lunes, noviembre 30, 2015

Hace 100 años que vino al mundo Juanito Valderrama


Hace 100 años que vino al mundo Juanito Valderrama

Hace 100 años que vino al mundo Juanito Valderrama, voz radiofónica y banda sonora de un tiempo y de un país. 
Su hijo ha orquestado un sentido homenaje en el que participa Serrat como parte de la versión colectiva de El emigrante y cantando a dúo con Juanito Valderrama Romance de Curro el Palmo. 
Nos hubiera gustado que Serrat se hubiera animado con alguna de esas coplas de Valderrama tan de su gusto pero problemas de agenda han simplificado su participación en este disco cuya escucha completa hoy recomendamos. 
Hay grandes nombres ahí: Poveda, Silvia Pérez Cruz, Pasión Vega, Manolo García, Víctor y Ana etc.

domingo, noviembre 29, 2015

Ecuador condecora a Joan Manuel Serrat



GIRA «ANTOLOGÍA DESORDENADA»

Ecuador condecora a Joan Manuel Serrat

AGENCIAS el 29/11/2015

La Asamblea Nacional (parlamento) de Ecuador condecoró el pasado noviembre al cantautor Joan Manuel Serrat con la medalla "Adalberto Ortiz" en reconocimiento a su trayectoria de 50 años de carrera artística.

Joan Manuel Serrat, quien al día siguiente ofreció un concierto en Quito dentro de su gira "Antología Desordenada", recibió la distinción en un acto en el que expresó sus sentimientos de admiración y cariño hacia ese país andino, informó en un comunicado la institución legislativa.

La presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, manifestó en presencia de legisladores y artistas invitados al acto que la medalla "Adalberto Ortiz" se concede a artistas nacionales o extranjeros que se han destacado por su obra, dejando un legado trascendente de identidad y lucha por el respeto al ser humano.

Rivadeneira recordó que la distinción lleva el nombre del escritor esmeraldeño Adalberto Ortiz, "un gran narrador y poeta de la 'negritud' ecuatoriana, que supo contagiarnos de la voz de los sin voz, del ritmo y los sueños de los afrodescendientes que hoy se han incorporado en nuestro Ecuador revolucionario", dijo.

"Saber que estamos a tu lado nos dice que estamos en el lado correcto, que caminamos hacia un futuro de esperanza, que al andar hacemos camino en muchos sentidos: van a nuestro lado la música, el canto y el amor de nuestros pueblos como la mejor compañía", expresó.

El trovador catalán agradeció la distinción y deseó a los legisladores que puedan "trabajar por un país y un mundo mejores".

"Una condecoración, un premio, más que responder a unas virtudes estrictas y determinadas, responde, por encima de cualquier cosa, al afecto, que probablemente es uno de los bienes más preciados que tenemos", aseguró.

"Siento mucha satisfacción de poder dedicar mi vida a este oficio de escribir canciones y de cantar mi oficio, lo que me ha permitido recorrer el mundo y compartir los presentes de cada día, y de muchos lugares a los que nunca hubiera llegado si no me hubiera llevado de la mano este oficio", añadió.

"La dignidad de la cultura, la ternura como arma posible, la terquedad en las buenas causas, son cosas difíciles de transmitir, y es bueno que sepas que lo consigues con tu trabajo porque pones el alma en hacerlo", finalizó el trovador.

En el acto participaron el ministro de Cultura, Guillaume Long, autoridades de la Asamblea Nacional y representantes de diferentes ámbitos artísticos.

El concierto

Al día siguiente del acto de condecoración y durante cerca de dos horas Serrat hizo gala de su renombrado arte y abrió el recital en el Teatro Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana de una manera elegante y descomplicada con El carrusel del Furo.

Aparentemente afectado por el frío y la altura de Quito (2.850 metros sobre el nivel del mar), Serrat debió pedir a sus músicos que detuvieran su segunda canción, De vez en cuando la vida, por unas molestias en la garganta.

Sólo al final del concierto contó que ese malestar fue causado por haber comido "tostado" (maíz tostado, muy popular en Ecuador) antes de su presentación.

Tomó un sorbo de agua y empezó nuevamente a cantar con la fuerza que le han llevado a ser uno de los cantautores más importante en tierras latinoamericanas.

Recordó las canciones que lo han inmortalizado y que con ahínco coreó un público sorprendido, porque el artista compartió con ellos hechos de su vida que marcaron su vida artística.

Mi niñez, Hoy por ti, mañana por mí y Tu nombre me sabe a yerba cerraron su primer bloque de canciones entre comentarios que no dejaron de lado asuntos espinosos como el maltrato infantil y los agravios a la niñez.

Tomó una silla y con guitarra en mano cantó Niño silvestre y Algo personal, como para recordar alguno de sus clásicos, aunque tampoco faltaron sus temas en catalán y enlazadas.

