voz estuviera fría, aunque a nadie le podía importar cuando se marcó una despojada versión de la inconmensurable «Mi niñez» o cuando arrancó los primeros coros con la inolvidable «Tu nombre me sabe a yerba», renovada hace unos pocos años, aunque con la frescura con que me la hiciste aprender a mí. Ricard Miralles dirigía al piano un muy solvente grupo, y acorde a la delicadeza de su voz. Gustó la «Cançó de bressol» que le cantaba su madre, aunque yo no le he perdonado que de la dulcísima «Paraules d’amor» apenas ofreciese el estribillo.

Serrat es en gran parte elegir, y al escoger se deja fuera grandes canciones

Tras una parte un poco más social, con «Niño silvestre», la ácida «Algo personal» y «Disculpe el señor», aunque poco después te hubieras levantado del asiento, con la machadiana «Llanto y coplas por la muerte de Don Guido» -«Aquel trueno vestido de nazareno»- y que en cierta forma definió el concierto, porque Serrat es en gran parte el dolor de elegir, la certeza de que con lo que se escoge uno deja un puñado de cancionestiernas, sugerentes, irónicas y a flor de piel que no se escucharán. No faltó, y nadie esperaba que faltara, «Para la libertad» o la enérgica «Ara que tinc vint anys».

Y sí hubo sorpresas, aunque ya estuvieran anunciadas. Noa lució exquisita y cristalina voz, y cantó con Serrat, ambos plenos de sensibilidad, «Es caprichoso el azar», en un momento exquisito. Luego la israelí hizo una canción propia y puso en pie al público con la sensual melodía de la película «La vida es bella».

A partir de ahí la garganta ya era la cálida de siempre y a la hora de escuchar«No hago otra cosa que pensar en ti» el público, pendiente a veces más de grabar con los cacharritos que de escuchar lo que tenían delante, se dio cuenta de golpe de que encima del escenario estaba un gigante. El vaivén del mar en las guitarras delató a la imperecedera «Mediterráneo», cantada como si no hubieran pasado estos años en que nadie la ha superado. «Hoy puede ser un gran día» anunció en parte el final, pero quedaban emociones.«Romance de Curro El Palmo» alternó el desgarro con los súbitos y flamencos cambios de ritmo.

Se saboreó «Lucía» sílaba a sílaba, con poesía que rezumaba

Los bises llegaron en parejas, primero la imprescindible «Aquellas pequeñas cosas» y más tarde la incombustible «Fiesta», antes de que la insistencia del público le hiciese volver. Saboreó todo el mundo sílaba a sílaba la belleza de «Lucía», largamente esperada. A la una de la madrugada acabó, cómo lo habrías disfrutado, con 3.000 personas coreando «Cantares» y los caminos que nunca se han de volver a pisar, ya con una voz pletórica. Tendrías que haber venido, Papá.

http://sevilla.abc.es/andalucia/cordoba/20150713/sevi-serrat-cincuenta-queda-201507122148.html

domingo, julio 12, 2015

Serrat enamora al Festival de la Guitarra en una "mágica y cordobesa noche"


Serrat enamora al Festival de la Guitarra en una "mágica y cordobesa noche"


EFE - Córdoba
12/07/2015 - 03:28h

El cantautor catalán Joan Manuel Serrat ha enamorado al público del 35 Festival Internacional de la Guitarra en unas "mágicas y cordobesas noches" como él mismo ha dicho a un Teatro de la Axerquía casi al completo.

A las once menos veinte el "Noi del poble sec" llegó levantando al respetable que se deshizo en aplausos con su primer tema, "Para piel de manzana" compuesto en 1975, con el que dio comienzo la penúltima noche del Festival de la Guitarra de Córdoba.

"Mágicas y cordobesas noches, muchas gracias por darle sentido a este oficio" dijo a sus fieles seguidores que le respondieron "¡guapo!" desde las gradas.

Con traje negro y camisa azul, interactuó con el público, bromeando sobre efemérides como los 500 años del nacimiento de Teresa de Jesús o 1000 del nacimiento de la primera reina de Aragón.

Pero la fecha que más agradó fue la que conmemora con "Antología desordenada", con la que Serrat está recorriendo España para celebrar las bodas de oro en los escenarios.

No faltaron las canciones reivindicativas como "Niño silvestre" que el cantautor presentó con la monición: "la mayor parte de los niños son pobres y la mayor parte de los pobres son niños".