Prosiguieron Cançó de bressol, dedicada a su madre, y luego Paraules d'amor, que la cantan en "serenatas, karaokes, bautizos, bodas y divorcios y, tal vez, en velorios", bromeó antes de cantarlas.

Ara que tinc vint anys (Ahora que tengo veinte años), una de sus canciones "más amortizadas", con el paso de los años ya no se notaba "muy bien" y por eso decidió "jubilarla", contó.

"Pero soy un catalán y no puedo ir por la vida tirando éxitos. Y seguimos con la canción y por cuenta propia decidí retocar la canción y cambiarle solamente el título. Hoy se llama Llevo veinte años diciendo que hace veinte años que digo que tengo veinte años, dijo en medio de la risa de los asistentes.

Rememoró que han transcurrido cincuenta años desde la primera vez que pisó un escenario y, por eso, dijo que esta gira recuerda aquellas canciones que le han permitido llegar al éxito.

Por eso, afirmó sin tapujos, que su exitosa carrera le ha permitido "hacer algo que me gusta, que me divierte y con lo que me gano la vida".

"Son canciones que corresponden a mi prehistoria musical", comentó sin dejar de hacer bromas durante todo el espectáculo que continuó con melodías como Señora, Esos locos bajitos, Para la libertad y No hago otra cosa que pensar en ti, en la que aprovechó para destacar a los cinco músicos o su "flotilla" que le acompañan. 

En el proyecto de Antología Desordenada trabajó por dos años y no olvidó detalles comoMediterráneo, Lucía y Hoy puede ser un gran día, que provocó que por dos ocasiones el público se levantara de sus asientos para ovacionarlo. 

Cantares y Aquellas pequeñas cosas sellaron una noche de complicidad con el público quiteño del cantautor catalán.

http://www.cancioneros.com/co/7897/2/ecuador-condecora-a-joan-manuel-serrat

sábado, noviembre 21, 2015


Joan Manuel Serrat habla de su amor por el continente americano

El autor de canciones icónicas de nuestra lengua nunca ha sido ajeno a la historia ni a las canciones de este continente

21 DE NOVIEMBRE DEL 2015


Nació en el Mediterráneo o en un pueblo blanco, pero creció para convertirse (Joaquín Sabina dixit) en el cantautor cuyas canciones reflejan, como las de ninguno, el sentir de varias generaciones de españoles. Y, por qué no decirlo, también de latinoamericanos.Joan Manuel Serrat es catalán y es español, pero no hay nación hispanohablante que le niegue el título de hijo adoptivo.

Hablar de Joan Manuel Serrat, después de todo, no solo es evocar al autor de canciones como “Penélope”, “Aquellas pequeñas cosas”, “Para la libertad” o la monumental “Fiesta”. Es, también, evocar la figura del contestatario, del amigo del hombre contra los dictadores, del exiliado que quiso prevenir de este destino a un continente entero. La figura, en fin, de un artista completo y complejo, que no solo hizo suyas las líneas de Machado que dicen “verso a verso”, sino también las que rezan “golpe a golpe”. La palabra viva, los ojos brillantes, el abrazo hermano.

Casi desde el inicio de tu carrera has mantenido una relación muy estrecha con los países latinoamericanos. ¿Cómo fue para ti la experiencia del descubrimiento de América?

Fue amor a primera vista, un descubrimiento en el mejor sentido de la palabra. Yo venía de un país oscuro, donde la dictadura estaba muy consolidada todavía, y la efervescencia que se vivía en los países de Latinoamérica a finales de los 60, para un chico joven y entusiasta, era algo deslumbrante, que me cautivó e hizo que me implicara inmediatamente con lo que ocurría.

Años después, en 1975, estuviste exiliado en México…

Fue una época difícil, pero tuve la inmensa suerte de que México se me entregara como una segunda casa, en la que pude seguir haciendo música.

¿El año que pasaste en México te sirvió para afianzar tu presencia en el resto del continente?

No lo sé. El exilio tampoco me llevó a tantos lugares, porque para ese entonces yo ya estaba prohibido en Argentina y Chile, y en Perú tampoco había muy buenas expectativas democráticas. No creo que fueran muy buenas épocas para la difusión de mi trabajo.

En el caso de Chile, sé que apoyaste públicamente a Allende.

Sí, siempre he apoyado a Allende, como he apoyado a cualquier gobierno de régimen progresista, y a su devenir seguí ligado cuando se produce el alzamiento en el 73. Muchos chilenos murieron, otros tantos fueron encarcelados y torturados, y cientos de miles fueron condenados al exilio.