También deleitó con el tema que ha enamorado a generaciones, "Penélope", que sonó más mágica que nunca con la Mezquita de Córdoba al fondo del Teatro de la Axerquía, un marco inigualable.

Y como no podía ser de otra manera, en la lengua de la tierra en la que más andaluces emigraron, Cataluña, Serrat cantó Paraules d'amor y Ara que tinc vint anys.

"Al fin, una pulmonía, mató a don Guido y están las campanas todo el día doblando por él: ¡din-dan!"; Serrat trajo a Córdoba al poeta sevillano Antonio Machado recordando "que aquel Jueves Santo salía llevando un cirio en la mano" del "caballero andaluz".

Miguel Hernández también paseó por la ciudad califal de la mano del catalán "como un árbol carnal, generoso y cautivo".

Junto al guitarrista Gilton y la cantante israelí Noa, Serrat entonó su melódica "Es caprichoso el azar" en un dúo en el que la sensibilidad a flor de piel se respiraba en la calurosa noche cordobesa.

Noa, descalza, con un espectacular traje blanco con destellos plateados, cantó un poema de Rajel, Uri, un rezo de amor a la espera del hijo deseado y una versión de La Vida es Bella de Nicola Piovani que fuera la banda sonora del film de Roberto Benigni con la que hizo al público cordobés corear en español, en árabe y en inglés el tema galardonado con un Óscar a la mejor banda sonora romántica en 1998.

Y por último, la esperadísima Mediterráneo, "desde Algeciras a Estambul", puso el broche de oro a un concierto espectacular y con una gran acogida pues, tres han sido los años en los que Córdoba ha esperado la vuelta de Serrat después de que la última vez viniese acompañado de Joaquín Sabina.

Santiago Lara, Alfredo Lagos y Juan Gómez pusieron en el penúltimo día del Festival las notas flamencas con el concierto "18 cuerdas" que ofrecieron en el Teatro Góngora.

sábado, julio 11, 2015

Serrat, la vida es una canción




Serrat, la vida es una canción

El cantautor barcelonés llega a la Axerquía con una «Antología desordenada» de sus cincuenta años de carrera

LUIS MIRANDA- Córdoba11/07/2015 12:12h - Actualizado: 11/07/2015 12:30h.

«Ara que tinc vint anys» decía Serrat en los años 60, cuando era un jovencísimo cantautor que se abría paso. Dos décadas después, en los 80, después de que «Mediterráneo», «Penélope» y el disco de homenaje aAntonio Machado le hubiesen confirmado como un grande, pasó a decir que hacía veinte años que tenía veinte años. Y en el siglo XXI, hacía veinte años que decía que hacía veinte años que tenía veinte años. Así ha pasado el tiempo y desde aquel febrero de 1965 en que actuó en público por primera vez ha pasado medio siglo.

Joan Manuel Serrat aparecerá este sábado en el Teatro de la Axerquía para un recital en el que hará una «Antología desordenada» de medio siglo que, disco a disco y canción a canción, le ha confirmado como la figura más influyente y aclamada de la música popular en lengua española y catalana, puesto que ha escrito en sus dos lenguas. El músico llega con un recorrido por sus canciones más queridas y lo hará con una acompañante de excepción: Noa. La cantante israelí cantará con él algunos temas, quizá «Es caprichoso el azar».
Cita flamenca

Desde sus primeras canciones hasta las actuales, el cantautor barcelonés mostrará su repertorio más clásico, el de un músico que se ha ganado avarias generaciones con temas que más de cuarenta años después de su composición siguen enamorando.

La noche tambié será flamenca en el Teatro Góngora, con Chicuelo, Santiago Lara y Alfredo Lagos, que actuarán en el Teatro Góngora con un espectáculo titulado «18 cuerdas», que reunirá lo mejor de su interpretación de arte jondo.

http://sevilla.abc.es/andalucia/cordoba/20150711/sevi-serrat-concierto-axerquia-201507111212.html

Antológico Serrat en Málaga



Antológico Serrat en Málaga

El cantautor repasa en el Auditorio sus grandes himnos para celebrar el medio siglo sobre las tablas
Más de 2.000 personas asisten al concierto del artista, que cantó adúo con la israelí Noa

11-7-2015

El Auditorio Municipal Cortijo de Torres se vistió anoche de gala para recibir a don Joan Manuel Serrat. La pista se llenó para la ocasión de sillas de plástico camufladas elegantemente con fundas blancas y también de carpas que escondían barras de bar en su interior. El aforo de 3.000 personas no llegó a completarse, pero fueron muchos más de 2.000 malagueños los que acudieron a escuchar al cantautor español por antonomasia, que hacía tiempo que no asomaba –en solitario– por Málaga. Con unos quince minutos de retraso, el poeta de las pequeñas cosas apareció en un escenario coronado por unas luces de neón que dibujaban su firma. Comenzaba así el esperado concierto de Serrat en la capital de la Costa del Sol, el mismo lugar que lo acogió calurosamente cuando salió de su Cataluña natal, al principio de los años setenta. El maestro vino a celebrar sus cincuenta años sobre el escenario, resumidos (si es que eso es posible dada su amplísima discografía) en ‘Antología desordenada’, su último álbum, por lo que el público esperaba clásicos. Y así fue.

Una batería y una guitarra muy rockera dieron el pistoletazo de salida. Los ritmos, sin embargo, pronto se fundieron en la melodía de ‘Carrusel del furo’, de su disco ‘Para piel de manzana’, y así apareció Serrat, enfundado en un elegante traje negro. Caminando de un lado a otro del escenario, y entonando sus todavía característicos gorgoritos, sus primeras palabras, sin embargo, no fueron para sus adeptos, sino para un miembro del personal de seguridad que mediaba entre el escenario y un público que permaneció casi la totalidad del concierto sentado apaciblemente en sus butacas. «¿Usted me está protegiendo? ¿De quién? ¿De ellos? Déjelo, váyase a tomar una cerveza, diles que lo pongan en mi cuenta». Eso sí, sin abandonar jamás su tono amable, aunque de vez en cuando salga a la luz el lado canalla. «Gracias por haber invertido una noche de su vida en compartir una noche con nosotros», continuó.

Acompañado del piano, pasó a cantar ‘Mi niñez’ y ‘De cartón piedra’, canción en la que recuerda a Cataluña y a un antiguo amor, porque por más que afirme que la nostalgia no es saludable, como dijo hace unos días a este periódico, muchas de sus canciones están hechas de recuerdos. No escatimó el músico en interactuar con su público. «No grite tanto, que le puede dar…», dijo durante este paréntesis entre canción y canción ante los gritos ininteligibles de una señora. «Sí que importa, porque nos jode el espectáculo, a mí son cosas que me afectan mucho, el entrar aquí una ambulancia y llevársela…», respondió haciendo de su recital un show que consiguió animar poco a poco al público.

Recuerdo para Sabina

Las canciones de autoría compartida con Joaquín Sabina (con quien vino la última vez a Málaga, en el año 2012) también tuvieron su hueco en la actuación, como ‘Hoy por ti, mañana por mí’. El primer aplauso inesperado de la noche vino con ‘Tu nombre me sabe a hierba’, todo un himno –disfrazado de ranchera esta vez– con el que Serrat cogió la guitarra por primera vez en todo el concierto. Sentado, tras hacer su primer comentario reivindicativo («se calcula que en la actualidad más de cien millones de niños viven en las calles y alrededor de 40.000 mueren cada día en el mundo») Serrat y su banda tocaron ‘Niño silvestre’, una solemne canción de 1994 que relata la infancia de un chaval «lustrabotas y ratero» que «ronda la calle» y que «aprende a fuerza de palos».

El cénit del espectáculo vino con ‘Canço de bressol’, ‘Paraules d’amor’, ‘Fa vint anys que tinc vint anys’, ‘Coplas por la muerte de don Guido’, ‘Para la libertad’ y ‘No hago otra cosa que pensar en ti’, seis temas que emocionaron y levantaron a los malagueños de las gradas.

El concierto llegaba a su final con la entrada de la cantante israelí Noa y del guitarrista Gil Dor, junto a los que cantó ‘Es caprichoso el azar’ y ‘Lo bello que es vivir’. Culminó con ‘Mediterráneo’, ‘Lucía’, ‘Hoy puede ser un gran día’, ‘Aquellas pequeñas cosas’ y ‘Fiesta’, como tiene que ser. Porque hay cosas que no deben cambiar, canciones atemporales a las que hay que recurrir y que siempre, siempre, siempre suenan a presente, el territorio que domina Joan Manuel Serrat desde hace 50 años.

http://www.diariosur.es/culturas/musica/201507/11/antologico-serrat-malaga-20150711004238.html