Frente a la situación en España también te mostraste combativo. Por ejemplo, cantar lo de “banderas lilas, rojas y amarillas” [colores de la bandera de la República Española, en la canción “Fiesta”] en plena dictadura…

Eso, más que combativo, es republicano. Y ha habido otras simbologías que me han acompañado y a las que yo he acompañado, pero fundamentalmente porque yo he sido siempre profundamente antifranquista. Nunca me han gustado los dictadores: creo que son muy malos para su país y para su pueblo. Por muchos problemas y deficiencias que tengan los gobiernos democráticos, creo que sigue siendo el menos malo de los regímenes políticos que yo conozco.

En cuanto a lo musical, has cantado a autores latinoamericanos como Violeta Parra y José Alfredo Jiménez. Recuerdo también una versión tuya de “Cambalache”, el tango de Santos Discépolo.

Bueno, no es normal que cante “Cambalache” en el escenario, pero naturalmente reconozco una influencia. Uno se influencia de todo lo que le gusta y de todo lo que ama.

El concierto

Lugar: Gran Teatro Nacional (Av. Javier Prado Este 2225, San Borja). Día y hora: Hoy a las 9 p.m. Entradas: A la venta en Teleticket.

http://elcomercio.pe/luces/musica/joan-manuel-serrat-habla-su-amor-continente-americano-noticia-1858042

viernes, noviembre 20, 2015

Celebridades elogian a Joan Manuel Serrat como Persona del Año



Celebridades elogian a Joan Manuel Serrat como Persona del Año

GISELA SALOMON / AP | 11/20/2014

LAS VEGAS- Una de las palabras que más se escuchó en la noche fue gracias. Gracias por las enseñanzas, por el compromiso con la libertad, por las letras poéticas, por la música... y por el premio.

Con agradecimientos, recuerdos, revelaciones, alegría y mucha música, un cúmulo de estrellas de Latinoamérica y España honró el miércoles por la noche a Joan Manuel Serrat como Persona del Año de la Academia Latina de la Grabación, una de las distinciones más importantes para los artistas de habla hispana.

Desde Joaquín Sabina hasta Rubén Blades, pasando por Jorge Drexler, Juanes, Andrés Calamaro, René Pérez, Pablo Alborán, Diego Torres y Vicentico, se deshicieron en elogios para Serrat durante una gala a la que asistieron varios cientos de artistas y personalidades de la industria.

Serrat, que se mantuvo sentado durante gran parte de la velada, sólo subió al escenario para recibir un trofeo de manos de Laura Tesoriero y Neil Portnow, presidente de la Academia Nacional de las Artes y Ciencias de la Grabación, y posteriormente interpretó su emblemática canción “Mediterráneo”, a pedido del público.

“Muchas gracias, me siento muy feliz, muy honrado esta noche. Es muy emocionante para mí. Por primera vez asisto a un concierto mío en el que no canto”, manifestó el artista catalán, refiriéndose a la gala en la que otras estrellas interpretaron algunos de sus éxitos más resonados. Tras pedirle a los espectadores que se sentaran porque “esto da para largo”, explicó que canta “por el gusto de cantar, para compartir historias con la gente”, y que escribe canciones “porque sencillamente es echar para afuera este mundo que uno lleva” adentro.

Preguntó cómo podría retribuir tanta felicidad al público, y tras escuchar un fuerte aplauso se dispuso a cantar junto a una orquesta que no conocía pero que había interpretado ya varias de sus canciones con los artistas que lo honraron. El público se lo agradeció con un aplauso que pareció interminable. Serrat se fue y terminó la gala.

Pero antes, una constelación de estrellas interpretó algunas de sus canciones e hizo bailar desde las sillas al público durante gran parte de la casi hora y media que duró el concierto, realizado en la víspera de los Latin Grammy.

“Nano querido creo que esta noche es especial para devolverte esta canción que te pedí prestada hace tiempo. Era muy caro mantener a ‘Penélope’”, le dijo Diego Torres, tras entonar algunas de las estrofas de ese famoso tema. “Hoy tomo prestada otra canción que voy a cantar con la española India Martínez”, expresó, y de inmediato interpretó “Aquellas pequeñas cosas”.

Torres y Martínez bailaron juntos abrazados y, al terminar, él le dijo a Serrat en broma: “Mirá las cosas que me haces hacer. Qué trabajo tan feo es este. Gracias”.

El show comenzó después de una cena de una hora en la que los comensales degustaron lomo “saltado” y quesadilla salvadoreña con verduras, corvina a la plancha, camarón relleno de manchego y croquetas de yuca con salsa de ají amarillo. Para el postre: pastel de pionono con fresa y dulce de leche, café y cacahuate crujiente con esfera de chocolate.

http://lavoztx.com/news/2014/nov/20/celebridades-elogian-joan-manuel-serrat-como-perso/